Contra la siniestralidad, señales más inteligibles

Escrito por infocoches

ImageUn grupo de investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada (UGR) estudia las representaciones mentales que subyacen en las señales de tráfico para diseñar dispositivos más inteligibles que eviten accidentes.

Este conocimiento, dirigido por Cándida Castro, del Departamento de Psicología Experimental y Fisiología del Comportamiento, y Sergio Moreno-Ríos, del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, podrá orientar la colocación de las señales en las distintas situaciones o proponer sistemas de señalización más potentes.

El proyecto, denominado “Procesos cognitivos implicados en el procesamiento de la información de las señales de tráfico”, ha sido incentivado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa con 132.000 euros, según ha informado la Junta de Andalucía.

Los científicos granadinos evaluarán los efectos de una serie de factores que afectan a la representación del conocimiento de las señales de obligación y prohibición.

Algunos de los factores que van a evaluar son:
— el tiempo disponible para tomar la decisión,
— el número de señales,
— la complejidad de la situación derivada de la complejidad de las intersecciones, rotondas, mapas geográficos y la posible integración de los mensajes de la señal,
— el formato de la señal (verbal o pictórico), y
— la familiaridad de la señal o su grado de abstracción.

Para esto, estos investigadores presentarán diferentes escenas de tráfico donde los participantes en el estudio deberán juzgar si la maniobra está permitida o no; un enjuiciamiento que se podrá realizar desde varios puntos de vista.

Por ejemplo, los participantes tratarán de juzgar las maniobras efectuadas por los vehículos adoptando el papel de policías y juzgando si deben sancionar a los infractores.

En otras ocasiones, los participantes en vez de juzgar las maniobras de las escenas de tráfico, tendrán que ejecutar ellos mismos una acción: maniobrar, seguir adelante o detenerse.

Para realizar estas tareas que exploran los procesos mentales en la conducción los participantes utilizan la información proporcionada por las señales para razonar sobre cómo llegar a un destino y también tienen previsto realizar pruebas que simulen la tarea compleja de la conducción.

Con los resultados que obtengan de estos experimentos este grupo de investigación granadino podrá proponer un modelo teórico de la forma en que se representan mentalmente las señales de obligación y prohibición.

Esta entrada fue publicada en Seguridad en coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario