Citröen impulsa su estrategia mundial con el lanzamiento de dos nuevos modelos

Uno de los grandes objetivos de Citroën en la actualidad es acelerar su desarrollo a nivel mundial y reforzar su estatus de marca global. En esta línea, la marca inicia el 28 de junio la comercialización de su gama de modelos DS en China, después de hacerlo en Europa y América Latina. Al mismo tiempo enriquece y moderniza su gama principal con 2 nuevos modelos cuyo objetivo es reforzar el posicionamiento de la marca en el segmento C (compacto), dirigiéndose de forma prioritaria a los mercados internacionales de mayor crecimiento, como la cuenca mediterránea, China o Rusia. El mercado de los coches compactos es el más importante del mundo, con más de 20 millones de unidades matriculadas en 2011, lo que supone casi un tercio de las ventas mundiales de turismos.

ado que las carrocerías 3 volúmenes representan en Rusia el 43 % del mercado y hasta un 79 % en China, Citroën lanza el nuevo Citroën C-Élysée y el C4 L, una versión Lounge del C4. Dos berlinas con un carácter específico y complementario dentro de sus posicionamientos, que responden a los códigos de los principales mercados a los que se dirigen. Concebidos en Francia, ambos modelos se benefician del mejor saber hacer de la marca en términos de estilo, tecnología, puesta a punto y calidad.

El nuevo Citroën C-Élysée responde de una forma específica a las expectativas de una clientela exigente que busca un automóvil de tres volúmenes atractivo y al mismo tiempo accesible. Muestra un diseño equilibrado, atractivo y robusto, que expresa el aire de familia de la marca. Innovador en su concepción, el Citroën C-Élysée ofrece una habitabilidad generosa (espacio trasero digno de berlinas de la categoría superior, maletero de 506 litros VDA) gracias a una batalla de 2,65 m, la más larga de su categoría, de forma que asegura su rol de coche familiar. Además, puede contar con un gran número de elementos de confort, como un sistema de climatización con pantalla digital o un equipo de sonido mp3 con kit manos libres Bluetooth. En algunos mercados se ofrecerá un nuevo motor de última generación, el VTi 72 que, gracias a su tecnología, combina buenas prestaciones, consumo ajustado y máxima fiabilidad. El nuevo Citroën C-Élysée se beneficia de la amplia experiencia de la marca tanto en el terreno de la puesta a punto del chasis como en el de la calidad. Para su desarrollo (altura al suelo específica, protecciones…) se han realizado test en distintas zonas de todo el mundo, y en las condiciones de marcha más exigentes. El resultado es una fiabilidad a toda prueba, un aspecto fundamental para una clientela muy exigente, que a la hora de invertir en un automóvil demanda un producto de larga duración. El Citroën C-Élysée se fabrica en la planta de Vigo, en España, y se lanzará a finales de 2012, en una primera fase en Turquía, Europa central y también en Argelia, mercados con mayor demanda de este tipo de vehículos. Posteriormente llegará a España, entre otros países.

El Citroën C4 L mira hacia la parte alta del segmento C. Con su imagen distinguida y elegante, integra, de una forma similar al resto de la gama Citroën C4, las prestaciones más emblemáticas de la marca: calidad de acabado del más alto nivel, gran confort de suspensión y bienestar a bordo de referencia. Primera creación del Centro de Estilo de Shanghai, la silueta del Citroën C4 L evoca estatus desde el primer vistazo. Sus líneas elegantes y dinámicas, se resaltan con una peculiar firma luminosa tanto delante como detrás. A bordo, el conductor y los pasajeros disfrutan de un viaje en primera clase, gracias a un completo bienestar acústico y térmico, pero también por el auténtico espacio Lounge en la zona posterior (batalla alargada, asientos envolventes, inclinación de los respaldos hasta 29°, reposacabezas Confort) y por las tecnologías innovadoras en materia de confort (acceso y arranque manos libres, sistema de navegación con pantalla táctil y cámara de visión trasera, parabrisas calefactado integral, ionizador del aire…). El Citroën C4 L cuenta también con motores de gasolina de última generación: el THP 150/170 (en función de cada país), desarrollado en colaboración con el Grupo BMW, y el VTi 135. Todos pueden ir asociados a una nueva caja de cambios automática y secuencial de 6 marchas. Para responder de una forma óptima a las necesidades específicas de cada mercado, el Citroën C4 L se fabricará en cada zona en la que sea comercializado: en Wuhan para China, desde finales de 2012, y en Kaluga para Rusia, a partir del primer semestre de 2013.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario