CENTRO ELECTRÓNICO DE AUDI

Audi AG es consciente de la creciente importancia que está adquiriendo la electrónica en el campo de la industria del automóvil, y por ello ha iniciado la construcción de un innovador Centro Electrónico en Ingolstadt. La inversión total alcanzará a los 48 millones de euros y el edificio de siete plantas albergará toda la competencia electrónica de Audi, al tiempo que abrirá una amplia gama de posibilidades futuras. A partir de mayo de 2003, 750 empleados de los departamentos de desarrollo, compras y aseguramiento de calidad de Audi trabajarán en el edificio.

El Director de la División de Desarrollo Electrónico y Eléctrico de Audi AG, Dr. Willibert Schleuter, explica la importancia de la electrónica en la industria del automóvil: “La electrónica es una tecnología clave en la producción de vehículos y una de las excelencias de Audi. En los modelos futuros, el 90% de las innovaciones tecnológicas introducidas estarán afectadas por la electrónica.” Un hecho que también está mostrando su efecto en el personal de la empresa. Mientras que en 1996 trabajaban 220 empleados en la División de Desarrollo Electrónico de Audi, esta cifra ha crecido hasta los 580 actuales, con una tendencia continua de crecimiento.

La cantidad de componentes y dispositivos electrónicos en los vehículos aumenta constantemente: sistemas de navegación, ordenadores de a bordo, sistemas de información y entretenimiento, gestión electrónica de los motores, controles de transmisión, airbags, ABS, ESP, elevalunas eléctricos y cierres centralizados…; los coches modernos son inoperantes sin la electrónica. Numerosos controles electrónicos del automóvil se encuentran en conexión entre ellos. Y los modelos de Audi han estado liderando durante mucho tiempo la innovación electrónica en el campo automovilístico.

Un ejemplo palpable de la constante progresión de la integración del software en los vehículos es el modelo A8: el actual puede almacenar 3 megabytes de datos, aunque esta cifra se elevará a 90 en la próxima generación, un dato al que el Dr. Schleuter añade: “Desde 1990 a 2005, la capacidad específica de procesar en los coches se habrá multiplicado por 10 millones.”

El futuro Centro Electrónico, que albergará todas las capacidades electrónicas de Audi bajo un mismo techo, está destinado a desempeñar un papel muy importante en esta estrategia. Actualmente, los departamentos individuales de la especialidad están dispersos en todo el área de Desarrollo Tecnológico de Ingolstadt. A partir de mayo de 2003, sin embargo, 750 empleados trabajarán en el edificio de siete plantas, en las que predominará una arquitectura de tipo terraza. Cuatrocientos de estos empleados serán de la división de desarrollo electrónico, trescientos de distintos departamentos de compras y cincuenta serán expertos de aseguramiento de calidad y de preparación de producto. Dispondrán de 21.000 metros cuadrados de espacio útil (12.000 de oficinas y 9.000 para laboratorios, talleres y equipos de prueba).

A todo ello hay que añadir un concepto arquitectónico abierto y transparente: el edificio de siete plantas forma la parte frontal del complejo. Desde allí, el techo baja de forma abrupta y un patio central de cuatro plantas de altura con cristal en el techo y en los laterales conecta las oficinas con el segundo sector. Driessen lo describe: “Puentes y pasadizos unen los dos cuerpos arquitectónicos en este atrio, que se encuentra inundado de luz. Por ellos se accede desde los puestos de trabajo a los talleres y a la zona de laboratorios.” El concepto ha sido elaborado, tras ganar el concurso, por la empresa RKW Architektur + Städtebau de Dusseldorf.

El Centro Electrónico incorporará equipos de pruebas y mediciones ultramodernos. Entre otros, se instalará un banco de pruebas donde se comprobarán el funcionamiento y la fiabilidad de los componentes electrónicos en temperaturas extremas y en las más variadas condiciones de carretera.

El Centro Electrónico también dispondrá de un laboratorio MMI, exclusivo para probar y mejorar todas las funciones controladas por el innovador concepto de control de Audi “Multi Media Interface”, en condiciones de utilización real. En un vanguardista laboratorio de sonido, los especialistas acústicos no sólo trabajarán en los sistemas de audio de los modelos, sino que además desarrollarán nuevos conceptos acústicos.

Otro elemento inédito será el túnel de luz de cincuenta metros de largo y diez metros de ancho para el desarrollo de nuevos sistemas de alumbrado. Actualmente, los ingenieros de Audi prueban las innovaciones en iluminación en la pista de pruebas de la marca en Neustadt o en otros lugares. Pero esto sólo puede hacerse durante la noche.

El Centro Electrónico – Visión General

Situación: Centro Técnico de Desarrollo de Audi AG en Ingolstadt
Comienzo de construcción: marzo de 2002
Final de construcción: mayo de 2003
Arquitectos: RKW Architektur + Städteplanung, Düsseldorf.
Director de Proyecto de Audi: Rolf Driessen
Volumen de inversión: 48 millones de euros
Número de plantas: siete
Espacio de suelo utilizable: 21.000 metros cuadrados divididos en 12.000 metros cuadrados de oficinas y 9.000 de talleres, laboratorios y bancos de prueba
Número de empleados: 750
Puestos de trabajo: 700 en oficinas, 200 en laboratorios electrónicos, 70 plazas para vehículos de pruebas, algunas de ellas con grúas elevadoras Equipos de pruebas y mediciones: seis plantas de pruebas y mediciones para vehículos, como por ejemplo un banco de pruebas rodante con simulador de temperaturas, túnel de luz, laboratorio MMI, laboratorio de audio y 16 zonas para pruebas de componentes
Características arquitectónicas: edificio transparente, con arquitectura de tipo terraza, patio interior acristalado de conexión de los dos complejos de construcción (oficinas y talleres)

Audi Electronics Venture GmbH

Para poder investigar innovadoras tecnologías clave en el campo de la electrónica, Audi AG ha establecido en el tercer trimestre de 2001 una filial de su propiedad denominada Audi Electronics Venture GmbH (AEV). Esta empresa reforzará la competencia de Audi en el sector electrónico, por ejemplo en el terreno de los semiconductores o interfaces de bus de datos; concentrará su excelencia en este campo y contribuirá a desarrollar arquitecturas electrónicas para vehículos modernos, a través de colaboraciones tecnológicas y como parte de “joint-ventures”, especialmente con empresas pequeñas de alta tecnología. Un resultado palpable es la colaboración de Audi con TTTech Computertechnik AG, de Viena, establecida a la vista de la creciente complejidad de las redes de los sistemas electrónicos en los vehículos, tales como el cambio por cable o el freno por cable, sistemas que requieren transferencia de datos fiables en tiempo real. TTTech dispone de un extenso know-how en el área de arquitectura TTA. Este es un sistema de bus de datos de tiempo controlado que proporciona una base práctica para integrar nuevas funciones al vehículo con los más altos niveles de seguridad y conveniencia. Esta tecnología ya se utiliza en la aviación.
Walter Streit, CEO de AEV, menciona algunos puntos clave: “Estamos trabajando de forma intensa para integrar paquetes de software en los coches. Otro campo de actividad es el área de visión técnica.” AEV, con un capital de 500.000 euros, tiene su sede central en Ingolstadt.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario