Celebración por partida doble de la furgoneta Vito

En otoño de 1995 dio comienzo una nueva era para la planta de Vitoria con la presentación de la furgoneta Vito y, poco tiempo después, del monovolumen Clase V. La furgoneta de diseño dinámico con tracción delantera estaba concebida como vehículo universal: tanto para clientes privados como para usuarios profesionales y para usos mixtos. Se invirtieron más de 400 millones de euros en la modernización y ampliación de la planta y en el desarrollo de los nuevos modelos. Y no se pudo hacer de mejor forma al obtener el mejor galardón europeo “Van of the Year”, que la acreditaba como el mejor vehículo industrial ligero del momento.
Los nuevos modelos experimentaron una excelente acogida en el mercado, apoyada por la intensa reestilización y la introducción de los motores diesel CDI en el año 1999. Este éxito obligó a la dirección de la fábrica de Vitoria a introducir un tercer turno de trabajo en primavera de 1997, a fin de cubrir la creciente demanda. La producción aumentó año tras año, hasta llegar en 2000 a 89.673 unidades.
En 2003 un nuevo acontecimiento dejó su impronta en la planta: la introducción de la segunda generación de la furgoneta Vito, con tracción trasera, y del monovolumen Viano, desarrollado en paralelo con la furgoneta. En el año 2003, la planta de Vitoria recibió dos premios internacionales:
• por su ejemplar concepción logística el ELA Award, el premio europeo más importante en este campo,
• por su calidad e innovaciones tecnológicas el galardón “Van of the Year”.
La enorme variedad de modelos y versiones supuso un desafío importante para la fábrica. Pero con la ampliación y reestructuración de las instalaciones de producción, que fueron la clave del aumento de la capacidad, se logró aumentar la producción un 10% hasta las 100.000 unidades anuales en dos turnos; por consiguiente existe la posibilidad de introducir un tercer turno para satisfacer un aumento de la demanda, lo que permitiría al proceso de fabricación alcanzar una producción 140 000 vehículos al año.
En el año 2004, el primer ejercicio completo de fabricación de la nueva generación de modelos, la planta de Vitoria trabajó casi al límite de su capacidad, produciendo 92 910 unidades de la Vito y el Viano. En la actualidad, la producción diaria asciende a unos 440 vehículos entre Vito y Viano, lo que ha permitido que en a fecha de hoy la fábrica de Vitoria pueda celebrar no sólo su décimo aniversario, sino adicionalmente la producción de su vehículo 750.000 desde que se iniciara en 1995 la fabricación del modelo Vito.
Todo hace presagiar que a finales de 2005 salgan de las cadenas de producción de la fábrica de Vitoria un total de 95.000 unidades, lo que supondrá un nuevo récord de fabricación.
Aportación importante a la economía del País Vasco
Por su número de empleados y por el volumen de producción, la planta de Vitoria puede ser considerada como uno de los núcleos esenciales para la economía del País Vasco. Los proveedores de la región suministran cada año a la fábrica componentes y mercaderías por un valor de unos 300 millones de euros. Mercedes-Benz genera en Vitoria aproximadamente un 4 % del producto interior bruto de la comunidad autónoma. Un 90 % de los vehículos producidos se destinan al extranjero, de manera que la planta es responsable de más de un 10 % de las exportaciones de la región.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario