Concept Lancia Delta HPE, primicia mundial

En la 63ª edición de la Muestra Internacional de Arte Cinematográfico de Venecia debuta el Concept Lancia Delta HPE que –inspirándose en un concepto de automóvil elegante, deportivo, funcional expresado en la segunda mitad de los años 70 por el Lancia Beta HPE– expresa, en clave extremadamente moderna, la berlina deportiva y funcional (shooting brake).

Se trata de un automóvil de dimensiones medianas (4,5 metros de longitud, 1,8 metros de anchura y 1,5 metros de altura) que aseguran, por una parte, gran habitabilidad (sobre todo en la zona trasera) y confort de viaje, una óptima accesibilidad y un maletero versátil, modular y amplio; y por la otra, lo convierten en un modelo que se distingue por runa línea estilizada, esbelta y deportiva.

Nacido de la experiencia centenaria, el Concept continúa la tradición de los “grandes” Lancia medianos –desde el Aprilia hasta el Appia, desde el Fulvia hasta el Lancia Beta HPE, desde el Prisma hasta el Dedra y el Lybra– ofreciendo soluciones innovadoras que lo convierten en la mejor síntesis de los valores de la casa.
Sobre todo, el estilo en el que se renueva la tradición Lancia con soluciones originales de carrocería: el techo es voladizo tipo “flying bridge”; el cristal trasero de grandes dimensiones no tiene el marco inferior; la calandra cromada interpreta en clave moderla el Lancia clásico de los años 50, un cromado lateral que subraya toda la amplia cristalera y confiere dinamismo a los laterales.

El segundo valor intrínseco en el proyecto es la gran habitabilidad para el conductor y los pasajeros: en este campo el Concept Delta HPE se sitúa en lo más alto de su categoría con una batalla de 2.700 mm que se traduce en una extraordinaria habitabilidad trasera donde es posible sentir el mismo confort que ofrece una limusina. Asimismo, el asiento trasero corredero con respaldo reclinable permite aumentar el ya espacioso maletero o bien, echándolo hacia atrás e inclinándolo oportunamente, obtener un total relax, tumbándose como en un asiento de primera clase de un vuelo intercontinental.

Para una elevada calidad de vida a bordo, tercera carta ganadora a los máximos niveles en el campo automovilístico, ofrece una gran silenciosidad de marcha asegurada por un techo fonoabsorbente y una extraordinaria luminosidad gracias a la amplia cristalera del techo practicable y a las cristaleras laterales. Y además: el completo relax que puede regalar un sofisticado equipo Hi-Fi Bose® con mandos en el volante, o bien la temperatura interior perfecta gracias al climatizador automático dual. Por último, confort significa también poder contar con un maletero amplio y versátil de más de 400 litros.

Además, el Concept aúna la clase y el prestigio Lancia con un ambiente altamente tecnológico en el campo del entretenimiento, como demuestran el lector MP3 y, sobre todo, el Blue&Me®, el innovador sistema “basado en Windows Mobile” nacido de la colaboración entre Fiat Auto y Microsoft, que une el potencial de la tecnología Bluetooth® y el de un puerto USB que permite escuchar la música grabada en el móvil, en los nuevos smart phones, en un lector MP3 o en un lápiz USB.

La cuarta peculiaridad propia de un Lancia es el diseño de los interiores. Desde siempre, de hecho, la Marca es sinónimo de una artesanía típicamente italiana capaz de encontrar el acabado interior adecuado con las líneas exteriores originales y refinadas de sus modelos. Y el nuevo Concept-car no es una excepción: realizado por el Centro Stile Lancia, el habitáculo es un auténtico salón, donde el salpicadero, los paneles de las puertas y los asientos delanteros y traseros son la máxima expresión del cuidado y la exclusividad italiana.

Estrechamente relacionado con el diseño de los interiores, el quinto valor expresado es el uso de materiales de calidad, utilizados no sólo por su aspecto estético, sino también por las reacciones sensoriales que saben ofrecer: desde los acabados a los detalles cromados, desde los revestimientos en Alcantara y piel a las alfombrillas en velour.

Para terminar, el Concept Delta HPE ha sido pensado para poder adoptar una amplia gama de motores de gasolina y diesel, todos sobrealimentados y combinados con cambios de 6 marchas, manuales y robotizadas, con potencias variables de 120 CV a más de 200 CV, unidos a una mecánica probada y optimizada para el confort y el manejo, a través del uso de suspensiones SDC (con control electrónico de la amortiguación) que potencian todavía más el placer de la conducción.

Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario