EL AUDI R10 TDI TERMINA INVICTO UNA TEMPORADA DE RÉCORDS

– Doblete en la última carrera de las American Le Mans Series
– El bajo consumo del motor TDI de Audi, decisivo
– Ocho victorias para el R10 TDI en ocho carreras

Con el doblete conseguido en la última carrera de la temporada de las American Le Mans Series disputada en Laguna Seca (California), AUDI AG ha vuelto a escribir una nueva página de oro en la historia del automovilismo. El Audi R10 TDI se ha convertido en el primer prototipo de Le Mans que acaba invicto su primera temporada completa. El revolucionario coche de carreras Diesel ha competido en ocho pruebas desde que debutara el pasado mes de marzo y ha cruzado la línea de meta como ganador absoluto en todas ellas.

En el triunfo en Laguna Seca ha sido decisiva la ventaja de consumo del moderno motor TDI V12. Tras salir desde la cuarta y quinta posición de la parrilla, ambos Audi R10 TDI perdieron una vuelta en la primera mitad de esta turbulenta carrera. Emanuele Pirro tuvo que entrar en boxes después de sólo tres vueltas cuando parte de la cámara a bordo se soltó y se cayó entre los pedales. Por su parte, cuando estaba a punto de finalizar la segunda hora, Allan McNish chocó con un competidor al frenar para afrontar el famoso “sacacorchos”. El cambio de la parte delantera dañada del Audi y la penalización de “stop and go” también le costó una vuelta al segundo R10 TDI.

Con una estrategia inteligente, en la que supieron aprovechar perfectamente las salidas a pista del “safety car”, el equipo de Audi North America fue capaz de devolver ambos coches a la cabeza en la misma vuelta. Fue en la fase final de esta emocionante carrera, cuando el bajo consumo del motor Diesel marcó la diferencia. Mientras los competidores tuvieron que entrar en boxes una vez más durante la parte final para repostar combustible, ambos R10 TDI continuaron hasta el final sin detenerse. Allan McNish fue capaz de completar 64 de las 159 vueltas con un solo tanque de gasoil.

Con las últimas gotas del combustible Shell Diesel V-Power en el depósito, McNish cruzó bajo la bandera a cuadros como ganador. Para el escocés y su compañero de equipo, el italiano Dindo Capello, era su séptima victoria. Con 23 triunfos totales, Dindo Capello se ha convertido en el piloto con más éxitos en las American Le Mans Series. Además, Audi es también el primer fabricante que gana todas las carreras de la clase LM P1 de las ALMS en una temporada. Dindo Capello y Allan McNish, que ya habían conquistado el título de pilotos, han ganado ocho carreras y Frank Biela y Emanuele Pirro, dos. El alemán y el italiano completaron el éxito Audi en Laguna Seca con su segundo puesto con el que el Audi R10 TDI firmó su tercer doblete del año.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario