EL AUDI A3 SE REFUERZA CON UN MOTOR AÚN MÁS EFICIENTE

-. Nueva mecánica 1.6 TDI de 105 CV.
-. Consume 4,1 l/100 km con unas emisiones de CO2 de sólo 109 g/km.
-. Llega al mercado a principios de junio.

Madrid.- Con su nuevo motor 1.6 TDI, Audi vuelve a demostrar que el placer de la conducción y la eficiencia no son cualidades que necesariamente se excluyan. A partir de junio, está disponible el Audi A3 con un motor 1.6 TDI de 105 CV que consume únicamente 4,1 litros de gasóleo a los 100 km, siendo sus emisiones de sólo 109 gramos de CO2 por km. Estas brillantes cifras se consiguen gracias a tecnologías orientadas a la eficiencia, tales como el sistema start/stop y la capacidad de recuperación de energía. Las prestaciones se sitúan en el mismo nivel de brillantez. Así, esta versión del Audi A3 acelera de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 194 km/h. Audi ya admite pedidos del nuevo A3 1.6 TDI de 105 CV con un precio de partida de 23.150 euros.

Con esta nueva mecánica, el Audi A3 refuerza su eficiencia y los beneficios para el usuario intrínsecos en la menor cilindrada. Se trata de rendimientos comparables a los de motores de mayor capacidad cúbica.

Audi entiende las mecánicas de cilindrada contenida como la base ideal para ofrecer automóviles sobrealimentados por turbo y también como el punto de partida hacia una extraordinaria eficiencia y un óptimo comportamiento. Audi consigue todo eso a base de la combinación de diversos componentes de su plataforma de eficiencia modular. El sistema start/stop de serie se muestra especialmente eficaz en la conducción por el ámbito urbano. En cuando el vehículo se detiene, la palanca de cambios está situada en punto muerto y el conductor quita su pie del pedal del embrague, el sistema detiene el motor. Éste vuelve a arrancar en el momento en que el pedal del embrague es presionado.

Pero el consumo de combustible se reduce también por otros métodos, antes de que el A3 se detenga en los semáforos. Así, el alternador, asistido por el sistema de recuperación de energía, convierte la energía cinética en impulso efectivo durante las fases de crucero y frenada, para almacenar dicha energía luego en una batería. En cuanto el conductor solicita más potencia del motor, en fases de aceleración, la batería suministra dicha energía almacenada, reduciendo al mismo tiempo la carga de trabajo del alternador. Ello supone un ahorro de combustible de hasta el tres por ciento.

En combinación con la tecnología de inyección por common rail de alta presión, estos sistemas consiguen rebajar el consumo del motor hasta sólo 4,1 litros a los 100 kilómetros. Además, el índice de emisiones se sitúa también en sólo 109 gramos de CO2 por kilómetro.

La versión de este nuevo motor diesel de cuatro cilindros, turboalimentado y con tecnología de inyección directa por common rail no hacen sino confirmar la reputación de Audi como marca pionera. Con su menor cilindrada, el consumo es menor mientras que el comportamiento se muestra tan impresionante como de costumbre.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario