Chrysler Sebring Cabrio 2.0 CRD

Escrito por Hoy.es
Llega desde el otro lado del Atlántico y con aureola de gran triunfador. En su DNI indica que nace en Michigan, pero su éxito se extiende hasta el último rincón de Estados Unidos, siendo el convertible más vendido en ese país en los últimos 11 años. Es todo un dato.

Ahora le llega el turno al nuevo modelo. El Sebring Cabrio crece en todos los sentidos con respecto al modelo anterior y se blinda para entrar en un duro cuerpo a cuerpo con rivales de la entidad de un Audi A4 Cabrio, un Volvo C70 o un Saab 9-3 Cabrio, entre otros, un grupo con nombres y apellidos tirando a «familias bien».

Si cogemos el metro comprobamos que este modelo es grande, muy muy grande. De hecho pocos vehículos que presumen de cabrios alcanzan los 4,93 metros de longitud. Por lo tanto, la plaza de garaje debe ser amplia. El motivo es que este modelo se ha visto en la necesidad de crecer ocho centímetros en la zaga respecto a la versión sedán debido a que tiene que «esconder» el generoso techo en el maletero.

Con el acabado Limited que nos ocupa el techo es rígido y retráctil. Basta con dejar pulsado un mando y el techo se pliega en dos partes y se esconde en el maletero. Si hace una semana destacábamos la rapidez del techo de lona del Audi A3 Cabrio (nueve segundos), en este caso el cronómetro nos lleva hasta los 32 segundos para completar la «maniobra », un par de segundos más que el C70 que monta un techo muy similar.

Esta entrada fue publicada en Chrysler. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario