Audi y Miguel Molina preparados ante la difícil cita de Norisring

Audi afronta el gran reto de la carrera de Norisring, la única cita urbana del calendario DTM, con su especial atmósfera y su no menos especial trazado de largas rectas y fuertes frenadas. Miguel Molina espera conseguir un buen resultado en la carrera más difícil del calendario.

Audi espera con gran impaciencia esta carrera, por cuanto su último triunfo en el Norisring fue en 2002, cuando Laurent Aïello se impuso en una de las carreras más emocionantes de la historia del DTM, al batir por 197 milésimas al recordman de títulos DTM Bernd Schneider. Con la factoría de Ingolstadt a 75 kilómetros del trazado y el apoyo de sus empleados, todos los componentes de Audi Sport harán lo posible para brindarles un triunfo que se está haciendo esperar.

Este año la cita en el circuito urbano presenta diversas incógnitas, ya que si bien tradicionalmente su composición a base de rectas y frenadas al límite ya favorecía los adelantamientos, es de suponer que la incorporación del DRS este año hará aún más factibles estas maniobras. Sin embargo su superficie, compuesta por diversos tipos de asfalto normalmente abiertos al tráfico, son una incógnita para el rendimiento de los nuevos neumáticos “Option”, que no serán probados durante los entrenamientos.

Con 22 coches en un trazado de sólo 2,3 kilómetros, la acción está asegurada y Audi espera que su nuevo fichaje de este año, Jamie Green, con cuatro victorias y un segundo puesto en los últimos cinco años, sea el complemento ideal para volver a la senda del triunfo. Miguel Molina también espera colaborar en este empeño, ya que tal como opina el piloto español de Audi, “hace mucho tiempo que no ganamos esta carrera. Vamos dispuestos a darlo todo para ganar nuestra home race ya que sabemos que podemos hacerlo. Pero para ello tenemos que encajar perfectamente todas las piezas del puzzle en el mismo fin de semana. Hemos tenido unas semanas de descanso así que vamos al circuito de Norisring cargados de motivación”.

Con Mike Rockenfeller liderando la clasificación de pilotos empatado con Bruno Spengler, la lucha por el título también vivirá un episodio emocionante este fin de semana. Además los seguidores de Audi podrán disfrutar de la presencia del ex piloto Audi DTM Tom Kristensen, reciente ganador de las 24 Horas de Le Mans, quien efectuará unas vueltas de exhibición a los mandos del Audi R18 e-tron quattro para festejar este nuevo éxito de la marca en las carrera más importante del mundo del calendario de Resistencia.

Información del circuito
Longitud: 2,300 km.
Distancia de carrera: 83 vueltas, 190,900 km.
Espectadores 2012: 135.000

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario