CADILLAC PRESENTA EL NUEVO CADILLAC CTS

Con un diseño más que audaz, el nuevo CTS – la primera aplicación completa de la propuesta de diseño y tecnología de Cadillac para diseño de turismos – hará su debut en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach en Monterey, California, y tendrá su presentación oficial mundial en el Salón del Automóvil de Frankfurt en Septiembre.

El CTS está basado en la tradición centenaria de excelencia en ingeniería e innovación en diseño de Cadillac. Su carrocería perfilada es sencilla, con formas puras, bordes definidos y vigorosas líneas de intersección. La filosofía del diseño recuerda un tiempo en el que Cadillac habitualmente realizaba audaces planteamientos en este campo. Esta herencia de diseño comenzó en 1927 cuando Harley Earl, quien más adelante fue nombrado primer Vice-Presidente de Diseño de General Motors, creó el LaSalle como el compañero de menor tamaño del Cadillac.

“En nuestro primer siglo de existencia, muchos diseños memorables han logrado que Cadillac destaque del resto de coches de lujo,” ha manifestado Mark R. LaNeve, Director General de Cadillac. “El CTS hará las delicias de muchas personas en un segmento en el que habitualmente, más que definir, se esculpe el diseño de automóviles. Es una interpretación moderna de la belleza espectacular de los coches por los que Cadillac se ha hecho famoso. Resumiendo, es un Cadillac clásico para el siglo XXI.”

Además de su expresivo diseño, el CTS se conecta con el pasado de Cadillac por sus prestaciones. Construido con una arquitectura completamente nueva de tracción trasera, el nuevo Cadillac sedán estará disponible con transmisión manual acoplada a un motor de 3.2 litros V6 que le propulsa de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos.

El CTS también representa un profundo cambio en la nomenclatura de Cadillac. Aunque Cadillac ha bautizado sus coches con algunos nombres que resultan instantáneamente reconocibles en la historia de la automoción, ha llegado la hora de que sus vehículos verdaderamente reflejen la presencia global de Cadillac.

“Como parte de nuestra iniciativa global, este coche se venderá junto a otros Cadillac en las exposiciones de Europa y Asia,” ha manifestado LaNeve. “Los clientes de otras partes del mundo están acostumbrados a nombres alfanuméricos para sus vehículos, y, eventualmente, todos nuestros vehículos tendrán nombres que reflejen nuestra naturaleza global.”

Habilidad en el Diseño que Sitúa el ‘Arte’ en ‘Arte y Tecnología’

Cuando GM empezó a trabajar en el CTS, no quiso hacer un diseño del tipo “también yo”. El equipo de diseño del Cadillac le dio al CTS una apariencia muy propia – una apariencia genuinamente americana. Refleja la actual filosofía de diseño de Cadillac primero encarnada en el coche de concepto Evoq, el cual transmite la tecnología y ciencia americana. Desde las formas generadas por ordenador a la alta tecnología, materiales y textiles con influencia aeroespacial, estos diseños encarnan la tecnología y una evidente expresión de capacidad. En el CTS, el resultado es un original diseño exterior que presenta agudas líneas de intersección, un alerón delantero corto y bordes agudos que producen una calidad perfecta, si bien con una presentación limpia, simple y diáfana.

El equipo de diseño del CTS ha tenido dos objetivos en la visión del perfil. Utilizar la línea propia característica como tema dominante, y acentuar la posición del vehículo. La batalla trasera del CTS es un punto de diseño fijo, así como el fulgor del parachoques. Los laterales del vehículo se han abombado ligeramente para resaltar ese fulgor y conseguir una apariencia más personalizada. El panel de navegación también acentúa su aspecto “rápido y formal”, concediéndole al CTS una apariencia más deportiva. Simple pero dramático, el capó sube por encima de la línea del parachoques dando una apariencia aerodinámica y ágil.

Los tradicionales faros y luces traseras verticales del Cadillac, aparecieron por primera vez en los Cadillac en 1965. Los faros integrados del CTS transmiten la imagen de alta tecnología de los instrumentos ópticos y las lentes de las cámaras. Estilizados y altos, crean más espacio para la amplia rejilla de ventilación de la parrilla – otro clásico de Cadillac, remontándose éste a 1934. La parrilla en forma de escudo aloja el nuevo anagrama de corona y cresta y tiene un botón en forma de V. La visión de la parte trasera complementa la delantera, con una corona y cresta de colores en la línea central del maletero, que tiene forma de V.

El interior ofrece todas las prestaciones que los clientes de lujo puedan desear, con especial énfasis en el confort y la conveniencia. Se hace uso de materiales y colores cálidos, ricos y atractivos, utilizando madera sólo en las áreas donde el cliente va a tener contacto, como son el volante, el pomo del cambio de marchas y los tiradores de las puertas. Los diseñadores del interior han evaluado las diferentes posibilidades para determinar la mejor forma de optimizar la armonía y los requerimientos del cliente. El énfasis recae sobre la artesanía y el lujo contemporáneo.

El Nuevo Motor y el Chasis Desarrollado en Nürburgring Ofrecen Grandes Prestaciones

Diseñado desde el principio con una arquitectura exclusiva de tracción trasera, denominada Sigma, el nuevo CTS ha sido probado ampliamente y comprobado en el más desafiante circuito de carreras del mundo, el famoso circuito alemán de Nürburgring.

El nuevo motor de 3.2 litros V6 que incorpora el CTS en Norteamérica es una versión completamente rediseñada del 3.0 litros V6 de su predecesor. El motor alcanza 220 CV a 6.000 r.p.m. y 295 Nm de par motor a 3.400 r.p.m. El motor ha sido completamente revisado para mejorar la conducción, potencia, par motor y emisiones. Mientras que la mayoría de los motores V6 utilizan una inclinación de 60 grados, el equipo de CTS ha escogido un ángulo de 54 grados para acomodar los requerimientos del CTS. El ángulo de 54 grados entre los bancos de cilindros es único entre los V6 de cuatro árboles de levas de GM. El tamaño compacto lo hace apropiado para aplicaciones tanto transversales como longitudinales.

El motor está acoplado a una transmisión manual o bien automática de cinco velocidades. La manual de cinco velocidades de Getrag, evidencia del compromiso de Cadillac de convertir el CTS en un verdadero coche para conducir, utiliza un acoplamiento de cambios mediante rodamiento y se caracteriza por su duración, su suavidad y la sensación precisa de cambio. Una vez que se ha decidido la unidad Getrag, el equipo de CTS ha comenzado a adaptarlo para su servicio y para satisfacer el funcionamiento silencioso que requiere un Cadillac.

La transmisión automática de cinco velocidades controlada electrónicamente, la Hydra-Matic 5L40-E, es una novedad de GM. Una transmisión de avanzada tecnología, la ligera y compacta 5L40-E presenta un completo complemento de competencia de control electrónico avanzado. Esto incluye un interruptor que permite al conductor seleccionar entre las opciones de “Deportiva”, “Invierno” y “Economía”, opciones que se adaptan a las condiciones de la conducción y al estilo del conductor, capacidad de control de tracción, gestión del par motor durante los cambios de marcha, y prestaciones de protección del grupo motriz. Otra prestación electrónica es también novedad para GM: frenado del motor en las cinco marchas, proporcionando el cambio automático la misma sensación deportiva que el manual. El 5L40-E dispone también de la singular capacidad, en la opción “Deportiva”, de identificar información de altas prestaciones del conductor y mantener una marcha constante en una curva después de que el pie del conductor se haya levantado del pedal del acelerador.

La Calidad como Reclamo de Venta

Cuando se está realizando el benchmarking del mejor, se debe equiparar también su calidad, de lo contrario, el resto es discutible. Considerando esto, Cadillac se ha propuesto construir el CTS para dar lo mejor de sí, aprovechando su nueva arquitectura, y su planta de ensamblaje completamente nueva de la más avanzada tecnología de $560 millones de inversión, Lansing Grand River, en Lansing, Michigan.

La arquitectura del Sigma ha sido especialmente diseñada para vehículos de tracción trasera, pudiéndose adaptar también a vehículos de tracción total. Es una base robusta y versátil para el CTS.

Landsing Grand River, la primera planta de ensamblaje de GM en Estados Unidos desde 1986, reúne las experiencias y los mejores procedimientos de todo el mundo en una sola instalación. GM ha solicitado información de sus socios de la United Auto Workers (Unión de Trabajadores de Automoción) para el diseño de herramientas y equipos para la planta, para ayudar a incrementar la ergonomía y las prestaciones. Se prevé que la planta ofrezca empleo a 1.500 personas una vez se encuentre a pleno rendimiento.

“Landsing Grand River es una instalación de categoría mundial, que nos ayudará a llevar a cabo la idea de hacer del CTS un coche de categoría mundial tal y como se ha concebido,” ha manifestado La Neve. “El CTS es muy significativo, pero es solo el principio. Estamos en nuestro año del Centenario, y más productos atractivos le seguirán al CTS en el mercado en un próximo futuro”.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario