CINCO MILLONES DE COCHES PRODUCIDOS EN LA PLANTA DE AUDI DE NECKARSULM

Más de cinco millones de automóviles de las marcas Audi, NSU y Porsche son la evidencia más clara de la larga tradición como fabricante de automóviles de la planta Audi de Neckarsulm.

“La planta de Neckarsulm fue un lugar de innovación durante el siglo pasado, y se ha ganado una reputación como una de las fábricas con tradición más rica de todo el mundo,” asegura el Director de Producción de Audi, Dr. Jochem Heizmann.

La fábrica ha ganado reconocimiento mundial con desarrollos tecnológicos tales como el primer NSU con la carrocería completamente fabricada en aluminio (1913); los aerodinámicos vehículos de récords de 1956; el motor Wankel NSU en 1957; los motores TDI en 1989, y los motores de competición que se fabricaron posteriormente. A partir de la entrada en funcionamiento del Centro de Aluminio y el comienzo de producción de carrocerías ligeras con ese material en 1995, la planta Audi ha conseguido un nivel único de competencia. Ya son más de 200.000 los modelos A2 y A8 que se han producido con carrocería de aluminio desde 1995 utilizando la tecnología ASF – Audi Space Frame.

Los primeros coches que se fabricaron en 1905 en Neckarsulm, fueron bajo licencia de la empresa “Belgian Pipe”. Al mismo tiempo los ingenieros de NSU estaban elaborando sus propios proyectos, con la construcción de un vehículo de tres ruedas. Su motor de motocicleta, de 3.5 CV, estaba montado sobre la rueda delantera y transmitía su potencia a las ruedas traseras por medio de un sistema de cadena. El modelo se denominó “Sulmobil”.

En 1906 comenzó una nueva época en la historia de la planta con la construcción del “Original Neckarsulm Motorcar”. Los primeros veinte coches fueron montados en la antigua factoría de máquinas de coser, junto a bicicletas y motocicletas. Coches famosos como el primer prototipo del VW Beetle, el NSU Prinz, el NSU/Wankel Spyder, el NSU TT, el NSU Ro 80, el Audi 100, el Audi 200 y el Audi Cabrio salieron de las líneas de producción durante los siguientes 96 años. “Somos perfectamente conscientes de nuestra historia y estamos orgullosos de la larga tradición de la planta de Neckarsulm,” explicó el Director de la Planta Otto Linder.

Las diferentes etapas de la fábrica están asociadas al crecimiento: la producción anual de vehículos se ha ido incrementando constantemente desde 1906. En 1914 se produjeron 900 coches. Debido a razones comerciales, la producción de coches se suspendió desde 1929 a 1956. La producción de turismos comenzó nuevamente en 1958 con la llegada del “ NSU Prinz”.

En los años del “milagro económico”, la producción fue creciendo a pasos agigantados y pasó de 13.000 unidades en 1958 a 145.000 en 1969. A partir de 1957 se produjeron un total de 1,2 millones de coches de la marca NSU. En marzo de 1977 el último Ro 80 dejó la línea de producción de Neckarsulm, lo que significó el final de esta marca legendaria, que forma parte de la actual Audi.

Tras la fusión que provocó el nacimiento de Audi NSU Auto Unión AG (1969), en 1970 salía el primer Audi 100 de la línea de montaje. Este modelo y su sucesor, el Audi A6, han evolucionado hasta convertirse en la actualidad en la punta de lanza de la planta. A lo largo del periodo 1976-1991, se produjeron más de 313.000 vehículos Porsche por medio de un contrato externo, para mantener el nivel de empleo. Los modelos fabricados fueron el 924 y el 944.

En 1996, con el Audi A6, el Audi A8 (que se había comenzado a comercializar en 1994) y el montaje del Audi Cabriolet, por primera vez se producían tres gamas independientes de modelos en la planta. En 2001 se superó por primera vez la cifra de 1.000 vehículos fabri cados al día. El Audi A2, A6, allroad quattro y A8 son las gamas que se producen en la actualidad en Neckarsulm. Se suman, además, vehículos de quattro GmbH, personalizados para cumplir las demandas individuales de los clientes, así como su propio producto, el Audi RS6. La producción anual de la planta alcanza aproximadamente los 250.000 vehículos.

“Con su espíritu pionero y altos niveles de compromiso, la fuerza de trabajo de Neckarsulm ha mostrado reiteradamente su capacidad, creando nuevos hitos. Aún durante las épocas difíciles, este espíritu contribuyó a que la planta mantuviera la producción y los puestos de trabajo. Los empleados han desempeñado un papel importante para convertir a Audi Neckarsulm en la realidad actual, una planta de producción innovadora e internacionalmente competitiva. Como el empleador más importante de la región, también desarrolla una importante responsabilidad social,” asegura Norbert Rank, Presidente del Comité de Empresa. Audi es un fabricante internacional de vehículos de alta gama. En 2001 la empresa fabricó y vendió más de 726.000 unidades. El Grupo Audi facturó unos 22.000 millones de euros en el último ejercicio y tiene una plantilla de más de 50.000 empleados.

“La planta de Neckarsulm fue un lugar de innovación durante el siglo pasado, y se ha ganado una reputación como una de las fábricas con tradición más rica de todo el mundo,” asegura el Director de Producción de Audi, Dr. Jochem Heizmann.

La fábrica ha ganado reconocimiento mundial con desarrollos tecnológicos tales como el primer NSU con la carrocería completamente fabricada en aluminio (1913); los aerodinámicos vehículos de récords de 1956; el motor Wankel NSU en 1957; los motores TDI en 1989, y los motores de competición que se fabricaron posteriormente. A partir de la entrada en funcionamiento del Centro de Aluminio y el comienzo de producción de carrocerías ligeras con ese material en 1995, la planta Audi ha conseguido un nivel único de competencia. Ya son más de 200.000 los modelos A2 y A8 que se han producido con carrocería de aluminio desde 1995 utilizando la tecnología ASF – Audi Space Frame.

Los primeros coches que se fabricaron en 1905 en Neckarsulm, fueron bajo licencia de la empresa “Belgian Pipe”. Al mismo tiempo los ingenieros de NSU estaban elaborando sus propios proyectos, con la construcción de un vehículo de tres ruedas. Su motor de motocicleta, de 3.5 CV, estaba montado sobre la rueda delantera y transmitía su potencia a las ruedas traseras por medio de un sistema de cadena. El modelo se denominó “Sulmobil”.

En 1906 comenzó una nueva época en la historia de la planta con la construcción del “Original Neckarsulm Motorcar”. Los primeros veinte coches fueron montados en la antigua factoría de máquinas de coser, junto a bicicletas y motocicletas. Coches famosos como el primer prototipo del VW Beetle, el NSU Prinz, el NSU/Wankel Spyder, el NSU TT, el NSU Ro 80, el Audi 100, el Audi 200 y el Audi Cabrio salieron de las líneas de producción durante los siguientes 96 años. “Somos perfectamente conscientes de nuestra historia y estamos orgullosos de la larga tradición de la planta de Neckarsulm,” explicó el Director de la Planta Otto Linder.

Las diferentes etapas de la fábrica están asociadas al crecimiento: la producción anual de vehículos se ha ido incrementando constantemente desde 1906. En 1914 se produjeron 900 coches. Debido a razones comerciales, la producción de coches se suspendió desde 1929 a 1956. La producción de turismos comenzó nuevamente en 1958 con la llegada del “ NSU Prinz”.

En los años del “milagro económico”, la producción fue creciendo a pasos agigantados y pasó de 13.000 unidades en 1958 a 145.000 en 1969. A partir de 1957 se produjeron un total de 1,2 millones de coches de la marca NSU. En marzo de 1977 el último Ro 80 dejó la línea de producción de Neckarsulm, lo que significó el final de esta marca legendaria, que forma parte de la actual Audi.

Tras la fusión que provocó el nacimiento de Audi NSU Auto Unión AG (1969), en 1970 salía el primer Audi 100 de la línea de montaje. Este modelo y su sucesor, el Audi A6, han evolucionado hasta convertirse en la actualidad en la punta de lanza de la planta. A lo largo del periodo 1976-1991, se produjeron más de 313.000 vehículos Porsche por medio de un contrato externo, para mantener el nivel de empleo. Los modelos fabricados fueron el 924 y el 944.

En 1996, con el Audi A6, el Audi A8 (que se había comenzado a comercializar en 1994) y el montaje del Audi Cabriolet, por primera vez se producían tres gamas independientes de modelos en la planta. En 2001 se superó por primera vez la cifra de 1.000 vehículos fabri cados al día. El Audi A2, A6, allroad quattro y A8 son las gamas que se producen en la actualidad en Neckarsulm. Se suman, además, vehículos de quattro GmbH, personalizados para cumplir las demandas individuales de los clientes, así como su propio producto, el Audi RS6. La producción anual de la planta alcanza aproximadamente los 250.000 vehículos.

“Con su espíritu pionero y altos niveles de compromiso, la fuerza de trabajo de Neckarsulm ha mostrado reiteradamente su capacidad, creando nuevos hitos. Aún durante las épocas difíciles, este espíritu contribuyó a que la planta mantuviera la producción y los puestos de trabajo. Los empleados han desempeñado un papel importante para convertir a Audi Neckarsulm en la realidad actual, una planta de producción innovadora e internacionalmente competitiva. Como el empleador más importante de la región, también desarrolla una importante responsabilidad social,” asegura Norbert Rank, Presidente del Comité de Empresa. Audi es un fabricante internacional de vehículos de alta gama. En 2001 la empresa fabricó y vendió más de 726.000 unidades. El Grupo Audi facturó unos 22.000 millones de euros en el último ejercicio y tiene una plantilla de más de 50.000 empleados.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario