Comienza la Fórmula1 en Melbourne (Australia)

· Importantes cambios en la reglamentación
· McLaren Mercedes, Ferrari, BMW Williams y Renault parten como favoritos
· Coulthard subió en 2003 a lo más alto del podio

El próximo 7 de marzo dará comienzo el 55º Campeonato del Mundo FIA de Fórmula1 en el circuito australiano de Albert Park de Melbourne. Será el 20º Gran Premio de Australia y se disputará por novena vez en este trazado semiurbano, habiendo discurrido las anteriores ediciones en Adelaida. Los pilotos tendrán que recorrer 58 vueltas al trazado de 5.303 km, lo que supondrá que los monoplazas competirán durante los 307,574 km de que consta la prueba. Un asfalto muy sucio -al no tratarse de una circuito permanente- y una pista que va mejorando su adherencia a cada vuelta, son factores determinantes que provocan muchas sorpresas en este circuito.

En los entrenamientos libres de hoy los nuevos monoplazas MP4-19 mostraron un buen comportamiento sobre el asfalto australiano. Mientras que David Coulthard terminó octavo con un tiempo de 1:26,215 min, Kimi Räikkönen lo hacía en décima posición con 1:26,579 min. los

“Esta puede ser una carrera fantástica, ya que será el primer año en que cuatro o cinco equipos pueden ganar. Yo personalmente no apostaría por ninguno de ellos, aunque espero que lo haga McLaren Mercedes. Australia es para mí uno de los mejores GP’s del año ya que es una carrera muy especial por todo lo que la rodea. El ambiente, el trazado y su gente es distinto al de cualquier otro Gran Premio. También guardo muy buenos recuerdos, ya que puntué allí en mi primera carrera en F1.”comenta Pedro M. de la Rosa al preguntarle sobre el trazado de Melbourne.

Para la presente temporada el baile de pilotos ha sido considerable con 7 bajas: Jacques Villeneuve en BAR Honda, Heinz-Harald Frentzen en Sauber Petronas, Jos Verstappen y Nicolas Kiesa en Minardi, Ralph Firman en Jordan, Justin Wilson en Jaguar Racing y Alan McNish que deja de ser piloto de pruebas de Renault. Los pilotos debutantes son 3: Christian Klien en Jaguar Racing, Gianmaria Bruni en Minardi y Giorgio Pantano en Jordan. También son 3 los pilotos que vuelven a las parrillas de GP: Felipe Massa en Sauber, Takuma Sato en BAR Honda y Zsolt Baumgartner en Minardi. Y finalmente 2 pilotos han cambiado de equipo: GianCarlo Fisichella de Jordan a Sauber y Nick Heidfeld de Sauber a Jordan.

En lo que respecta a los neumáticos, la gran noticia es que el equipo BAR Honda ahora usará los Michelin con lo que se une a los equipos McLaren Mercedes, Williams BMW, Renault, Jaguar y Toyota calzando los compuestos de la marca francesa.

En cuanto a los circuitos, esta temporada va a ser el año con más carreras de la historia de la Fórmula1. Un total de 18 GP’s con dos trazados totalmente nuevos, todavía en fase de finalización: el de Bahrain situado en el Golfo árabe entre Arabia Saudita y la península de Qatar, y el de Shanghai en China. Se trata de dos circuitos construidos este año para acoger principalmente el Campeonato del Mundo de F1. Desaparece el Gran Premio de Austria y se reincorpora el Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps, ausente del calendario de la pasada temporada por la ley antitabaco del país.

“No me gustan los cambios en el reglamento de este año porque el viernes será un día de muy poca actividad en los circuitos. Habrá muchos equipos que ahorren kilometraje en los motores, por lo que se perderá todo el atractivo para los espectadores. Lo que sí me gusta es que se introduzcan nuevos países como Bahrain y China en el calendario, ya que la F1 es un Campeonato del Mundo.”

La novedad más importante de la temporada radica en que cada monoplaza tan solo podrá utilizar un motor por Gran Premio. Para ello, las escuderías han tenido que trabajar mucho para darles una mayor fiabilidad a los propulsores cuya vida útil se ha doblado y deberán aguantar alrededor de 800 kilómetros. La Federación Internacional del Automóvil (FIA) ha elaborado un Reglamento Deportivo en el que se penalizará con 10 puestos en la parrilla de salida del GP si se rompe el motor durante los entrenamientos libres del viernes o del sábado. Si la rotura se da en la primera sesión de los entrenamientos clasificatorios, el monoplaza quedará excluido de participar en la segunda sesión, con lo que el piloto deberá proseguir los entrenamientos con el coche reserva y quedando también penalizado con 10 puestos en la salida. Para la salida, solamente los 6 equipos peor clasificados de la temporada anterior (BAR Honda, Toyota, Sauber, Jaguar, Jordan y Minardi) tendrán la posibilidad de alinear un tercer monoplaza, que no vaya a utilizarse como coche reserva, en los entrenamientos del viernes.

“Con el cambio en el reglamento, la vida de un motor tiene que ser de unos 800 km aproximadamente por GP. Esto supone tener una fiabilidad extraordinaria y eso es siempre difícil cuando los ingenieros no están dispuestos a ceder potencia. Será interesante ver cómo responden todos los equipos a este cambio., comenta de la Rosa.

Esta norma del Reglamento Deportivo se ha elaborado con el propósito de reducir costos. Al fabricarse menos cantidad de motores y componentes del mismo -ya que en una temporada un equipo puntero podía fabricar cerca de 400 propulsores- se pretende que los gastos sean mucho menores y así los equipos más modestos puedan acercarse a los grandes.

Las dos tandas calificativas se disputarán el sábado y de forma consecutiva a las 14:00 y a las 15:30, excepto en Estados Unidos que se iniciarán a las 13:00. En la primera se saldrá -en principio- con poca gasolina y estará marcada por la clasificación del GP anterior. En la segunda, el más lento de la primera tanda, saldrá primero y el más rápido, el último. En ambas sesiones, los coches iniciarán su vuelta de aceleración una vez que el coche que los precede haya pasado por la línea de salida para iniciar su vuelta lanzada, con la excepción del 6º, 11º y 16º que saldrán a pista 2 minutos después de que el coche que los precede inicie su vuelta calificatoria. Esto puede perjudicar a los equipos pequeños ya que el que califique último, sólo tendrá un tiempo mínimo para preparar el coche para la segunda con su correspondiente carga de combustible y la modificación de cualquier otro parámetro del coche que sea preciso, ya sea los alerones, electrónica o corregir otros posibles percances.. Entre ambas sesiones habrá unos minutos para retocar el coche, pero una vez finalizada la segunda sesión, Parque Cerrado, no se podrá repostar gasolina antes de la carrera. En Melbourne los monoplazas saldrán según los resultados de Japón en el 2003.

En el aspecto técnico también hay novedades importantes con la intención de que la valía y los reflejos del piloto recuperen parte del protagonismo que se ha perdido con la electrónica de los sofisticados monoplazas de hoy en día. Para ello el control de salida automático (’launch control’) desaparece. La dificultad de adelantar en la Fórmula1 actual hace decisiva una buena salida y es crucial muchas veces en las estrategias de parada en boxes. La velocidad en la línea de boxes se ha aumentado hasta los 100 km/h durante la carrera, por lo que la operación de repostaje no penalizará tanto -al hacerse ésta más rápidamente- y permitirá que los equipos arriesguen un poco más en sus estrategias. Volviendo a la Reglamentación Técnica, el control de tracción seguirá estando permitido a pesar de lo mucho que se ha especulado sobre su desaparición definitiva a partir del pasado GP de Inglaterra (la norma no prosperó). Ahora, será el piloto quién tenga que seleccionar la marcha con las levas que hay detrás del volante y no a través de unos botones de éste, como solía hacer cuando estaban permitidos los cambios automáticos.

Sobre este aspecto de la Rosa nos da su opinión:”Los cambios técnicos son positivos pero considero que hay algunas lagunas en el sistema de salida. Debería ser cien por cien manual y el control de tracción debería estar prohibido

Esta entrada fue publicada en Formula 1, McLaren, Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario