Citroën C4 Sedán

Escrito por Autopista.es
El Citroën C4 gana un nuevo integrante en una familia que hasta ahora componían la variante de cinco puertas y la deportiva coupé –dejando aparte la carrocería monovolumen-. Habitabilidad inmejorable y maletero gigantesco son las principales apuestas de esta variante berlina del popular compacto de la firma francesa.

Al volante

Esta variante tres volúmenes sigue fiel a los principios de sus hermanos ya existentes en la gama. El volante multifunción –regulable en altura y profundidad- aglutina todo lo imaginable en materia de control de diferentes elementos de entretenimiento y vida a bordo. Toda la información la seguimos encontrando en la pantalla central de ajuste automático de luminosidad. Los asientos continúan destacando por su respaldo ancho y alto para acoger todo tipo de tallas. Arranque y en marcha.

En el capítulo mecánico el nuevo Citroën C4 Sedán no presenta grandes aspiraciones, sin duda para no hacer «pupa» a sus hermanos mayores. Sólo disponemos de dos mecánicas de 110 CV, voluntariosas eso sí, pero muy justitas –sobre todo la gasolina- si queremos salirnos de los roles para los que ha sido concebido este modelo. Al volante se agradece la dirección variable en asistencia: más firme a alta velocidad y más ligera cuando circulamos más despacio para facilitar maniobras. También destacamos la seguridad que supone llevar a ese ángel de la guarda que es el ESP, aunque haya que pagarlo aparte.

Si lo que nos preocupa es la seguridad, entra en funcionamiento todo el arsenal de soluciones made in Citroën, para lograr las ya obligatorias cinco estrellas en el test EuroNCAP para protección a pasajeros y tres estrellas en la protección a peatones en caso de atropello. Esto lo logra este Citroën C4 Sedán amparándose en airbags delanteros y laterales para conductor y copiloto que se apoyan en airbags de techo para pasajeros delanteros y traseros, indicador de cinturón sin abrochar, fijaciones Isofix en los asientos traseros, pedales plegables en caso de colisión…

Hablemos de euros

El nuevo Citroën C4 Sedán se ofrece con tres tipos de acabado. El de arranque en la gama es el LX Plus que aporta elementos como el cierre automático de puertas y maletero al iniciar la marcha, encendido automático de luces de emergencia en caso de fuerte frenada, aire acondicionado, radioCD con mandos en el volante, retrovisores y elevalunas eléctricos, mando a distancia, ordenador, apoyacabezas traseros escamoteables…

Subiendo un escalón nos encontramos el acabado Collection que suma a lo anterior el climatizador, tapicería en terciopelo, radio con lector MP3, faros antiniebla, retrovisores calefactados…

Por último nos queda hablar del equipamiento del C4 Sedán Exclusive con sensor de lluvia para activar limpiaparabrisas, encendido automático de luces, retrovisor antideslumbramiento, volante y pomo del cambio en cuero…

Puedes conseguir un Citroën C4 Sedán LX Plus 1.6i desde 15.150 euros mientras que la variante más económica en Diesel arranca en 17.240 euros. Los tope de gama se sitúan en 16.300 euros en el caso del gasolina y 20.110 para el Diesel.


Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario