Chrysler suprimirá 2.400 empleos en Estados Unidos y cierra una de sus plantas

El grupo automovilístico Chrysler, que engloba las marcas Chrysler, Jeep y Dodge, suprimirá 2.400 puestos de trabajo en Estados Unidos como consecuencia del cierre de una planta y de la eliminación de un turno de producción en otra.

En concreto, la corporación norteamericana cerrará definitivamente su planta de Saint Louis South el próximo 31 de octubre, como consecuencia del declive en la demanda de los monovolúmenes que se ensamblan en estas instalaciones. Esta decisión supondrá la eliminación de 1.500 empleos.

Además, el grupo suprimirá un turno de trabajo en la factoría de Saint Louis North a partir del próximo 2 de septiembre, con lo que las instalaciones funcionarán con un sólo turno. Esta reestructuración implica la pérdida de 900 trabajadores.

Chrysler
justificó su “difícil” decisión por “el cambio sin precedentes” que se está produciendo en la industria automovilística estadounidense, por la desaceleración económica en el país y por la contracción del mercado norteamericano.

En este sentido, el vicepresidente de Chrysler, Jim E.Press, destacó que la empresa se enfrenta a una difícil coyuntura, pero sigue centrada en su objetivo de conseguir la rentabilidad para el largo plazo. “Estas acciones nos ayudarán a conseguir tal propósito”, concluyó.

Esta entrada fue publicada en Chrysler. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario