DaimlerChrysler en Vitoria: 50 años construyendo vehículos

– Acto conmemorativo fue presidido por el lehendakari Ibarretxe
– Vito nr. 100.000 donada a la asociación ASPACE

Foto en alta resolución Vitoria 1

Foto en alta resolución Vitoria 2

Foto en alta resolución Vitoria 3

Foto en alta resolución Vitoria 4

La fábrica de DaimlerChrysler en Vitoria celebró hoy su 50 aniversario. La planta vasca se vistió con sus mejores galas para recibir a más de 150 invitados. El lehendakari Juan José Ibarretxe y Andreas Renschler, miembro del Consejo de Administración de Dirección de DaimlerChrysler AG responsable de vehículos industriales, presidieron el acto oficial conmemorativo.

Armando Gaspar, el presidente de los Centros Industriales de DaimlerChrysler España, se mostró enormemente satisfecho por la calidad alcanzada en los vehículos que salen de las actuales cadenas de producción y aseguró que Mercedes-Benz y Alava forman “un sólido matrimonio que hoy celebra sus bodas de oro”.
Por su parte Andreas Renschler afirmó estar muy orgulloso de los éxitos conseguidos por la planta de Vitoria y del logro de la alta cuota de mercado conseguida tanto en España como en Europa, todo ello gracias a la calidad de los vehículos fabricados en Vitoria, así como a la profesionalidad de los empleados de la fábrica y a la respuesta ante nuevos retos de los proveedores. Aprovechó en su intervención para agradecer el apoyo recibido de las instituciones públicas en estos 50 años.
Rolf Bartke, responsable de la División de Furgonetas de DaimlerChrysler, aseguró que la fábrica de Vitoria es “una base perfecta para un crecimiento de futuro”. No obstante recordó que los más de 4.000 empleados tienen en sus manos el futuro de la fábrica por su aportación en la calidad, eficiencia y flexibilidad en los procesos de producción.
El lehendakari Ibarretxe propuso “un gran pacto social” para que la factoría pueda seguir la senda de crecimiento de estos últimos años y poder asegurar un futuro al menos otros 50 años “para nuestros hijos”, y aseguró el compromiso existente de la sociedad vasca “para seguir impulsando un camino en común y, en definitiva, trabajar por el bien de DaimlerChrysler en Vitoria”.
El acto concluyó con la entrega a la Asociación Aspace-Alava, en apoyo a las personas con parálisis cerebral, de la nueva furgoneta Vito número 100.000 que acaba de salir de las cadenas de producción.

1954
Finalizan las obras de la fábrica construida en la avenida de Los Huetos, cubriéndose una superficie de 11.300 metros cuadrados. En realidad, la empresa Industrias del Motor, S.A. (IMOSA), se fundó en el año 1950 en Barcelona. Poco tiempo después se domicilió en Vitoria y comenzó a producir furgonetas DKW en el taller de la calle Domingo Beltrán, mientras las oficinas estaban situadas en la céntrica calle Paz. La licencia de fabricación provenía de AUTO UNION G.m.b.H.

1963
Se siguieron produciendo las cada vez más conocidas furgonetas DKW, que fueron introduciendo paulatinos cambios. Se suplió su ruidoso motor de dos tiempos, como el de los ciclomotores, por un propulsor fabricado en la planta barcelonesa de ENMASA. Aquí empezó la relación entre las fábricas de Barcelona y Vitoria, ambas pertenecientes a Mercedes-Benz hoy día.
En este año se acometió una nueva fase de ampliación que llegó hasta los 80.000 metros cuadrados de superficie, con modernas naves y prensas. Esto permitió un salto en la capacidad de producción de 5.000 a 20.000 unidades anuales.

1972
Durante estos años se registraron cambios accionariales en la participación de la empresa, que dispuso incluso de capital público del INI. En el año 72 nació MEVOSA, cuyas iniciales pertenecían a dos de sus accionistas principales: Mercedes-Benz y Volkswagen, ambos con un 27% de participación. De ahí que muchos modelos de aquella época lucieran los aros de Auto Unión (filial de VW) en el frontal y un motor Mercedes-Benz en su interior. Sólo a partir del modelo N 1000 (producido en 1975) la estrella sustituyó a los aros.

1986
Echaron a rodar los ya míticos modelos MB100. Durante aproximadamente unos nueve años de vida se vendió una cifra superior a las 280.000 unidades de un modelo todavía presente en nuestras carreteras. Hasta entonces, Mercedes-Benz no tuvo un vehículo de transporte de carga ligero. Las transformaciones en las vías de comunicación y en las condiciones del tráfico y las necesidades de transporte por carretera fomentaron los vehículos industriales ligeros, de reducido peso. Mercancías pequeñas, servicios de reparto, transportes urgentes… todo ello contribuyó al éxito de la MB100, una furgoneta tan fiable que se convirtió en el primer modelo exportable desde la fábrica de Vitoria, con unas 80.000 unidades vendidas al mercado alemán.

1995
Llegó la Vito. La producción aumentó y la fábrica tuvo que someterse a una importante obra de modernización. El modelo se convirtió en un éxito que hizo crecer la plantilla notablemente. De Vitoria salieron más de 534.000 unidades y se exportó a más de 70 países. En los años siguientes se gestaron el monovolumen Clase V (primer turismo Mercedes-Benz fabricado fuera de Alemania) y diferentes versiones y actualizaciones de la furgoneta Vito.

2003
Arrancan los modelos de la nueva furgoneta Vito y del monovolumen Viano, cuya “residencia” definitiva se estableció en Vitoria en 1999. Para emprender la producción de los sucesores de la Vito hubo que transformar completamente la fábrica, duplicándose la superficie construida y la plantilla, que en 2003 registró un total de 4.200 trabajadores. Y las nuevas instalaciones fueron adecuadas técnicamente para lograr una producción de hasta 140.000 vehículos al año. La inversión total sumó 800 millones de euros.

2004
En julio la empresa cambia su nombre por el de DaimlerChrysler España, S.A.

Esta entrada fue publicada en Daimler Crhysler. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario