EL AUDI R15 TDI DEBUTA A LO GRANDE

-. El nuevo prototipo de Audi se impone en las 12 Hours de Sebring (EE.UU).
-. Ha sido la edición más rápida de Sebring de todos tiempos.
-. Audi gana también el Trofeo a la Eficiencia.

Madrid.- El Audi R15 TDI derrotó a sus rivales en la carrera que suponía su debut oficial. Dindo Capello (Italia), Tom Kristensen (Dinamarca) y Allan McNish (Escocia) consiguieron un triunfo histórico en las 12 Horas de Sebring (Florida, Estados Unidos) a los mandos del último sport prototipo con mecánica diesel construido por AUDI AG. Los pilotos de Audi completaron 383 vueltas, batiendo en anterior récord por nada menos que 13 giros.

En la que ha sido la edición de las 12 Horas de Sebring más rápida de la historia, los dos Audi R15 TDI del Audi Sport Team Joest realizaron la prueba sin sufrir ningún problema mecánico, a pesar de que el revolucionario prototipo de Le Mans había efectuado su “bautismo” en pista el pasado mes de diciembre. La mala climatología de los meses de invierno imposibilitó completar el programa de pruebas de Audi Sport, llevado a cabo con temperaturas nunca superiores a los 15 grados en circuitos europeos.

En Sebring, el equipo Audi tuvo que hacer frente a temperaturas que casi duplicaban esa cifra y trabajó día y noche para seguir conociendo el nuevo prototipo diesel y adaptarlo a la ondulada pista del centro de Florida. Los pequeños problemas de juventud que fueron surgiendo en carrera fueron solventados a tiempo.

En carrera, el nuevo Audi R15 TDI se mostró rápido desde que el semáforo se puso verde y Allan McNish superó al Acura/Honda autor de la pole nada más arrancar, completando la primera vuelta de carrera en cabeza con más de cinco segundos de ventaja. Con el paso de las vueltas iría quedando claro que no serían los Acura/Honda, sino los dos Peugeot 908, los enemigos a batir. De hecho, el liderato cambiaría de manos nada menos que en doce ocasiones entre Audi y Peugeot, cuyos cuatro prototipos se pasaron muchas fases de la carrera separados por sólo unas pocas décimas de segundo.

En la emocionante fase final de la carrera, Allan McNish tuvo la oportunidad de exprimir a fondo la óptima distribución de pesos del nuevo R15 TDI, así como su sofisticada aerodinámica, aspectos ambos muy evolucionados con respecto al R10 TDI. Tal fue la ventaja que logró acumular, que pudo detenerse para un último repostaje rápido a pocas vueltas del final sin perder el mando de la prueba. Cruzó la meta con 22,279 segundos de ventaja sobre el Peugeot clasificado en la segunda posición.

Esta ha sido la novena victoria absoluta de Audi en Sebring, algo que permite que se mantenga una racha impresionante. De hecho, después de que el Audi R8 ganara en el año 2000, el Audi R10 TDI lo hiciera en 2006 y el R15 TDI gane esta temporada, se puede decir que todos los prototipos de Le Mans que Audi ha hecho debutar en Sebring se han estrenado con victoria. Tom Kristensen sumó su quinto triunfo personal en la clásica prueba de resistencia americana, lo que le convierte en el piloto más laureado en la historia de la carrera. Dindo Capello acumula ya cuatro triunfos en Sebring, mientras que Allan McNish conquistó la que supone su tercera victoria.

El éxito de Audi en Sebring lo completaron el trío de alemanes Lucas Luhr, Mike Rockenfeller y Marco Werner, que se clasificaron en la tercera posición con el segundo Audi R15 TDI. Luhr y Rockenfeller se vieron obligados a completar entre los dos casi toda la carrera, después de que Marco Werner se viera obligado a retirarse debido a una lesión en sus costillas. Aun así, se mantuvieron a la estela de sus compañeros y líderes de la carrera durante muchas vueltas. Sólo hacia el final de la carrera cedieron terreno, como consecuencia del pinchazo de la rueda delantera derecha, que obligó a Lucas Luhr a efectuar una parada en boxes inesperada cuando quedaban muy pocas vueltas para la bandera a cuadros. Fue la única detención no programada por el Audi Sport Team Joest en toda la jornada.

El Audi R15 TDI no sólo fue el prototipo más fiable y rápido de la carrera en su debut, sino también el más eficiente. Audi se hizo con un sólido doblete en la popular competición “Michelin Green X Challenge”, en la que se mide el consumo en relación con las prestaciones.

Para Audi, las 12 Horas de Sebring han sido un ensayo general para las 24 Horas de Le Mans, en la que tomarán parte tres unidades del nuevo R15 TDI. El Audi Sport Team Joest se enfrenta ahora a un intenso programa de pruebas hasta la carrera francesa, programada para los días 13 y 14 de junio.

Protagonistas en Sebring

Dr. Wolfgang Ullrich (Director de Audi Motorsport): “Este es un gran resultado para un coche nuevo, que llegaba a Sebring con menos kilómetros de pruebas de los que habíamos previsto. No sólo hemos asistido a la edición más rápida de la historia de las 12 Horas de Sebring, sino también a una de las más emocionantes, con numerosos cambios de líder y una batalla muy cerrada entre Audi y Peugeot. Inmejorable celebración de la que era la carrera número 100 de las American Le Mans Series desde 1999. Hemos visto a cuatro coches marcar tiempos prácticamente idénticos durante muchas vueltas, decidiéndose la carrera al final por pequeños detalles. Lástima que nuestro segundo coche, que también estuvo delante durante una buena parte de la prueba, perdiera algo de tiempo hacia el final. Estoy muy satisfecho con el debut de nuestro nuevo Audi R15 TDI y me gustaría darles las gracias a todos los que hicieron posible este triunfo”.

Ralf Jüttner (Director Técnico del Audi Sport Team Joest): “Todo el equipo ha tenido que trabajar muy duro, pero ha sido una gran experiencia. Terminar primeros y terceros frente a una competencia tan sólida y con tan poco tiempo para prepararnos y logrando establecer un nuevo récord de distancia es algo realmente excepcional. No sólo veníamos aquí con un coche completamente nuevo, sino que en el equipo también había cambios significativos, que incluían un nuevo jefe de mecánicos en el coche ganador. Ha sido una carrera de locura. Los Peugeot fueron muy rápidos. El juego de relevos dobles y simples y tener que remontar constantemente puso nuestros nervios a prueba. Yo estoy absolutamente exhausto. Los dos equipos hicieron un trabajo fenomenal. Estoy orgulloso de todos”.

Dindo Capello (Audi R15 TDI nº2): “Ha sido una carrera fantástica y una victoria fantástica para que Audi la sume a las de los debuts conseguidas aquí con el R8 (2000) y el R10 TDI (2006). Honestamente, no me esperaba ganar con el R15 TDI en Sebring, porque el coche es muy nuevo y hemos podido probarlo poco en Europa. Completar la carrera sin problemas de principio a fin con un coche tan nuevo es casi increíble. Es un resultado de ensueño, que demuestra la increíble tecnología al alcance de Audi. Estoy muy orgulloso de formar parte de este equipo y de la marca Audi, de pilotar para Audi Sport y de tener dos grandes compañeros como Allan y Tom”.

Tom Kristensen (Audi R15 TDI nº2): “Me siento increíblemente bien. ¡Vaya carrera!, la más rápida que se ha hecho en Sebring, con récord de distancia incluido. Ganar con un coche tan nuevo que había completado tan pocos kilómetros de pruebas sobre piso seco es increíble. Yo gané aquí en el debut del R8, luego en el del R10 TDI y ahora con el R15 TDI, gracias al buen hacer y a la cualificación del equipo. Todos los componentes de Audi Sport y los seis pilotos que vinimos a Sebring hemos trabajado muy duro para lograr batir a Peugeot en esta pista tan difícil y después de una lucha durísima. Me siento orgulloso de pertenecer a este equipo. Es una sensación inigualable”.

Allan McNish (Audi R15 TDI nº2): “Nuestro nuevo R15 TDI no sufrió ni un solo problema en toda la carrera y eso permitió que Audi se anotara una nueva victoria en Sebring. La edición de este año de las 12 Horas de Sebring pasará a la historia como una de las mejores, si se tiene en cuenta la competencia y la intensidad de la lucha de principio a fin, que la convirtió en una carrera al sprint, con dos últimas horas que resumen a la perfección la esencia de Audi Sport: arrojo y determinación. El equipo entero puede sentirse orgulloso por poder llevarse de nuevo los laureles para Audi”.

Lucas Luhr (Audi R15 TDI nº1): “Ha sido un día duro para nosotros. Marco (Werner) tuvo que abandonar por culpa de su lesión. Ello supuso que nosotros tuviéramos que completar la carrera entera con sólo dos pilotos. Está claro que hubiéramos preferido ganar la carrera o contribuir a un doblete de Audi. Pero la competencia fue muy dura. El otro coche del equipo era ligeramente más rápido y por eso se merecía la victoria. Nosotros simplemente no pudimos conseguirlo. A pesar de la decepción personal, podemos estar satisfechos. Todos los miembros de Audi Sport y del Team Joest pueden estar orgullosos de superar con éxito una carrera como la de Sebring con dos coches completamente nuevos que no experimentaron ningún problema de consideración”.

Mike Rockenfeller (Audi R15 TDI nº1): “Me he subido tres veces al coche y las cosas fueron bien en líneas generales en cada una de ellas. Logré rodar prácticamente en los mismos tiempos marcados por el otro coche del equipo. Por desgracia, no pudimos terminar más arriba del tercer puesto, pero yo estoy satisfecho con mi actuación. El coche ha rodado francamente bien. Es una pena que Marco (Werner) se lesionara, pero tener que completar la carrera con sólo dos pilotos no fue un problema especialmente grande para nosotros. Felicito a mis compañeros y a Audi. Muchos han venido a competir a Sebring con coches nuevos, pero nosotros podemos estar orgullosos de terminar la prueba con los dos coches prácticamente sin verse afectados por grandes problemas. Nos servirá de gran experiencia para Le Mans”.

Marco Werner (Audi R15 TDI nº1): “Ha sido un día fantástico para Audi. “Hay alguna manera de mejorar el debut de un coche que hacerlo ganando en Sebring” Allan (McNish) ha vuelto a hacer un trabajo increíble, al igual que el resto del equipo. Ha sido una carrera muy emocionante, una de las más increíbles que he visto nunca. Y digo “visto”, por desgracia para mí, porque mi lesión en las costillas me impidió continuar corriendo”.

Clasificación 12 Horas de Sebring

1. Capello/Kristensen/McNish (Audi R15 TDI) 383 vueltas, en 12h 00m 38.638s
2. Sarrazin/Montagny/Bourdais (Peugeot) + 22.279s
3. Luhr/Rockenfeller/Werner (Audi R15 TDI) – 2 vueltas
4. Fernandez/Díaz (Acura/Honda) – 23 vueltas
5. Minassian/Klien/Lamy (Peugeot) – 27 vueltas
6. Magnussen/O¿Connell/García (Chevrolet) – 34 vueltas
7. Beretta/Gavin/Fässler (Chevrolet) – 35 vueltas
8. Melo/Kaffer/Salo (Ferrari) – 51 vueltas
9. Companc/Russo/Bruni (Ferrari) – 53 vueltas
10. Farnbacher/James (Panoz) – 54 vueltas

Esta entrada fue publicada en Audi, Competicion en circuitos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario