DaimlerChrysler apuesta por la tecnología con la norma Euro 4 para vehículos industriales

· Tecnología SCR para vehículos industriales
· Menos óxidos de nitrógeno y partículas y reducción simultánea del consumo

Con la entrada en vigor de la normativa anticontaminación Euro 4, a partir de octubre de 2005, DaimlerChrysler instalará en todos los camiones y todos los autobuses y autocares, un sistema antipolución basado en la tecnología SCR (reducción catalítica selectiva).

La tecnología SCR permite reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas mejorando considerablemente el consumo. El motor emite menos partículas gracias a una combustión optimizada, mientras que los óxidos de nitrógenos se reducen a la salida del motor por un catalizador. De esta forma, es posible reducir el consumo en un 6%. Dado que los costes de combustible representan un 30% de los costes de un camión para transporte de largo recorrido en toda su vida útil, el SCR representa una ventaja decisiva.

Con relación a la directiva Euro 3, en vigor, la norma Euro 4 contemplará una disminución de los óxidos de nitrógeno en un 30% y de un 80% para las partículas. La norma Euro 5, que entrará en vigor en 2008, será aún más restrictiva.

Con el sistema SCR, Mercedes-Benz apuesta por la tecnología. Más allá de la norma Euro 4, esta tecnología permitirá alcanzar los valores futuros optimizando el consumo gracias a un trabajo de perfeccionamiento sistemático. Mercedes-Benz está convencida de que con el sistema SCR, ofrece la mejor solución a largo plazo en lo que concierne a coste de explotación del vehículo en todo su ciclo de vida.

El sistema SCR ha demostrado su validez en el marco de unas pruebas financiadas por el Ministerio del Estado bávaro para el desarrollo y el medio ambiente. En estas pruebas, diez vehículos industriales Mercedes-Benz equipados con técnica SCR recorrieron un total de 3,2 millones de kilómetros.

La introducción en la fabricación en serie de la tecnología SCR será posible siempre que se garantice el suministro de un agente reductor de solución de urea en las estaciones de servicio. DaimlerChrysler y la industria del petróleo trabajan ya en proyectos con el fin de alcanzar esta distribución antes de la entrada en vigor de la norma Euro 4. El sistema SCR consta de un depósito sumplementario y un módulo electrónico de dosificación del agente reductor, así como un catalizador de cerámica alojado en el silencioso del escape. La reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno se realiza en el catalizador gracias al amoniaco, que se produce añadiendo una solución acuosa de urea en los gases de escape cuando el motor ha alcanzado su temperatura de funcionamiento. La urea es una sustancia no tóxica, incolora, inodora y soluble en agua. Se utiliza, entre otras, en la industria textil, cosmética y farmacéutica.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario