BMW en el salón Internacional del Automóvil de París 2004.


1. BMW en el salón Mondial de l´Automobile de París 2004:
estrenos mundiales e innovaciones.
– Estreno mundial del BMW Serie 1.
El primer BMW del segmento de coches compactos convence por su concepto propulsor, su excelente maniobrabilidad y su alto nivel de seguridad. Además, BMW también establece un nuevo listón de referencia en
el segmento en materia de confort, ya que el BMW Serie 1 dispone de numerosas soluciones innovadoras.
– El nuevo M5 se fabricará en serie.
El BMW más potente de la serie 5, el M5, redefine los límites de una
berlina deportiva para el uso diario con su motor V10 de 507 CV,
par motor de 510 Nm y caja de cambios secuencial de siete marchas.
– La nueva referencia en motores de seis cilindros.
Los innovadores motores de seis cilindros en línea y 3.000 cc abren un nuevo capítulo de la historia automovilística. El propulsor diesel más potente de
su segmento marca, igual que el nuevo motor de gasolina, un nuevo listón de referencia.
– El primer descapotable de BMW con motor diesel:
el BMW 320Cd Cabrio.
El BMW 320 CD Cabrio demuestra que la elegancia, la deportividad
y la eficiencia no tienen porqué contradecirse.
– Admirado y seguro: el BMW Z4 Roadster.
El biplaza descapotable de diseño inconfundible sigue siendo el coche más apreciado en su segmento. El Z4 superó de modo sobresaliente la prueba
de choque Euro-NCAP, y en materia de seguridad para los ocupantes es el ejemplo a seguir en el sector de los biplaza descapotables.
– Nuevo motor para el X3.
El X3 2.0d es el primer BMW SAV del segmento intermedio con motor de cuatro cilindros. El propulsor de 2.000 cc y common-rail tiene una potencia
de 110 kW/150 CV y su par motor es de 330 Nm, con lo que permite disfrutar de una conducción muy dinámica.
La ofensiva que el BMW Group ha lanzado en materia de modelos nuevos sigue en pleno auge. Así lo demuestran los diversos modelos que se mostrarán por primera vez al público en el salón del automóvil de París de 2004.

Estreno mundial número 1: el nuevo BMW Serie 1.
Con el BMW Serie 1, la marca estará presente, por primera vez, en el segmento de los coches compactos. Y también en este segmento ofrecerá un automóvil que combina la funcionalidad de un coche de cinco puertas con
el típico placer de conducir un BMW. Además de su extraordinario dinamismo, el nuevo modelo tiene un alto nivel de seguridad activa y pasiva y ofrece
un elevado nivel de confort para hasta cinco ocupantes. Asimismo, su utilidad resulta evidente, ya que dispone de un maletero variable que permite aprovechar entre 330 y 1.150 litros.
La combinación perfecta entre la precisión de su dirección, la fidelidad
a la trayectoria y la agilidad se debe, principalmente, a su tracción trasera.
Este concepto de propulsión, único en el segmento de los compactos, sumado a la repartición ideal del peso sobre los ejes (50:50), al nuevo chasis
y a la gran distancia entre ejes, consiguen que la maniobrabilidad del
BMW Serie 1 sea óptima. El eje posterior de cinco brazos y el eje delantero de patas telescópicas y doble articulación, cuyas piezas son, en su mayoría,
de aluminio, contribuyen esencialmente a la gran fidelidad de trayectoria y a la ejemplar precisión de la dirección.
Conjunto propulsor de avanzada tecnología.
El BMW Serie 1 se ofrece con cuatro motores diferentes con potencias desde 85 kW/115 CV (116i) hasta 120 kW/163 CV (120d). El motor de gasolina de cuatro cilindros del BMW 120i tiene 110 kW/150 CV, cuenta con el sistema de regulación variable y continua de las válvulas VALVETRONIC y su par motor es de 200 Nm. Además, e igual que el motor de gasolina de 1.600 cc del 116i, está equipado con el sistema doble VANOS. El 120i alcanza una velocidad punta de 217 km/h y consume tan sólo 7,4 litros de gasolina súper según ciclo UE.
Los motores diesel con tecnología de inyección common-rail, dos árboles
de compensación, turbocompresor con geometría variable de la turbina
e intercooler, entregan en el 118d 90 kW/122 CV y, en el 120d, incluso
120 kW/163 CV. A pesar de esta potencia y el par motor de 280 Nm y
340 Nm en uno y otro modelo, el consumo apenas asciende a 5,6 litros y
5,7 litros respectivamente. La velocidad máxima es de 201 km/h en el
caso del 118d y de 220 km/h en el del 120d.
El BMW Serie 1 tiene una caja de cambios manual de seis marchas (116i:
caja de cinco marchas). Opcionalmente puede adquirirse una caja de cambios automática de seis marchas para los modelos 120i y 120d.

También cabe recalcar el nivel de seguridad y el equipamiento de confort,
dos criterios en los que el nuevo modelo de BMW establece un nuevo listón de referencia en el segmento de los coches compactos. Por ejemplo, lleva neumáticos tipo runflat con indicador de pérdida de presión, luces de freno de accionamiento en dos fases y sistema de indicación del kilometraje restante de piezas sujetas a desgaste. Opcionalmente puede obtenerse el sistema de mando iDrive, asientos deportivos con regulación neumática del ancho del respaldo, sistema de acceso al coche de confort y sin llave, interface bluetooth para teléfonos móviles, volante de funciones múltiples, iluminación del suelo junto a las puertas mediante luces montadas en los asideros de las puertas y, además, sistema de memorización de los ajustes personales en la llave del coche.
Estreno mundial número 2: el nuevo BMW M5.
Aunque su moderado diseño no lo demuestre a primera vista, el nuevo M5
es el modelo más potente de la serie 5 y, por lo tanto, el BMW Serie 5 más potente fabricado hasta la actualidad. Tiene un motor de 5.000 cc, diez cilindros, 373 kW/507 CV y par motor de 520 Nm, capaz de girar a más de 8.000 vueltas. El M5 está equipado con el sistema propulsor más innovador de su segmento, dispone de una caja de cambios secuencial de siete marchas, tiene una relación potencia/rendimiento óptima, su maniobrabilidad es excelente y, aún así, es un coche que perfectamente se puede utilizar
día a día.
El V10 es, actualmente, el único propulsor de altas revoluciones montado
en una berlina, con lo que el M5 es el coche fabricado en serie más
potente de toda la gama BMW. Este automóvil impresiona por su capacidad
de aceleración y su gran dinamismo. Concretamente, para el crono en
4,7 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h y para llegar a los 200 km/h apenas necesita 15 segundos. Su vehemente afán de aceleración concluye por
corte electrónico a los 250 km/h.
Este V10 que puede girar a 8.250 r.p.m. y que tiene una potencia
específica de 101 CV por cada 1.000 cc, es perfectamente comparable
con los propulsores de genuinos coches de competición.
La seguridad activa está a cargo de un tren de rodaje apropiado para la enorme potencia del motor y, además, de frenos de competición y de diversos sistemas de regulación electrónica, entre ellos el sistema de control dinámico de estabilidad DSC.

Estreno mundial número 3: los nuevos motores de seis cilindros.
BMW presenta en París dos motores de seis cilindros completamente nuevos. Por un lado, un nuevo motor diesel de altas prestaciones, dotado de una tecnología de sobrealimentación revolucionaria y que tiene 220 kW/272 CV. Este motor se montará en la berlina 535d y en el familiar 535d Touring.
Por otro lado, debuta un nuevo motor de gasolina de 190 kW/258 CV en el 630i Coupé y Cabriolet.
535d: una nueva dimensión de la potencia diesel.
El sistema Twin Turbo de sobrealimentación variable soluciona el conflicto entre un par motor alto a revoluciones muy bajas y una potencia máxima a altas revoluciones. La solución está a cargo de la combinación de una unidad turbo pequeña y otra grande. La turbina pequeña genera una gran presión
de carga a bajas revoluciones, mientras que la grande se ocupa de aumentar la potencia del motor de modo constante al aumentar las revoluciones.
El 535d está equipado de serie con un filtro de partículas, con lo que cumple la norma de gases de escape UE4. Su motor tiene una potencia máxima de 200 kW/272 CV a 4.400 r.p.m. y su par máximo es de 560 Nm a 2.000 r.p.m. El propulsor diesel más potente del mundo en su categoría consigue que
la berlina de la serie 5 equipada con una caja de cambios automática de seis marchas acelere de 0 a 100 km/h en tan sólo 6,5 segundos, mientras que
la velocidad punta es de 250 km/h. Los frenos de alto rendimiento para llantas de 17 pulgadas se ocupan de frenar el coche de modo muy fiable.
A pesar de sus altas prestaciones, el BMW 535d apenas consume 8 litros
a los 100 kilómetros (ciclo UE).
630i: la innovación más pura con el nuevo motor de gasolina
de seis cilindros.
BMW presenta en el salón de París otro propulsor de carácter revolucionario. Se trata del nuevo motor de gasolina de seis cilindros en línea que es
más económico y ligero que su antecesor gracias a la utilización de materiales, sistemas y componentes muy innovadores.
El motor de seis cilindros de 2.996 cc tiene una potencia de 190 kW/258 CV a 6.600 r.p.m. y entrega su par máximo de 300 Nm a apenas 2.500 r.p.m. El sistema VALVETRONIC de accionamiento plenamente variable de las válvulas, que consigue que la curva del par motor sea larga y de elevada cresta, que la respuesta sea excelente y el consumo muy bajo, ahora también se utiliza en el motor de seis cilindros. Entre otras innovaciones cabe recalcar la bomba de agua eléctrica, la bomba de aceite regulada, el cárter del cigüeñal de magnesio y aluminio, el sistema de accionamiento de una sola correa y la tapa de la culata de magnesio.

El BMW 630i Coupé con caja de cambios manual de seis marchas para el crono en 6,5 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h. Su velocidad punta es de 250 km/h. El 630i Coupé consume apenas 9,0 litros a los cien kilómetros según ciclo UE.
Estreno mundial número 4: el BMW 320Cd Cabrio.
En el salón del automóvil de París se estrena, además, el primer BMW Cabrio con motor diesel. Se trata del BMW 320Cd Cabrio, un excelente ejemplo que demuestra que es perfectamente posible conjugar elegancia y deportividad con eficiencia.
El motor diesel de cuatro cilindros de BMW, ya montado en otros modelos
de la serie 3, resulta convincente por su suavidad de marcha, la armoniosa entrega de su potencia y su gran capacidad de recuperación desde revoluciones muy bajas. El propulsor de 2.000 cc tiene una potencia máxima de 110 kW/150 CV, con lo que el 320 Cd es capaz de alcanzar una
velocidad punta de 211 km/h. El par máximo es de 330 Nm a 2.000 r.p.m.
El nuevo descapotable lleva de serie una caja de cambios manual de seis marchas de relaciones cortas y carácter deportivo, con la que el coche acelera en apenas 9,7 segundos a 100 km/h. Además, su recuperación entre 80 a 120 km/h es considerable, ya que sólo necesita 7,5 segundos para acelerar entre estas dos velocidades. A pesar de sus buenas prestaciones, el 320 Cd sólo consume 6,3 litros de gasoil a los 100 kilómetros (ciclo UE), con lo que su autonomía es de hasta 1.000 kilómetros.
Exitoso y seguro: el BMW Z4 Roadster.
El BMW Z4 sigue siendo un coche que goza de gran popularidad y también en el año 2004 es el biplaza descapotable más exitoso en su segmento.
Y para que siga siendo así, BMW ha retocado cuidadosamente el inconfundible diseño de los modelos del año 2005. El habitáculo se revaloriza con superficies metálicas de gran estética en las barras antivuelco, en los mandos de las luces y de la radio, en las rejillas centrales de salida de aire y en los listones de la consola central y de las puertas. Además, la unidad CD del Z4 ahora permite la utilización del formato MP3. Otra novedad está constituida por el equipo opcional «teléfono Business» con interface bluetooth
para teléfonos móviles y por el servicio de telemática BMW Assist.
El Z4 no solamente es un coche admirado; además, es uno de los automóviles más seguros del mercado. El Z4 obtuvo los mejores resultados jamás obtenidos por un biplaza descapotable en la prueba de choques
Euro-NCAP. Por ello, obtuvo la calificación de «Best In Class Award»,

confirmándose así la óptima protección de los ocupantes. Según los resultados de las pruebas, los esfuerzos a los que se someten los
ocupantes incluso son menores a los que tienen que soportar los ocupantes de la mayoría de los coches modernos con techo fijo.
Inicio atractivo en la gama X de BMW: el nuevo X3 2.0d.
Con el X3 2.0d, BMW ofrece por primera vez un motor de cuatro cilindros en un coche todoterreno. El motor diesel de 2.000 cc con common-rail tiene
una potencia de 110 kW/150 CV y su par motor es de 330 Nm, ya disponible a 2.000 r.p.m. Estos datos se traducen en una conducción muy dinámica.
El coche acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y su capacidad de recuperación en cuarta entre 80 y 120 km/h es de 8,3 segundos. El X3 2.0d tiene una velocidad punta de 198 km/h y consume tan sólo 7,2 litros de gasoil a los 100 kilómetros (ciclo UE).
La caja de cambios manual de seis marchas, que armoniza a la perfección
con el motor de 2.000 cc, tiene una primera marcha concebida para ofrecer una tracción máxima. De esta manera, es sencillo poner en marcha el coche en cuestas empinadas o con remolque. Al igual que todos los BMW X3, también el nuevo modelo lleva de serie el sistema de tracción total xDrive con sistema de discos con regulación electrónica, además del sistema de control de estabilidad de remolques y el sistema de control de bajada en pendientes «Hill Descent Control».
Complementos.
Además de los nuevos modelos de coches, BMW también presenta una gran cantidad de atractivos accesorios para toda la gama de la marca. Por ejemplo, las cámaras frontales y posteriores para montaje posterior y el sistema
de iluminación lateral en curvas, dos equipos opcionales que contribuyen a aumentar la seguridad activa. Adicionalmente se pueden adquirir kits aerodinámicos, llantas de aleación ligera y bombillas de color blanco para las luces intermitentes posteriores. Estos equipos, montados por ejemplo
en los modelos X, logran aumentar la estética de los coches. Pero también hay equipos que mejoran el nivel de confort y utilidad de los coches, entre ellos
el sistema de ventilación accionado por células solares para los modelos de la serie 3, el techo duro para el Z4 y diversos sistemas portaobjetos para el techo

Esta entrada fue publicada en BMW, Eventos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario