EL AUDI A5 SPORTBACK – LO MEJOR DE TRES MUNDOS

Audi presenta un nuevo concepto de automóvil: el Audi A5 Sportback. Este cinco puertas, con una trasera larga y de trazo fluido, combina lo mejor de diferentes mundos automovilísticos: es sugerente y elegante como un coupé, cómodo como una berlina y práctico con un Avant. Tras el lanzamiento del Coupé y del Cabrio llega ahora el Sportback, que se convierte en el tercer miembro de la familia de modelos A5.

Con un emotivo diseño, elevado poder de adaptación y respuesta a la actividad diaria, un deportivo carácter y motores tan eficientes como potentes, el A5 Sportback llegará a los concesionarios Audi el próximo mes de septiembre. Las ventas ya han comenzado con un precio base de 35.220 €.

Con el A5 Sportback, Audi, creador del Avant, impone nuevas tendencias en el diseño de automóviles. Este coupé de cinco puertas viene definido por sus elegantes líneas. Su altura es 36 mm inferior a la de la berlina A4; el corto voladizo delantero, la larga batalla, la ancha vía y las cuatro puertas sin marco con su estrecha franja acristalada conforman una imagen global de deportiva elegancia.

El interior es espacioso y el confort elevado en las cuatro plazas. El gran portón del maletero se integra con gran armonía en el largo perfil de la zaga con montantes C inclinados, el borde de ruptura aerodinámica enfatiza la tensión de su alargado contorno. El volumen del maletero, de 480 litros, es casi idéntico al del A4 Avant, y aumenta hasta los 980 litros con los respaldos de los asientos traseros abatidos.

En cuanto a la propulsión, el A5 Sportback sigue de un modo consecuente el camino de las innovadoras tecnologías de Audi. Todos los propulsores son eficientes motores de inyección directa: los diésel basados en el refinado principio TDI y los gasolina en el concepto FSI. Además, todas las mecánicas cumplen con la normativa europea sobre emisiones contaminantes EU5. Todas las motorizaciones equipan de serie un sistema de recuperación de energía, capaz de recuperar energía en las fases de frenado y deceleración y de almacenarla provisionalmente en la batería.

El Audi A5 Sportback llega al mercado con tres motores de gasolina y tres motores TDI; a mediados de 2010 se lanzarán tres nuevas motorizaciones. Los motores de gasolina (los TFSI de dos litros con 180 y 211CV, y el V6 FSI de 3,2 litros con 265 CV) incorporan el Audi valvelift system, que gestiona de forma variable la alzada de las válvulas. Esta inteligente tecnología incrementa el rendimiento al tiempo que reduce el consumo de combustible.

El 2.0 TDI rinde 170 CV y se conforma con un consumo medio de 5,2 litros de combustible a los 100 km. Este propulsor se combina con el sistema de arranque y parada, que incrementa la eficiencia especialmente al circular en ciudad. Mayor potencia aún ofrece el 2.7 TDI de 190 CV. El 3.0 TDI por su parte, equipado con la caja de cambios S tronic, alcanza los 240 CV.

El diésel de mayor potencia traslada su fuerza a la tracción integral permanente quattro, al igual que los dos motores de gasolina. Las dos motorizaciones más potentes pueden combinarse opcionalmente con un diferencial deportivo de nuevo desarrollo con distribución variable de la fuerza motriz entre las ruedas del tren trasero, que proporciona un mayor dinamismo, disfrute de la conducción y seguridad. Los dos TDI con tracción delantera, el 2.0 TDI y el 2.7 TDI, y

el 2.0 TFSI (180 CV) se benefician de otra de las innovaciones de Audi: el sistema de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico en el eje delantero, que aumenta la agilidad y evita el subviraje.

El complemento perfecto aquí es el sistema Audi drive select para una mejor dinámica de conducción. Este sistema permite al conductor modificar a su antojo las características de la inyección de combustible, los regímenes de cambio del

S tronic de siete velocidades y la servoasistencia de la dirección servotronic dependiente de la velocidad de serie (a partir de 190 CV). El sistema se combina de manera modular con al menos uno de los tres componentes opcionales siguientes: el diferencial deportivo, la regulación adaptativa de la amortiguación y la dirección dinámica con desmultiplicación variable.

Motores

– Seis motores de entre 170 CV y 265 CV en el momento del lanzamiento,
tres motorizaciones más hasta mediados del año que viene

– Inyección directa para todas las motorizaciones

– Impresionantes prestaciones con una eficiencia ejemplar

– Todos los motores con sistema de recuperación de energía

– 2.0 TDI y 2.0 TFSI con sistema de arranque y parada

Transmisión de fuerza

– En función de la motorización, cambio manual, multitronic o S tronic de siete velocidades

– Tracción integral quattro para las motorizaciones más potentes, diferencial deportivo con distribución variable de la fuerza entre las ruedas traseras como opcional a partir de 240 CV.

Tren de rodaje

– Reparto equilibrado del peso entre los ejes, suspensiones de las ruedas en construcción ligera

– Ruedas de aluminio en formato de 17 pulgadas de serie, opcionalmente hasta 20 pulgadas

– Sistema de estabilización ESP con nuevo bloqueo transversal electrónico, de serie en las motorizaciones con tracción delantera

– Sistema Audi drive select para una mejor dinámica de conducción como opcional, regulación adaptativa para los amortiguadores, dirección dinámica y diferencial deportivo también como opcional

Carrocería

– Diseño deportivo y elegante con líneas de trazo tenso y fluido

– Gran portón trasero con cubierta del maletero divida en dos piezas

– Volumen del maletero de entre 480 y 980 litros

– Amplio interior con cómodo acceso

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario