Concepto Opel Meriva: El Siguiente Paso en el Nivel de Flexibilidad

  • Presentación Mundial: El sistema FlexDoor hace los monovolúmenes más cómodos, más versátiles y más seguros
  • Diseño: Las líneas dinámicas no suponen ninguna concesión en practicidad
  • Estilo de vida: Acceso con estilo a la parte trasera del coche

Con el Concepto Meriva, estilizado dinámicamente, Opel presenta el siguiente paso en el nivel de flexibilidad en monovolúmenes en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra (del 6 al 16 de Marzo de 2008). El coche de concepto ofrece un sistema de puertas traseras que se abren en sentido contrario y que se denominan FlexDoor. Mientras que las puertas delanteras presentan un diseño convencional, con las bisagras en la parte delantera, las puertas traseras se abren hacia atrás. Otro elemento diferenciador del Concepto Meriva orientado a la familia, es que las puertas delanteras y traseras se pueden abrir de forma independiente. Las puertas de este tipo que ya existen en el mercado solamente se pueden abrir tras la apertura de la puerta delantera, lo que limita en gran medida su practicidad.

El innovador sistema patentado de puertas FlexDoor ofrece varias ventajas:

  • Mayor funcionalidad: Acceder y salir del coche es mucho más cómodo ya que las puertas traseras se abren hasta un ángulo de 90 grados, creando un espacio de apertura mucho más ancho que en un coche normal. Gracias a la alta línea del techo, los pasajeros del asiento posterior también disfrutan de una cota de altura mayor al entrar o salir. El interior es mucho más accesible, de forma que colocar un maletín, por ejemplo, en el asiento trasero, es considerablemente más fácil.
  • Mayor nivel de seguridad: Sujetar a los niños en los asientos traseros es mucho más fácil. Las puertas de apertura en sentido contrario mejoran también el control sobre los niños en comparación con los otros coches, ya que tiene mejor visibilidad desde diferentes posiciones. La “zona de seguridad” que se crea entre ambas puertas hace que ellos estén menos expuestos al tráfico que con las puertas convencionales.
  • Más estilo: Entrar y salir del vehículo no sólo es cool y elegante, sino que se realiza de forma mucho más natural.

El funcionamiento suave de las puertas FlexDoor está respaldado por una gran cantidad de innovaciones patentadas que han sido desarrolladas por los ingenieros de GM/Opel. Un sistema de seguridad garantiza que las puertas sólo se puedan abrir si el coche está completamente parado – tanto desde dentro, como desde fuera – de forma que no exista riesgo para los ocupantes. El Concepto Meriva también equipa un cierre automático electrónico para niños, que complementa el habitual sistema mecánico. El coche de concepto tiene pilares B, no sólo para poder operar de forma independiente las puertas, sino por motivos de seguridad en casos de impactos laterales.

El diseño del Concepto Meriva se distingue por su atractiva combinación de practicidad y espacio, con un diseño muy dinámico, moderno y elegante. La distintiva línea de las ventanas laterales del coche de concepto, el techo curvado, las anchas vías y la carrocería esculpida con formas armoniosas ofrecen una clara idea de lo que se puede esperar de los futuros monovolúmenes de producción de Opel.

“El Concepto Meriva ilustra de forma clara como el nuevo lenguaje de diseño de Opel se puede adaptar para crear soluciones de diseño nuevas, frescas y atrevidas en el segmento de monovolúmenes”, dice Mark Adams, Vicepresidente de Diseño de General Motors Europe. Especialmente llamativa es la dinámica “ola” de la línea de las ventanillas justo tras el pilar B, que ofrece una excelente visibilidad a los pasajeros traseros. Este elemento también permite a los diseñadores crear una silueta dinámica y única y, además, ofrecer una buena visibilidad a los niños que viajen detrás. El perfil lateral incorpora la característica línea ascendente muy marcada, que se ha convertido en un elemento típico de diseño que ya ha aparecido en los conceptos GTC Coupé y Flextreme. Otro elemento destacado es el parabrisas en forma de U, que se extiende hacia el techo por encima de la cabeza de los ocupantes. Los elementos de la sección trasera – en particular los pilotos – recuerdan al Insignia, el nuevo modelo del segmento medio de Opel que será presentado este verano. El techo del monovolumen presenta una suave curvatura hacia la parte trasera que destaca el carácter dinámico del coche.

“El concepto FlexDoor es una evolución lógica de la “flexibilidad” de nuestros monovolúmenes”, explica Alain Visser, Director Ejecutivo de Marketing de GM Europe. “Con el sistema de asientos Flex7® del Zafira y el concepto FlexSpace del Meriva, asumimos igualmente el papel de pioneros en la flexibilidad interior”. Opel está logrando un gran éxito con sus diseños monovolumen: En 2007, se han vendido en Europa casi 335.000 modelos Zafira y Meriva. Y con el nuevo Agila, los expertos en monovolúmenes de Opel ofrecen un monovolumen en el segmento mini. Uno de cada cinco coches Opel vendidos hoy en día es un monovolumen, mientras que en el mercado total esta proporción es de uno de cada ocho.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario