EL AUDI Q7 3.0 TDI AHORA CON 240 CV

– La nueva versión de este motor incrementa su potencia en 7 caballos y el par máximo en 50 Nm.
– El consumo se reduce en 0,7 litros cada 100 km y pasa de los anteriores 10,5 l/100 km a los 9,8 l/100 km.
– También bajan las emisiones de CO2 de 282 a 260 g/km.

A partir de mediados de noviembre empieza a comercializarse la última versión del motor 3.0 TDI en el Q7, la mecánica que acapara el mayor número de ventas en este modelo de Audi. Este moderno propulsor de 6 cilindros en V, con sistema de inyección Common Rail e inyectores piezoeléctricos, consigue un aumento de potencia de 7 caballos e incrementa el par máximo en 50 Nm, lo que se traduce, además de en unas prestaciones mejoradas, en consumos más bajos y niveles de emisiones de CO2 inferiores.

El Audi Q7 3.0 TDI utilizará desde el próximo mes la variante más actualizada de esta mecánica, que ya se emplea en el A5 y que también equipará al futuro A4. La potencia es ahora de 240 CV, frente a los 233 CV de la versión anterior, y el par máximo pasa a 550 Nm, pero lo más importante es que el 90% de esa cantidad está disponible entre las 1.500 y las 3.250 rpm, algo que contribuye de forma significativa al agrado de conducción.

Con los reajustes llevados a cabo en el motor, la aceleración de 0 a 100 km/h baja de 9,1 a 8,5 segundos, al mismo tiempo que se logra una disminución del 7% en el consumo de combustible, que pasa de 10,5 a sólo 9,8 l/100 km. Esta reducción también repercute en las emisiones de CO2 que, a pesar del aumento de potencia, bajan a los 260 g/km, cuando la cifra de la versión anterior era de 282 g/km. Aunque el vehículo está homologado como EU4, será el primer Audi que cumpla la rigurosa normativa europea EU5 en materia de emisiones contaminantes, una normativa que no entra en vigor hasta septiembre de 2009.

Por lo que respecta a la velocidad máxima, permanece invariable, con unos valores de 210 km/h para el modelo que utiliza la suspensión convencional y 216 km/h para el que lleva suspensión neumática. Esa pequeña diferencia es debida a la mejora aerodinámica que se consigue con este último sistema al poder bajar la altura de carrocería.

Al igual que en el Q7 3.0 TDI que se ha estado vendiendo hasta la fecha, la nueva versión estará equipada con la caja de cambios automática Tiptronic de seis velocidades y con la tracción total quattro que, en condiciones normales, transmite el 40% de la fuerza al eje delantero y el 60% restante al trasero.

A pesar de las mejoras tecnológicas que aporta y que suponen un funcionamiento mucho más eficiente del motor, el nuevo Audi Q7 3.0 TDI sólo incrementa su precio en 770 euros con respecto al modelo anterior, que dejará de fabricarse simultáneamente. El precio final, con impuestos y transporte incluidos, es de 56.300 euros en el mercado español.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario