EL 2.0 TFSI DE AUDI ELEGIDO, “MOTOR DEL AÑO”

El trabajo pionero de Audi en el dominio de la tecnología de inyección directa de gasolina FSI acaba de recibir el reconocimiento a nivel internacional. Un jurado especializado, formado por 56 reconocidos periodistas de 26 países, ha premiado al 2.0 TFSI con el galardón de “Motor del Año” por segunda vez consecutiva.

Audi es el primer fabricante en el mundo que ha combinado la inyección directa de gasolina con turbocompresor en la producción a gran escala. El 2.0 TFSI comenzó su éxito en el Audi A3 Sportback, y ahora también se incluye en la oferta del Audi A4 y A6. Está disponible en tres niveles de potencia que van desde los 170 CV hasta los 220 CV.

Lo que impresionó al jurado fueron las prestaciones del motor y el alto nivel de adaptabilidad al uso cotidiano. Por una parte, el excepcional par permite un estilo económico de conducción, mientras que, por otra, solamente es necesario pisar el acelerador para producir una impresionante fuerza y desatar espontáneamente su potencia.

Con la tecnología FSI, el combustible es inyectado directamente en la cámara de combustión. El inyector, localizado en la zona de de admisión en la cabeza del cilindro es accionado por una bomba de alta presión conducida por el árbol de levas y un depósito de presión compartido por todos los cilindros, el sistema common rail.

El motor turbo alcanza una relación de compresión de 10,5:1, cifra que, por otra parte sólo es alcanzada por motores atmosféricos. Esta circunstancia, unida a las ventajas de la inyección directa de gasolina, juega un papel crucial en el aumento de la eficacia termodinámica si lo comparamos tanto con motores de inyección como con motores de turbo convencionales.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario