BMW GINA Light Visionmodel

Escrito por Autopista.es
No digas que es un BMW prototipo, no digas que es un “Concept-car”. Este BMW Visionmodel es precisamente eso, una visión de hacia dónde puede ir el automóvil.

ImageNi se verá rodar por la calle ni lo podrás comprar. Con el BMW GINA Light Visionmodel, BMW pretende investigar lo que pueden hacer en el futuro del automóvil. Y lo que surgido revoluciona, como pretendían, lo que entendemos ahora por coche.

Geometría variable, adaptación de las formas a las funciones… son argumentos escuchados cientos de veces, pero que en el GINA ligth cobra sentido por completo. ¿Para qué sirven los paneles exteriores de la carrocería? Pues para lucir estética, para proteger del viento y de la humedad, entonces, ¿por qué hacerla de chapa? Dicho y hecho, lo que vemos del GINA light es un revestimiento textil, perfectamente adaptado a una estructura reticular de aluminio.

Capaz de proporcionar toda la resistencia necesaria, esta estructura no es una estructura cualquiera. Además de refuerzos de carbono sobre los elementos de aluminio, tiene una particularidad inédita: la estructura es móvil. De esta manera, puede alterar las formas exteriores, la parte visible, presionando sobre la tela que conforma la carrocería. ¿Y para qué queremos modificar la forma carrocería? Que se lo pregunten a los ingenieros de Fórmula Uno, a los que se lo han prohibido. En el GINA Light, cuando la situación lo requiere el capó posterior “crece” y se forma un alerón. Cuando la situación lo requiere, en los umbrales de las puertas crecen los faldones aerodinámicos para mejorar el comportamiento aerodinámico. Si se necesita más caudal de aire para refrigerar el motor se abren los riñones para mejorar el paso…

En el interior la situación se repite, porque se prolonga hacia el habitáculo el revistimiento de la parte posterior. El mismo material envuelve la parte interior de las puertas a modo de paneles interiores, los propios asientos o los reposabrazos. El neopreno recubre el salpicadero y, como sucede con la “carrocería”, los mandos se hacen presentes sólo cuando se necesitan.

¿Pasará algo de esto a la serie? Más bien no. O más bien sí, porque de lo que se trata es de revolucionar las neuronas de todos aquellos que trabajan en cómo serán los coches del futuro. Haber solucionado con éxito los problemas que se han planteado en el GINA Light, repleto con propuestas absolutamente novedosas y rompedoras, debería permitir que manasen nuevas genialidades en ese camino. En realidad, GINA es una filosofía que, según BMW, ha sido capaz de llevar ya múltiples ideas a la serie, como la combinación de superficies cóncavas y convexas de los Z4.

Como tal sistema de trabajo, en su revolución el GINA Light dicen que está “resuelto”, que sería factible su producción. El GINA Light Visionmodel es obra del visionario, iluminado o genio que, desde hace más de diez años, rige los pasos estéticos de BMW, Chris Bangle. Y siguiendo sus pautas, resulta que las nuevas soluciones deben poderse fabricar de manera rápida y económica. No importa si obliga a cambiar los métodos de producción, porque esto es precisamente lo que pretende BMW: ¿se puede fabricar de otra manera más económica?¿Se puede emplear menos materiales y menos energía, para fabricar más barato? Se trata del “menos es más”.

GINA Light es sólo un proyecto de investigación, lo que lo diferencia de los concept-car, en los que se trata de incluir el máximo de elementos que podrían ser luego utilizables en la serie. Sin embargo, los puentes que tiende hacia la vida real, ¿no nos sugieren que este podría ser un Z4 del 2020?


Esta entrada fue publicada en BMW. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario