Cambio automático para la furgoneta Sprinter 616 CDI de Mercedes-Benz

Desde abril de este año, las furgonetas Sprinter 616 CDI (con un peso máximo autorizado de 5.990 kg), podrán equipar opcionalmente un cambio automático de cinco velocidades. Este cambio, provisto de un convertidor hidráulico de par, lleva un dispositivo de acoplamiento directo que minimiza la pérdida de eficacia debida al excesivo resbalamiento del propio convertidor.

El cambio automático es tan fácil de utilizar como el de un turismo Mercedes-Benz. La palanca del cambio puede desplazarse por el selector en las posiciones P,R,N y D. En la posición “D”, el conductor puede elegir entre marchas más cortas, moviendo la palanca hacia la izquierda, o marchas más largas, empujando la palanca hacia la derecha. Por razones de seguridad, la palanca del cambio sólo puede moverse desde la posición”P” si el pedal del freno está pisado y el contacto dado. Si el vehículo circula a una velocidad superior a 6 km/h no es posible desplazar la palanca del cambio a las posiciones “N” o “R”.

La carga útil de la Sprinter 616 CDI equipada con transmisión automática es de 3.200 kg para la versión de 3.550 mm de distancia entre ejes, o 3.500 kg para la versión de 4.035 mm de batalla. El cambio automático tiene un precio de 2.478 euros sin IVA.

Con la introducción del cambio automático en la Sprinter 616 CDI, Mercedes-Benz ofrece transmisiones automáticas o automatizadas en toda la gama de furgonetas Sprinter. Los modelos Sprinter 208 CDI a 416 CDI pueden equipar opcionalmente el cambio automatizado “Sprintshift” en el que la palanca del cambio selecciona marchas cortas o largas desplazándose hacia adelante o hacia atrás. No lleva convertidor de par pero tampoco lleva pedal de embrague. La actuación del embrague se realiza a través de un servomotor.

La principal aplicación del cambio automático en la Sprinter 616 CDI se encontrará sin duda en las versiones chasis cabina destinadas a ser carrozadas como minibús, para un mayor confort de los pasajeros y comodidad para el conductor.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario