Citroën C2: para la carretera y la ciudad

Tras el C3 y el C3 Pluriel, Citroën lanzó, en septiembre de 2003, el C2, ampliando así su gama y respondiendo a las necesidades específicas de la mayoría de los clientes de vehículos compactos de tres puertas.

El C2, con un estilo y una personalidad propios, evoca el dinamismo siempre asociado a la marca. Así, una característica destacada de su imagen es la ruptura de la continuidad de la línea inferior de los cristales laterales traseros. Pero, además de por su estilo, el C2 es innovador por sus conceptos inéditos de modularidad interior y de acceso al maletero.

Por lo que respecta al motor y a la transmisión, el C2 dispone de una amplia gama, con cinco motores: cuatro de gasolina, 1.1i, 1.4i, 1.6i 16V (110 CV DIN) y 1.6i 16V (125 CV DIN) para el acabado VTS, desarrollando potencias que oscilan entre los 61 y los 125 CV y un motor Diesel 1.4 HDi de 70 CV. Este último, puede estar asociado, desde principios de este año y según los países, con el SensoDrive, que también equipan los motores 1.4i y 1.6i 16V.

El C2 retoma características del C3 y, de hecho, conserva sus cualidades ruteras, su seguridad y numerosos equipamientos, que hasta la fecha sólo estaban disponibles en segmentos superiores del mercado.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario