Campaña Michelin de Revisión de Neumáticos en España y Portugal 2011 (Preocupante empeoramiento del estado de los neumáticos de los vehículos en España)

 

La Campaña Michelin de Revisión de Neumáticos en España y Portugal 2011 ha dejado patente el empeoramiento del estado de los neumáticos de los vehículos que circulan por las carreteras españolas. Especialmente preocupante es el 14% de los turismos que llevan al menos un neumático con un nivel de presión considerado peligroso, con los riesgos que supone para la seguridad vial. En el caso de los vehículos comerciales, ese porcentaje asciende hasta el 31%. En cuanto a la profundidad de dibujo, los datos obtenidos revelan que el 15% de los turismos examinados en España presenta al menos un neumático con un mayor desgaste del límite legal, cifra que asciende al 17% en los vehículos comerciales.

La Campaña Michelin de Revisión de Neumáticos en España y Portugal 2011 se ha celebrado de nuevo este año, entre los días 4 y 24 del pasado mes de julio, con la intención de concienciar a los conductores sobre la importancia del correcto mantenimiento de los neumáticos para evitar los accidentes de tráfico y reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2. La campaña es un ejemplo más de la apuesta firme del Grupo Michelin por la seguridad vial y por el medio ambiente.

En esta edición han participado más de 57.000 vehículos en España; es decir, se han revisado más de 228.000 neumáticos. Como en la campaña realizada en 2009, los técnicos del taller comprobaron la presión y la profundidad del dibujo de los neumáticos, y observaron posibles daños en cada uno de los cuatro neumáticos de los turismos, 4×4 y camionetas inspeccionados. Se han seleccionado los datos de 16.561 vehículos para la realización de este estudio.

Los resultados obtenidos en esta campaña arrojan unos datos realmente preocupantes. Así, el 14,2% de los vehículos de turismo examinados y el 31% de los vehículos comerciales circulan con al menos un neumático con presión peligrosa, con grave riesgo para la seguridad vial. En comparación con los resultados de la campaña precedente, los datos toman un carácter aún más negativo, ya que entonces, en 2009, el 10% de los turismos examinados presentaba al menos un neumático con presión peligrosa; es decir, un 4% menos que la cifra actual. En cuanto a los vehículos comerciales, comparados con la campaña anterior, las cifras son aún más alarmantes, ya que entonces era el 20,5% de los vehículos comerciales que llevaba una presión peligrosa; es decir, el porcentaje de vehículos comerciales que circulan por las carreteras españolas con evidente peligro ha aumentado en los dos últimos años en 10,5 puntos porcentuales.

No menos llamativo es el dato de los vehículos que circulan con presión incorrecta. El 36% de los turismos presenta al menos un neumático con presión no correcta, mientras que ese dato se eleva hasta el 56% en el caso de los vehículos comerciales. Circular con neumáticos con una presión incorrecta, entre 0,5 y 1 bares por debajo de la correcta, aumenta el riesgo de reventones, provoca una mayor inestabilidad del vehículo y, consecuentemente, se incrementa el peligro de accidentes. Además, aumenta de consumo de combustible, con consecuencias económicas para el propietario, y se incrementa la emisión de CO2.

Otro de los aspectos inspeccionados en la Campaña Michelin de Revisión de Neumáticos en España y Portugal 2011 ha sido la profundidad del dibujo. A pesar de que la ley establece la prohibición de circular con una profundidad inferior a 1,6 mm, los datos obtenidos revelan que el 15% de los turismos examinados en España presenta al menos un neumático con un mayor desgaste de ese límite legal, con el grave incremento de la distancia de frenado y la pérdida de adherencia y estabilidad que esto supone. En este caso, comparando con los resultados de la campaña 2009, se observa un aumento considerable de 5,5 puntos porcentuales, ya que un 9,5% de vehículos se encontraba en esta situación.

Los vehículos comerciales siguen la misma tónica al alcanzar un 17% aquellos que circulan con profundidad inferior a 1,6 mm. En esta ocasión, los datos vuelven a empeorar al compararlos con la campaña de 2009, cuando se registró un 12,2% de vehículos en esta situación.

La campaña ha revisado también los daños que presentaban los neumáticos de los vehículos inspeccionados. Merece la pena destacar que el 23% de los vehículos comerciales y el 19% de los turismos presenta algún neumático con daños, mientras que en 2009 se detectaron un 13% de vehículos comerciales y un 14,2% de turismos con daños en los neumáticos. Estos incrementos del 10% y del 5%, respectivamente, en la actual edición vuelven a incidir con rotundidad en los malos resultados obtenidos en 2011.

Estudio sobre Accidentalidad por Defectos de los Neumáticos
De forma paralela, Michelin ha encargado a la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), de la que es patrocinador, la realización de un Estudio de Accidentalidad por Defectos de los Neumáticos entre los años 2005 y 2009 en España y Portugal. Dicho informe muestra cómo los defectos en los vehículos no son una causa principal en los accidentes de tráfico, ya que representan sólo un 0,61% de los 287.582 vehículos implicados en accidentes con víctimas. Sin embargo, de ese porcentaje, más de la mitad, el 54,7%, corresponde a vehículos que presentaban defectos en los neumáticos.

En los accidentes con víctimas mortales, el porcentaje de vehículos con neumáticos con daños asciende hasta el 69,6%. Es decir, la proporción de accidentes mortales se triplica respecto al total de accidentes. La antigüedad añade también riesgo. El 65% de los vehículos accidentados en 2009 por causa de los neumáticos tenía 10 años o más.

Atendiendo a la edad del conductor, los jóvenes menores de 25 años sufren más accidentes por defectos en los neumáticos. Por tipo de accidente, más de la mitad de accidentes por neumáticos en mal estado son salidas de la vía. Sin embargo, el estudio refleja también datos positivos como el hecho de que el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en carretera se ha reducido casi a la mitad en esos cinco años, mientras que el parque de vehículos ha pasado de 28 a 31 millones en el mismo periodo.

Esta entrada fue publicada en Michelin. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario