EL AUDI R10 TDI FRENTE A UN REACTOR DE COMBATE

  • El ganador de Le Mans planta cara a un Harrier “Jump Jet”
  • El deportivo Diesel estuvo muy cerca de superar al avión de combate
  • 5,000 espectadores fueron testigos del reto

Audi ha demostrado una vez más las sorprendentes prestaciones de sus modernos motores Diesel en un duelo único previo al “Festival de Velocidad” celebrado en Goodwood (Inglaterra). En una espectacular carrera de aceleración de un kilómetro de distancia en RAF Wittering, el Audi R10 TDI ganador de Le Mans, conducido por Allan McNish, plantó cara hasta el final a un avión de combate de 15.000 CV de la Fuerza Aérea Real (RAF) siendo batido finalmente por un estrecho margen.

Aunque el Audi R10 TDI de 650 CV está inicialmente diseñado para empezar las carreras en “salida lanzada” en lugar de parado, el revolucionario deportivo TDI fue más rápido en la salida y lideró prácticamente todo el tramo de un kilómetro. El Harrier GR7 sólo superó al R10 TDI en el momento del despegue, por literalmente “una nariz”, ante la expectación de 5.000 asistentes.

“Ha sido esencialmente una carrera de entretenimiento -explica el piloto de Audi, Allan McNish- pero cuando un piloto de carreras y uno de aviación se enfrentan, el asunto toma rápidamente un aire de seriedad. Estar tan cerca de batir a un reactor de combate Harrier ha sido un enorme logro para la tecnología Audi TDI, sobre todo si se tenemos en cuenta que no se ha realizado ninguna modificación en el R10 TDI para esta prueba”.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario