DaimlerChrysler entrega una furgoneta Mercedes Sprinter con célula de combustible a UPS

– La utilización en el uso diario de la célula de combustible contribuirá a un mejor desarrollo y puesta a punto.
– Funcionamiento silencioso y ausencia de emisiones: ventajas en el tráfico ciudadano

DaimlerChrysler y UPS, la mayor empresa de distribución de paquetes del mundo, han iniciado un proyecto conjunto para probar sobre el terreno y seguir desarrollando una furgoneta Mercedes Sprinter equipada con célula de combustible. El acuerdo de colaboración por el que los vehículos equipados con esta técnica de propulsión desempeñarán su trabajo en condiciones de uso diario fue tomado en Michigan (USA), en una reunión entre DaimlerChrysler, UPS y la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos. La furgoneta Sprinter con célula de combustible se entregó en fechas recientes a UPS en la fábrica de Düsseldorf de DaimlerChrysler.

Para Rolf Bartke, máximo responsable de la División de Furgonetas Mercedes-Benz en DaimlerChrysler, la tecnología de las células de combustible se presenta, a medio plazo, como la alternativa más prometedora en el sector del transporte, por lo que DaimlerChrysler no sólo está interesada en demostrar su dominio tecnológico en esta materia, sino también en hacer viable su aplicación práctica en colaboración con clientes clave. La furgoneta Sprinter de Mercedes-Benz con célula de combustible es una visión de futuro dentro del servicio de paquetería: silenciosa y compatible con el medio ambiente.

La furgoneta entregada a UPS tiene tracción delantera y utiliza hidrógeno como combustible. Los vehículos industriales de flota, que pueden ser repostados en una base común, son idóneos para ser equipados con células de combustible. Como vehículo sin emisiones, la Sprinter de Mercedes-Benz va propulsada por un motor eléctrico de 55 KW que le permite alcanzar una velocidad máxima de 120 km/h con una autonomía de 150 km. La técnica de la célula de combustible no restringe un ápice la capacidad de carga del furgón.

Esta entrada fue publicada en Daimler Crhysler, Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario