Corvette en 2009

ImageSi la introducción del motor V8 LS3 de 6.2 a principios de 2008 impulsó sustancialmente el rendimiento del Corvette C6 hasta el punto de convertir esta sexta generación en la mejor vendida de Europa

6.000 unidades hasta la fecha-, la gama 2009 incorpora ahora diversas mejoras para seguir garantizando el éxito de ventas de este vehículo.

Nos referimos fundamentalmente a la dirección asistida de relación variable sensible a la velocidad y al tubo de escape bimodal con que contará el C6 para el año próximo. Estas novedades, unidas a los cambios introducidos en el software de tracción o en el hardaware de conducción activa, mejorarán la agilidad y el rendimiento del Corvette sin comprometer el lujo y el confort de la conducción diaria.

La mecánica, por su parte, habla por si sola. El compacto motor V8 desarrolla

437 CV con un par de 586 Nm, alcanza una velocidad máxima de 306 km/h y está disponible tanto para la carrocerías coupé como para la descapotable y con la opción de incorporar transmisión automática manual de seis velocidades o transmisión automática de seis velocidades con levas en el volante.

ImageEl modelo Coupé incorpora también opcionalmente un panel solar transparente extraíble de una sola pieza, que se complementa con la forma de la carrocería y que garantiza que el coupé mantiene todo su aerodinámica con un coeficiente de resistencia de sólo 0,28.

En cuanto al descapotable, equipará en 2009 una capota blanda eléctrica que se activa con un único botón y cuyo sistema de apertura o cierre se completa en tan solo 18 segundos.

El Lúxury Pack, opcional en el Corvette C6 coupé y de serie en el descapotable, incluye un paquete de memoria para los asientos calefactados y una columna de dirección telescópica automática, una pantalla Head Up que incluye un medidor de fuerza G, un sistema de audio Bose de 7 altavoces y espejos retrovisores con atenuación automática sensibles a la luz. Entre los nuevos colores se incluye el Cyber Gray y las llantas de aleación Competition Gray opcionales, mejoran aún más la estética legendaria del Corvette.

El espíritu ganador viene de la mano del Corvette Z06, desarrollado a imagen y semejanza del coche de competición C6.R. Y es que el alma del Z06 es un motor LS7 V6 de 7,0 litros que desarrolla una potencia de 512 CV a 6.300 rpm y un par motor de 637 Nm a 4.800 rpm. Se trata de un vehículo que sólo pesa 1.418 kilos, lo que le permite acelerar de 0 a 100 Km/h en 3,9 segundos en primera y que es capaz de dispararse hasta los 320 km/h. En la gama 2009, la capacidad del sistema de lubricación de cárter seco pasa de 9,1 a 11,9 litros.

A partir de aquí el nuevo Z06 se caracterizará por su restyling exterior, de carrocería propia y distinta a la del Corvette coupé o descapotbale, y que añade nuevos colores de gama Blade Silver y Cyber Gray, así como el renovado y muy destacable nuevo diseño de 10 radios en forma de araña para las llantas delanteras de 18 pulgadas y las traseras de 19.

El deportivo por excelencia llega con el Corvette ZR1, que ya fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo. El vehículo más potente jamás construido por la marca estará disponible este año en los concesionarios en edición limitada.

ImageIrradia potencia por los cuatro costados fruto de su diabólico propulsor LS9 V8 de 6.2 litros superalimentado que que desarrolla una potencia de 647 CV y un par de 807 Nm. Alcanza una velocidad máxima de 330 km/h aunque ofrece también unas características de conducción excelentes a baja velocidad, que le permiten adaptarse también a las necesidades más cotidianas. El motor viene acompañado de una nueva transmisión manual de seis velocidades y embrague de doble disco.

La personalidad de este superdeportivo se extrae de un sistema de frenado que incorpora discos fabricados con un material cerámico de carburo de silicona reforzado con fibra de carbono, con baja masa y alta resistencia al desgaste y al calor. Las pinzas de freno delanteras de seis pistones y las traseras de cuatro

Los pistones están pintadas de un azul exclusivo para el ZR1, visible a través de las llantas, también exclusivas. El vehículo monta llantas de aleación de 20 radios de 19 pulgadas en la parte delantera y de 20 pulgadas en la trasera. Las llantas presentan un acabado de pintura Sterling Silver de serie.

Esta entrada fue publicada en Corvette. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario