El nuevo Chevrolet Corvette Stingray podría tener un sistema tecnológico ilegal

Chevrolet Corvette Stingray

El nuevo Chevrolet Corvette Stingray es todo un éxito de ventas en Estados Unidos. Apenas lleva en el mercado estadounidense ocho meses y Chevrolet ya ha conseguido vender 23.483 unidades, parece ser que su precio muy competitivo (apenas 67.000 dólares cuando un Porsche 911 cuesta casi 100.000 dólares) hace de esta una perfecta combinación exitosa en el sector del automóvil. Ahora bien, como se suele decir, no es oro todo lo que reluce.

Y es que, literalmente, el Chevrolet Corvette Stingray podría ser ilegal. Uno de los últimos adelantos tecnológicos que equipa el buque insignia de General Motors estaría incumpliendo leyes relacionadas con la privacidad de sus conductores. GM está advirtiendo a los compradores del nuevo Corvette de que si usan el sistema “Valet Mode” que integra, éste podría grabar a cualquiera dentro del coche sin su previo consentimiento.

Evidentemente, en la gran mayoría de estados norteamericanos (así como países europeos), esto es ilegal. Dicho sistema puede registrar la velocidad o las revoluciones por minuto del motor en una ruta, permitiendo al dueño de este deportivo, saber cómo alguien ha conducido su coche así como cuándo ha sido aparcado o llevado al taller. Ideal para los padres que lo dejan prestado a sus hijos.

Aun así, General Motors se escuda en que el sistema se puede desactivar con tan sólo introducir un código de cuatro dígitos. De todas maneras, todos los datos pueden ser visionados en el propio vehículo o transferidos a un ordenador. Es por ello que las conversaciones mantenidas dentro del propio vehículo pueden salir a la luz pública de maenra muy sencilla.

Como detalle final, GM asegura que ya están trabajando en una actualización de software para resolver este problema legal y adaptarse a la normativa vigente en este aspecto.

 

Esta entrada fue publicada en Chevrolet y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario