Cinturón de seguridad: salva la vida en accidente

ImageUna de las garantías que nos da cualquier vehículo a la hora de salvar la vida o evitar lesiones en un accidente de carretera es el cinturón de seguridad.

Es útil para cualquier tipo de accidentes y en cualquier vía (urbana, carretera), y para desplazamientos largos o cortos. El riesgo en un choque de sufrir daños o de fallecer es cuatro veces mayor para quien no lo lleva. Su no utilización afecta a otros sistemas de seguridad del vehículo como el airbag, que resulta ineficaz y hasta peligroso si no va acompañado del cinturón de seguridad.

ImageEn 2002, fallecieron en carretera el 17,5% de los conductores accidentados que no utilizaban el cinturón, mientras que tan sólo lo hicieron el 2,4% de los que sí. En zona urbana, resultaron heridos graves el 1,9% de los que lo utilizaban correctamente, frente al 5,5% que no.

Úsalo cuando vayas detrás

ImageUna más hábito en el coche, quizás por falta de costumbre o porque no entendemos su peligro, es que no utilizamos el cinturón cuando vamos en la parte trasera del coche. Los ocupantes traseros son los que menos utilizan el cinturón a pesar de sus graves consecuencias que tiene. Un ejemplo: un pasajero de unos 50 kg que viaja en el asiento trasero a 50 km/h llega producir una fuerza de 3.000 kilos en su desplazamiento sobre el asiento delantero.

Además, es una infracción leve. Encima, pueden multarte con 91 euros. Artículo 117 del Reglamento General de Circulación.

Siempre es obligatorio que conductor y pasajeros utilicen cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados correctamente, tanto en vías urbanas como interurbanas.


Esta entrada fue publicada en Seguridad en coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario