EL AUDI NUVOLARI QUATTRO FUE PRESENTADO EL SÁBADO EN EL MÍTICO CIRCUITO DE LE MANS

El Audi Nuvolari quattro, el Gran Turismo del futuro, fue presentado a los aficionados poco antes de la salida oficial de las 24 Horas de Le Mans, el pasado sábado 24. Michèle Mouton, la única mujer que se impuso en una prueba del Campeonato del Mundo de Rallies, fue la encargada de conducir el vehículo. El copiloto de Mouton en el mítico circuito, en el que Audi obtuvo tres históricas victorias en 2000, 2001 y 2002, fue Walter da Silva, director de diseño de Audi y uno de los “padres” del Audi Nuvolari quattro.

A la presentación dinámica del sábado en el circuito, se sumó la participación por invitación del Nuvolari quattro en el desfile de pilotos en el centro de la ciudad de Le Mans el viernes, día previo a la disputa de la prueba de 24 horas.

La denominación del estudio de diseño Audi Nuvolari quattro se debe a una leyenda de la competición que en 1933, hace exactamente setenta años, se impuso en las 24 Horas de Le Mans: Tazio Nuvolari. El piloto italiano, que nació en 1892 en Mantua y murió en 1953, escribió el más importante capítulo de la historia del deporte motor en la primera mitad del siglo pasado.

Su estilo de pilotaje espectacular se convirtió en su marca registrada, al igual que su jersey amarillo, que utilizaba siempre en competición. En 1938 Nuvolari cambió de equipo y se convirtió en piloto oficial de Auto Unión y en 1939 consiguió la última victoria de Grand Prix para la marca.

El Audi Nuvolari quattro combina la tecnología pionera y la dinámica de conducción de un coche de Gran Turismo de altas prestaciones con el estilo futuro de los vehículos Audi. Tras su estreno en el Salón de Ginebra, el coupé 2+2 con las típicas proporciones de un GT clásico fue conducido por primera vez en un circuito de competición frente a más de 100.000 espectadores.

El motor es el más potente que haya desarrollado Audi para su utilización en un coche de producción: es una mecánica V10 FSI de cinco litros biturbo de 600 CV de potencia, que desarrolla una cifra de par de 750 Nm. El Nuvolari quattro acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,1 segundos.

La tecnología innovadora está presente en cada uno de los elementos del Audi Nuvolari quattro. La carrocería cubierta de aluminio está construida con el sistema Audi Space Frame, lo que proporciona una inigualable relación peso–potencia, con el más alto grado de rigidez estructural. Ésta es la base más idónea para las excelentes cualidades de marcha de este Gran Turismo.

La caja de cambios automática de seis marchas tiene un sistema electrónico que adecua la regulación apropiada de potencia y par. Si lo desea, el piloto puede cambiar de forma manual utilizando las teclas basculantes situadas en el volante de dirección. Para un vehículo de esta potencia, está de más aclarar que el sistema de transmisión es integral permanente quattro. Los discos perforados del sistema de frenos de competición son perfectamente visibles por detrás de las llantas de nueve radios.

La suspensión de aluminio del Nuvolari quattro está diseñada especialmente para las capacidades de este Gran Turismo. En conjunto el sistema neumático adaptable, el sistema de suspensión delantero de cuatro brazos y el trasero por eje trapezoidal aseguran un destacado comportamiento de marcha y la típica agilidad de un vehículo netamente deportivo. El Audi Nuvolari quattro también es un auténtico Gran Turismo apto para largas distancias debido al alto nivel de confort que proporciona la suspensión neumática adaptable.

Con la presentación del Nuvolari quattro en Le Mans Audi ha mostrado con claridad el camino que seguirá la marca en el futuro; queda simbolizado por su naturaleza deportiva sin compromisos, que combina las más altas cualidades tecnológicas con un diseño y elegancia únicos.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario