China pone trabas a la venta de superdeportivos en su territorio

McLaren 570S Spider

Marcas como McLaren, Ferrari o Lamborghini se enfrenta a una situación muy complicada en China. El gigante asiático es uno de los primeros mercados para los fabricantes de coches de lujo pero, debido a un cambio de normativa, esta situación puede tornarse muy difícil. Los denominados «fabricantes de pequeños volúmenes», es decir, que venden pocas unidades al año, estaban exentos hasta el momento de cumplir con las normas ambientales chinas que miden si los motores cumplen con los límites de emisiones después de recorrer 160.000 kilómetros.

En parte era lógico que un modelo como el Ferrari LaFerrari o el McLaren 720S estuviera exento de dicha norma ya que ningún superdeportivo de esta categoría es capaz de recorrer difícilmente ese kilometraje. Y no es debido a que no pueda hacerlo, sino porque sus propietarios apenas los sacan del garaje. Sin embargo, el gobierno chino ha aprobado la nueva «Ley de Aire Limpio», la cual, entre otras cosas, elimina esta excepción.

Ferrari 812 Superfast

Bajo la nueva normativa, superdeportivos como el Ferrari 812 Superfast o el McLaren 570S Spider, los modelos importados antes de los cambios estarán exentos, pero todos los coches lanzados a posteriori deben cumplir con las «pruebas de resistencia» antes de que puedan ser vendidos en el país.

Según apuntan varios medios como el Financial Times, en un documento de información redactado a principios de este mismo mes, la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores del Reino Unido argumentó que las autoridades chinas “deberían tener en cuenta las prácticas reguladoras en otras regiones, incluyendo Europa y Estados Unidos”.

Esta entrada fue publicada en Coches Deportivos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario