CORVETTE REIVINDICA UN PUESTO EN EL PODIUM EN LA ÚLTIMA CARRERA DE LA TEMPORADA EN LAS VEGAS

LAS VEGAS, 29 de octubre, 2000 – El equipo Corvette finalizó la temporada de la misma manera que la empezó: con un puesto en el podium. El Chevrolet C5-R, pilotado por Chris Kneifel y Justin Bell, comenzó en el quinto lugar de la parrilla de salida del Gran Premio de Las Vegas y luchó durante las 2 horas y 45 minutos que duró la carrera de las Series Americanas de Le Mans por un tercer puesto en la clasificación final.

Desafortunadamente, al otro coche del equipo, pilotado por Ron Fellows y Andy Pilgrim, no le fue tan bien. Comenzaron en tercer lugar con el Corvette C5-R Nº. 3, y se mantuvieron al frente de la batalla GTS al principio de la carrera, hasta que un intento de Fellows por ponerse a la cabeza no tuvo el éxito que el canadiense hubiese querido. “Las cosas estaban yendo bien hasta la primera sanción, y después pinchamos el neumático delantero al volver a empezar. Fue mi culpa puesto que los neumáticos no estaban todavía calientes. Esto me obligó a correr renqueando durante el resto de la carrera y cuando volví a entrar en pits, la rueda delantera del lado izquierdo estaba completamente desinflada.”

Peor fue llegar a mitad de carrera cuando la rueda trasera del lado derecho explotó en el peralte, con un trompo que acabaría con la carrera de Andy Pilgrim allí mismo. “Tal vez tuviese una rueda que se estaba desinflando porque llegué a girar justo antes de esto sin motivo aparente”, dijo Pilgrim. “Estaba en la zona ovalada y noté que se movía la parte de atrás. Estaba entrando, pero estábamos llegando al final de nuestra carrera y los neumáticos estaban bien cuando volví a ganar velocidad, pero entonces sin previo aviso, la rueda explotó. Yo estoy bien, no me golpeé en ningún sitio. El neumático trasero del lado derecho explotó y yo me quedé allí en medio.” La rueda arrancó casi toda la parte trasera del coche y la puerta derecha. “Los desperfectos provienen del mismo neumático que al explotar produjo una fuerte corriente de aire en el coche. Cuando giré, el aire estaba dentro del vehículo y lanzó el parabrisas fuera. Por lo menos, no cabe duda de que fue una carrera excitante.”

Justin Bell y Chris Kneifel tuvieron que luchar duro para conseguir el tercer puesto. “El coche iba mejor cuando continuamos la carrera”, dijo Bell, “y aproximadamente a 40 minutos del final nos dijeron que estábamos cerca del minuto y medio para ser terceros. Afortunadamente, lo pudimos conseguir en la última vuelta, de manera que así conseguimos sacar algo en limpio del fin de semana”.

La próxima carrera para el equipo Corvette será en Las 24 Horas de Daytona el 3 y 4 de febrero del 2001.

RESULTADOS FINALES
GRAN PREMIO DE LAS VEGAS PRESENTADO POR SEMA

1. Biela/Pirro Audi R8 129 vueltas in 2h45m05s695
2. McNish/Capello Audi R8 + 44s947
3. Gounon/Auberlen BMW V12 LMR + 1 vuelta
4. Schiattarella/De Radigues Lola-Judd B2K/10 + 4 vueltas
5. Smith/Johansson Reynard-Judd 2KQ-LM + 4 vueltas
6. Magnussen/Brabham Panoz LMP-1 Roadster S + 8 vueltas
7. Beretta/Wendlinger Dodge Viper GTS-R (1st GTS) + 9 vueltas
8. Archer/Donohue Dodge Viper GTS-R (2nd GTS) + 9 vueltas
9. Bell/Kneifel Chevrolet Corvette C5-R (3rd GTS) + 10 vueltas
10. Rice/Brown Porsche 911 GT-2 (4th GTS) + 10 vueltas
Esta entrada fue publicada en Chevrolet. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario