Economía sin Compromisos: Opel Insignia ecoFLEX

  • Opel amplia la gama ecoFLEX
  • Cualidades de conducción sin compromisos con 160 CV y 380 Nm de par motor
  • La mejor aerodinámica de su clase con un coeficiente de 0,26
  • Limpio: Emisiones de menos de 140 gr de CO2 por km

París. El nuevo Insignia ecoFLEX, que se presenta en el Salón Internacional del Automóvil de París (del 4 al 19 de Octubre), ofrece un gran respeto medioambiental sin compromiso. A diferencia de la gran mayoría de competidores, este no es un modelo de gama baja, sino que combina la potencia y la diversión de conducción con una gran eficiencia. El nuevo modelo de la gama ecoFLEX de Opel incorpora un potente motor turbodiesel de 2.0 litros de cubicaje y con una potencia de 160 CV/118 kW.

“Hemos diseñado el Insignia como un coche particularmente eficiente desde el principio. Haciendo gran cantidad de mejoras de detalle en el conjunto motor – transmisión así como en los factores de resistencia aerodinámica y a la rodadura del modelo ecoFLEX, nuestros ingenieros han logrado minimizar el consumo sin que afecte a la diversión de conducir”, dice Hans Demant, Director General de Adam Opel GmbH. “Aunque todavía estamos desarrollando el nuevo Insignia ecoFLEX con motor 2.0 ECOTEC CDTI, confiamos en que las emisiones de CO2 queden bien por debajo de los 140 gr /km”.

Comparado con los coches de la competencia con consumos y emisiones similares, queda claro por qué el lema del Opel Insignia ecoFLEX es “economía sin compromisos”. La eficiente utilización del combustible diesel se lleva a cabo sin merma de las prestaciones. El Insignia ecoFLEX acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 218 km/h. Para asegurar una gran capacidad de empuje incluso a bajo régimen, el par máximo de 350 Nm está disponible desde las 1.750 rpm, este valor puede ser aumentando durante 15 segundos hasta los 380 Nm, gracias a la función overboost.

El nuevo motor diesel common-rail de cuatro cilindros y 2 litros utiliza el innovador proceso de combustión Cleantech para asegurar que las emisiones más bajas posibles se mantienen durante toda la vida del motor. Este control de la combustión a través de un sistema electrónico de ciclo cerrado, adapta la inyección a la combustión en tiempo real. Los sensores cilíndricos piezo-resistentes de presión integrados en las bujías de calentamiento se utilizan para medir presiones de la combustión de hasta 180 bar en cada cilindro hasta un millón de veces por minuto, con una fiabilidad del 98%. Los datos se envían a la centralita de control del motor y la inyección de combustible es ajustada continuamente. Este sistema de ciclo cerrado asegura que el motor siempre funciona con la mayor eficiencia y las mínimas emisiones. A lo largo de la vida útil del Insignia, este compensa factores externos como errores en la medida del combustible, diferencias en la calidad de los combustibles, tolerancias de los componentes y condiciones de funcionamiento.

El Insignia ecoFLEX está equipado con neumáticos de baja resistencia a la rodadura Michelin Primacy HP especialmente desarrollados para este coche. Al igual que todos los demás motores del Insignia, la nueva versión ecoFLEX cumple la normativa de emisiones Euro5 y estará disponible como sedán de cuatro puertas o berlina de cinco puertas a lo largo del próximo año 2009.

Especialmente Perfilado: Aerodinámica aún más Mejorada

Gracias a su perfilado diseño, su deportiva línea de techo que se asemeja a la de un coupé y a detalles cuidadosamente puestos a punto, la versión normal del Insignia tiene un ejemplar coeficiente aerodinámico de 0,27. El Insignia ecoFLEX incluso reduce esta impresionante cifra. Para lograrlo, Opel ha podido beneficiarse de sus décadas de experiencia en aerodinámica. Ya en 1980, el Kadett GSi tenía un Cx de 0,30, lo que le convirtió en el sedán más aerodinámico de ese tiempo. Unos años después, el Opel Calibra estableció otro récord para los coupés, que ahora el Insignia ecoFLEX iguala siendo un sedán: Su coeficiente aerodinámico de 0,26 hace de este coche uno de los sedanes de producción más aerodinámicos del mundo y de esta forma, el mejor sedán Opel de la historia. Como tal, necesita menos potencia para vencer la resistencia del aire al avance que los coches considerablemente más pequeños. Esto es clave, ya que para doblar la velocidad la potencia necesaria para vencer la resistencia aerodinámica se incrementa ocho veces más rápido. Si para vencer la resistencia aerodinámica a 60 km/h es necesaria una potencia de 2 kW, para alcanzar los 120 km/h son necesarios 16 kW.

Los expertos en aerodinámica de Opel han optimizado el Insignia ecoFLEX en diferentes áreas utilizando los métodos tradicionales, como el añadir carenados bajo el deposito de combustible, delante del eje trasero, lo que mejora la aerodinámica y reduce la elevación del tren trasero. También han rebajado la carrocería en 10mm para reducir la superficie frontal y han cerrado parcialmente la rejilla del radiador para enviar mayor flujo de aire alrededor de la carrocería y mejorar la aerodinámica. Los espejos retrovisores exteriores son un buen ejemplo de la excelencia aerodinámica del Insignia: Comparados con las de su antecesor, los retrovisores exteriores del Insignia en forma de ala, crean un 45% menos de resistencia aerodinamica. A lo largo de numerosas simulaciones por ordenador y más de 650 horas de trabajo en el túnel de viento, se han puesto cuidadosamente a punto muchos otros detalles para mejorar aun más la aerodinámica, incluyendo el añadido de un spoiler frontal flexible, el redondeado de las esquinas del paragolpes delantero, el ligero cambio de la situación de los limpiaparabrisas, el redondeado de los pilares A, el aseguramiento de que el aire fluye por el techo sin separarse, la integración de un spoiler de pestaña, integrando un borde de ruptura en los pilotos traseros, así como separando el flujo del paragolpes traseros, optimizando la forma de los brazos de control inferiores de la suspensión trasera y añadiendo un spoiler bajo los marcos de las puertas entre las ruedas y tapacubos.

En este proceso, muchas de estas modificaciones también benefician la aeroacústica del Insignia, dando como resultado un habitáculo que es más silencioso de que el de ningún Opel anterior. Los ingenieros ya se habían centrado en reducir el ruido durante el proceso inicial de desarrollo, tomando un camino completamente nuevo en esta fase inicial: Una maqueta de arcilla a tamaño real se utilizó para realizar las mediciones de ruidos. El nuevo Insignia tiene también un sellado adicional en las puertas comparado con los modelos anteriores. El grosor de las ventanillas laterales se ha incrementado hasta 4,85 mm, contribuyendo al bajo nivel sonoro del habitáculo.

Amplia Gama de modelos ecoFLEX

Los actuales modelos ecoFLEX de las gamas Corsa y Astra que llegaran este año también siguen la misma filosofía que el Insignia ecoFLEX. Con unas emisiones de CO2 de sólo 109 gr/km (el Corsa 1.3 CDTI ecoFLEX) y 119 gr/km (el Astra 1.7 CDTI ecoFLEX), ambos son realmente estrellas de la eficiencia, consumiendo solamente 4,1 y 4,5 litros de diesel cada 100 km, respectivamente. Opel también logra unas cifras de emisiones impresionantes con otros miembros de la Gama ecoFLEX. El Zafira 1.6 ecoFLEX, propulsado por Gas Natural Comprimido, por ejemplo, ofrece con 138 gr de CO2 por km las mejores cifras de emisiones de CO2 de todos los monovolúmenes de siete plazas y con 133 gr de CO2 por km, el Combo ecoFLEX, también propulsado por Gas Natural Comprimido, ofrece las emisiones más bajas del segmento de comerciales derivados de turismo.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario