Comparativa: Honda Civic Type-R contra SEAT León FR

Image

Dos motores de 2 litros, 200 CV, un espíritu muy deportivo. Y diferencias. No empatan, en algunos aspectos, el Honda cede terreno a un coche aparentemente inferior, pero que le planta mucha cara.

Frenos y neumáticos

En este apartado, el Honda se puso rojo y no lo digo sólo por el color de la carrocería. En el análisis del Honda me quejé de que los frenos se habían fatigado con un uso exigente, y en las mismas condiciones, el León no sufrió el temido efecto fading. En primer lugar, el León tiene discos más grandes delante (312 mm contra 300 mm) y detrás (286 mm contra 260 mm). En segundo lugar, el ESP del León FR compensa la fatiga de los frenos aumentando la presión sobre el circuito, sin que el conductor se entere.

Pero seré justo. El León FR no llegó a ese punto de fatiga que compensa el ESP, mientras que en el interior del Civic empezaba a oler la cosa (y el olor a frenos calientes se nota). Con el coche parado, el olfato confirmaba mis sospechas: los frenos del Civic Type-R no aguantan el mismo castigo que los del León FR. Recalco que es en condiciones de uso exigentes, en condiciones normales los dos coches frenan de forma segura y estable.

Los neumáticos, otra historia. Ya he dicho antes que las gomas eran idénticas. Tras haber hecho la prueba dinámica completa, las ruedas del Civic mostraban con evidencia más desgaste, sobre todo en los flancos, donde el León apenas había quemado goma. La palabra “Bridgestone” del Type-R en el tren delantero se medio borró, y en el León intacta. En el tren trasero, el León mostraba prácticamente el mismo desgaste, pero faltaban más pelillos por los amagos de sobreviraje, y en ese aspecto el Civic es más estable.

Ya sea por el reparto de pesos, el par máximo del motor… el caso es que conduciendo los dos coches en igualdad de condiciones, al Civic Type-R le duran las ruedas menos en uso intensivo en el tren delantero, por que ese tren soporta claramente más esfuerzo que en el León FR. Y no sólo se trata de ruedas, también penaliza un poco el paso por curva y en un circuito cerrado el cronómetro dictaría sentencia.

En pocas virtudes

Honda Civic Type-R: Diversión, emociones, sonido, practicidad

SEAT León FR: Equilibrio, efectividad y rapidez, relación precio/equipamiento

Esta entrada fue publicada en Comparativa de coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario