Dos espectaculares AMG de altas prestaciones para conmemorar el 40º aniversario de AMG

El nuevo tope de la gama AMG, el CL 65 AMG con su poderoso motor V12 biturbo de 612 CV y 1000 Nm de par, es el no va más en dinámica de conducción. El nuevo CLK 63 AMG Black Series reúne los atributos de la competición en su más puro estilo. El soberbio coupé V8 tiene un parecido estético y un contenido tecnológico similar al coche de seguridad de la Fórmula 1. Con su sofisticada tecnología de refrigeración y los nuevos amortiguadores AMG, este coche de dos plazas y 507 CV, está predestinado decididamente a los circuitos.

Para el CL 65 AMG “40º Aniversario”, se ha elegido la pintura AMG Alubeam, una combinación plata-aluminio que simula el color del metal fundido y cambia de tono con el reflejo de la luz incidente. En cuanto al CLK 63 AMG Black Series, sus 507 caballos le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,3 segundos, en compañía de un sonido característico de carreras propio del escape deportivo de AMG.

Para poder encajar este aumento de potencia con relación el CLK 63 AMG, ha sido necesario retocar la transmisión, las suspensiones y los frenos. Así, la transmisión con cambio AMG SPEEDSHIFT 7G-TRONIC recibe ahora una relación final más corta para hacer el coche más ágil a cualquier velocidad. Los ejes no sólo han sido rediseñados para optimizar la manejabilidad, sino que reciben nuevos muelles y amortiguadores con ajuste del muelle para personalizar el tarado. Un diferencial parcialmente blocante mejora la tracción, mientras que los frenos delanteros llevan discos cerámicos más grandes con una tremenda capacidad de frenado. La pasmosa velocidad de paso por curva está asegurada por los neumáticos 265/30 R 19 delante y 285/30 R 19 detrás sobre llantas AMG de aleación superligera de 19 pulgadas.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario