AUDI “SHOOTING BRAKE CONCEPT”

Audi desvela un nuevo hito en el segmento de los deportivos compactos en el Salón del Automóvil de Tokio 2005: el “Shooting Brake Concept” es un prototipo que ofrece una interpretación pionera del estilo actual de Audi, recuperando el poderoso dinamismo de un deportivo con un nuevo sentido del espacio y mayor funcionalidad. Con su potente motor 3.2 de seis cilindros y 250 CV y tracción integral permanente quattro, el “Shooting Brake Concept” produce un comportamiento en carretera que en todo caso está a la altura de su impacto visual. El prototipo acelera de 0 a 100 km/h en sólo seis segundos y su velocidad está limitada electrónicamente a 250 km/h.

Su frontal se caracteriza por la impactante parrilla monomarco con prominentes líneas horizontales cromadas. La afilada forma del frontal – aún más acentuada por las entradas de aire en los laterales confiere ese carácter decididamente poderoso al vehículo. Una presencia que recuerda al característico diseño frontal de los actuales modelos de competición A4 en el DTM y al visionario Audi RSQ.

Un elemento nuevo de diseño es la línea que fluye en línea ascendente por detrás de la ventana lateral posterior. Esto, junto con el amplio poste C, acentúa la prominente trasera. Aquí es donde se pone de relieve el énfasis visual del “Shooting Brake Concept”, pintado en blanco “Bionic” efecto perla: la forma trapezoidal de la ventana trasera y el pronunciado panel en forma de arco convexo del portón del maletero forma el extremo opuesto al frontal plano. Todo ello proporciona al vehículo un aspecto agazapado, como a punto de dar un salto.

Como es característico en todo coche de estudio Audi, además de sus cualidades de diseño, el “Shooting Brake Concept” presenta una serie de innovaciones técnicas para Tokio. Entre ellas se incluye el sistema de amortiguación adaptativa o “amortiguación magnética” de Audi, una versión evolucionada del sistema de navegación plus con pantalla táctil y reconocimiento de caracteres, y la nueva tecnología de faros LED.

Versión larga

Compacto y poderosamente atlético

Audi “Shooting Brake Concept”

Audi desvela un nuevo hito en el segmento de los deportivos compactos en el Salón del Automóvil de Tokio 2005: el “Shooting Brake Concept” es un prototipo que ofrece una interpretación revolucionaria del estilo actual de Audi, recogiendo el poderoso dinamismo de un deportivo con un nuevo sentido del espacio y mayor funcionalidad. Con su potente motor 3.2 de seis cilindros y 250 CV y tracción integral permanente quattro, el “Shooting Brake Concept” produce un comportamiento en carretera que en todo caso está a la altura de su impacto visual. El prototipo acelera de 0 a 100 km/h en sólo seis segundos y su velocidad está limitada electrónicamente a 250 km/h.

Como es característico en todo prototipo Audi, además de sus cualidades de diseño, el “Shooting Brake Concept” presenta una serie de innovaciones técnicas para Tokio. Entre ellas se incluye el sistema de amortiguación adaptativa, una versión evolucionada del sistema de navegación plus con pantalla táctil y reconocimiento de caracteres, y la nueva tecnología de faros LED.

Diseño

Una puerta de entrada a un nuevo segmento: el Audi “Shooting Brake Concept” abre un nuevo capítulo en términos de diseño. El estilo de su coupé, de 4,18 metros de largo por 1,84 m. de ancho y sólo 1,35 m. de altura lo subrayan de forma inequívoca como el modelo del último diseño Audi. Con todo, una innumerable serie de elementos innovadores demuestran que este recital de formas ha dado un paso decis ivo adelante.

Visto incluso desde el espejo retrovisor, el “Shooting Brake Concept” revela de inmediato su parte frontal con la parrilla monomarco con poderosas líneas cromadas horizontales. Como en el caso del superdeportivo Audi Le Mans quattro concept car, el emblema de los cuatro aros está situado por encima de la parrilla simple del radiador, y su superficie no se ve interrumpida por la matrícula que lo rodea.

La afilada forma del frontal – aún más acentuada por las entradas de aire en los laterales – confiere ese carácter decididamente poderoso al vehículo. Una presencia que recuerda al característico diseño de la parte frontal de los actuales modelos de competición A4 en el DTM y al visionario Audi RSQ . Otro elemento adoptado del deporte de competición, debajo de la parrilla, es el difusor de aluminio, que conduce la corriente de aire debajo del coche con precisión.

Visto de lado, las superficies cóncavas y convexas crean una interactuación sutil de luces y sombras. Las líneas dinámicas rebajan la carrocería y dan al vehículo un aspecto particularmente plano. Un elemento característico del actual diseño de Audi es la línea de cintura dinámica que perfila el volumen de la carrocería, formando una estructura claramente definida y deportiva. Las proporciones de los amplios paneles de la carrocería y la banda plana de la ventana por debajo del techo arqueado son también propios de un deportivo.

Los arcos de rueda de claros contornos acentúan las proporciones poderosas y centradas en la carretera. Las llantas de 19″ y doble radio provienen de quattro GmbH y son una versión desarrollada del diseño creado específicamente para el que actualmente es el deportivo número 1 de Audi, el RS 4.

Un elemento nuevo entre las características de diseño es la línea ascendente por detrás de la ventana lateral posterior. Esto, junto con el amplio poste C, acentúa la prominente trasera. Aquí es donde se demuestra el énfasis visual del “Shooting Brake Concept”, pintado en blanco Bionic efecto perla: la forma trapezoidal plana de la ventana trasera y la forma arqueada y convexa del panel que forma la tapa del maletero están en el extremo opuesto de la parte delantera plana. Todo ello proporciona al vehículo un aspecto agazapado, como a punto de dar un salto.

Los faros traseros horizontales, que se extienden hacia los laterales, junto con la línea negra a lo largo del borde inferior de la ventana, acentúan la línea divisoria horizontal a través de la parte posterior del vehículo. El propio portón del maletero se extiende hacia la superficie del techo. Esto permite un ángulo de apertura amplio y un acceso óptimo al maletero.

Por debajo del parachoques integral, hay un difusor de gran superficie como en la parte delantera, que canaliza la corriente de aire por debajo del vehículo de forma que se reduce al mínimo la resistencia, incrementándose el agarre a la superficie. Los dos grandes tubos del sistema de escape insinúan el poderoso motor que se esconde en el “Shooting Brake Concept”.

El interior

El diseño interior del “Shooting Brake Concept” emite un aire decididamente deportivo. Esta impresión resulta de la posición baja de los asientos, típicos de los coches deportivos, la alta consola central y la composición clara y expansiva del tablero de instrumentos. La palanca de cambios deportiva corta con su pomo táctil, junto con los amplios reposabrazos en las puertas y los pedales con superficie de aluminio y goma, combinan forma y función con una perfección ergonómica sin precedentes.

El atractivo aspecto de las superficies interiores y de cada detalle individual es el resultado de la selecta calidad de los materiales y un perfecto acabado de nivel superior. Las superficies amplias y claramente estructuradas del tablero de instrumentos y los revestimientos del techo y las puertas presentan acabados sintéticos high- tech. Las dos sombras grises y la superficie de la consola central, los tiradores interiores de las puertas y los alrededores de las salidas de aire, al igual que la propia carrocería, tienen un acabado “blanco eléctrico” efecto perla.

El tablero de instrumentos, como principal foco de atención del conductor, está protegido por una cubierta semicircular, un elemento que recuerda conscientemente al diseño de otros modelos deportivos Audi. Dos grandes relojes circulares análogos indican las revoluciones y la velocidad, y la pantalla de gran formato del Sistema de Información al Conductor ofrece información adicional.

El volante multifunción con parte inferior achatada es pariente cercano del prototipo que equipan dos de los deportivos Audi más atractivos de la actualidad: el Le Mans quattro y el RS 4.

Por encima de la consola central, discretamente inclinada hacia el conductor, dos salidas de aire circulares con tablillas en forma de estrella encierran un cronómetro que puede mostrar información en formato analógico o digital, según se prefiera.

Esta tecnología utiliza un material polímero orgánico que mejora apreciablemente la presentación y la facilidad de lectura. Comparado con las pantallas de cristal líquido convencionales (LCD), un monitor con diodo emisor de luz (OLED) es sustancialmente más sencillo de leer, sobre todo si los rayos de sol se reflejan sobre él cuando se observa en ángulo. El contenido que se muestra en el monitor puede leerse desde un ángulo de hasta 170 grados. Otras ventajas del OLED son su instalación con poca profundidad y tiempos de respuesta muy cortos, así como un consumo de energía mucho más bajo que con pantallas LCD.

El terminal MMI de la radio DVD y el sistema de navegación plus, con asistencia óptica y acústica en ruta, es de nuevo diseño. La ergonomía mejorada de la estructura del tablero y la pantalla está inspirada en la celebrada configuración Multi Media Interface del Audi A8. El sistema ofrece una serie de nuevas funciones tales como la innovadora navegación en pantalla 3D con pantalla táctil y reconocimiento de caracteres que permite usar datos a través de un lápiz PAD.

Confortablemente espacioso

El Audi “Shooting Brake Concept” establece nuevos estándares en el segmento de vehículos deportivos compactos al ofrecer un amplio espacio para todos los ocupantes. Gracias a la forma especial de la parte trasera, hay mayor espacio para la cabeza de los pasajeros posteriores y más espacio en el maletero. El amplio ángulo de apertura de las puertas traseras y la función “easy entry” eléctrica de los asientos delanteros permite un acceso fácil a los asientos traseros. Hay una cantidad impresionante de espacio para las rodillas en la parte trasera gracias a la batalla de 2,47 cm.

El maletero del Audi “Shooting Brake Concept” es suficiente incluso para necesidades de transporte sustanciales, con una capacidad de 255 litros con el asiento trasero reclinado y nada menos que 730 litros con el asiento abatido.

La columna de dirección ajustable en alcance y altura, así como el asiento del conductor con las mismas opciones garantizan una posición de asiento óptima para los conductores de prácticamente cualquier constitución.

El diseño ergonómico de los asientos delanteros del Audi “Shooting Brake Concept” combina un gran confort con buena sujeción lateral. La tapicería en “aero blue” en las superficies de los asientos y el respaldo, flanqueada por tonos grises en ambos lados, le confieren un acento deportivo y elegante.

Motor y transmisión

Potente y fiable, la unidad motriz del “Shooting Brake” es un motor V6 de cuatro cilindros instalado transversalmente y con un desplazamiento de 3.2 litros, que ha entusiasmado a muchos miles de clientes en las versiones más deportivas actuales de los modelos A3 y TT.

El motor de 6 cilindros está p erfectamente adaptado para este especial deportivo Audi concept “Shooting Brake”, gracias a sus impresionantes características de par y potencia.

Su potencia máxima es de 250 CV (184 kW) a 6200 rpm, y la gama de par es particularmente impresionante, con un máximo de 320 Nm entre 2500 y 3000 rpm.

Este motor es ideal para aceleraciones vigorosas en toda la gama de velocidades y para ágiles ‘sprints’, en combinación con la deportiva caja de cambios de 6 velocidades, que facilita cambios de marcha secos y cortos.

Los datos de prestaciones del “Shooting Brake Concept” 3.2 son en consecuencia impresionantes: acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (limitada).

La actuación sobre las válvulas está diseñada para una respuesta ágil y espontánea del motor a los movimientos del pedal del acelerador.

El sistema de escape doble ayuda a reducir emisiones y mejorar el sonido. En este caso los especialistas de Audi han incrementado el sonido, evidentemente, logrando que refleje el carácter deportivo de esta especial motorización en términos acústicos, sin resultar desagradable ni intrusiva.

El “Shooting Brake Concept” está equipado con tracción integral permanente quattro. Un embrague hidráulico multiplacas varía la distribución de potencia entre las ruedas delanteras y traseras.

Esta solución técnica está particularmente recomendada para los vehículos equipados con la motorización situada transversalmente, incorporando adicionalmente todas las ventajas ya conocidas de la transmisión Audi quattro.

En una situación concreta de oferta permanente de potencia en las cuatro ruedas, la transmisión quattro garantiza la máxima capacidad de tracción y, en consecuencia, una aceleración óptima siempre. Al mismo tiempo hay amplias reservas de transmisión de fuerza en las curvas con el objetivo de mejorar la seguridad en curvas y la estabilidad direccional.

Con el motor en la parte frontal y el embrague multidiscos en la parte trasera, la distribución de pesos sobre los ejes se beneficia. Esta distribución de pesos, como consecuencia, es crucial a la excelente estabilidad dinámica y buena maniobrabilidad del Audi “Shooting Brake Concept”.

El chasis

La segunda clave para su excelente comportamiento dinámico en carretera es su eficiente suspensión con la estructura McPherson en la parte frontal y la nueva suspensión de cuatro brazos independiente en la parte trasera. La llantas de 19 pulgadas con neumáticos de medidas 245/40 R19 potencian la seguridad y diversión en la conducción.

La suspensión dinámica está diseñada para una conducción ágil y deportiva, potenciando la estabilidad y convirtiendo la conducción en curvas en un placer. Un punto fuerte adicional es el confort de marcha alcanzado, mas propio de un vehículo de un segmento superior.

El Audi concept “Shooting Brake” equipa frenos cerámicos, que proporcionan la capacidad de frenada buscada. En comparación con los frenos convencionales de disco, éstos no sólo duran cuatro veces más, sino que además consiguen aumentar claramente la capacidad de frenada en conducción al límite y, simultáneamente, optimizan la resistencia a la fatiga.

La notable reducción del peso le añade una serie de ventajas en cuanto a confort y dinámica de marcha gracias a la reducción de las masas no suspendidas.

La dirección electromecánica con asistencia de potencia dependiente de la velocidad es otra de las claves de la óptima maniobrabilidad. Combina al tiempo una respuesta de conducción óptima con sensibilidad mínima al contacto sobre el asfalto, operando con mucho menor esfuerzo.

La resistencia especial de la suspensión de cuatro brazos es consecuencia de la separación funcional de las fuerzas longitudinales y transversales. Esto proporciona un alto estándar de rigidez lateral y en consecuencia una dinámica y seguridad de conducción óptimas, y al mismo tiempo hace que la suspensión sea relativamente blanda longitudinalmente para mejorar el confort de marcha.

Los muelles y amortiguadores independientes proporcionan la estabilidad vertical necesaria. Los amortiguadores están dispuestos justo al lado de las llantas, dejando espacio para una anchura de paso de carga especialmente generosa en el maletero. Una barra estabilizadora tubular está fija al eje por medio de anclajes de caucho-metal extremadamente resistentes, reduciendo el balanceo de la carrocería y ampliando la capacidad de absorción de las fuerzas laterales, y por consiguiente mejorando la maniobrabilidad del vehículo.

Los amortiguadores incorporan una tecnología innovadora: la “amortiguación magnética” Audi. En lugar del líquido convencional del amortiguador, se utiliza un líquido magnetoreológico, es decir, un líquido en cuya viscosidad puede incidir un campo electromagnético. Este efecto permite que las cualidades del amortiguador tengan una influencia electrónica aplicando un voltaje a los electroimanes.

Audi utiliza esta propiedad para administrar las fuerzas amortiguadoras correctas en cualquier situación de conducción, optimizando el confort de marcha y el comportamiento en carretera. Un ordenador equipado con tecnología de sensores determina la situación de conducción dominante en cuestión de milisegundos. El conductor puede elegir entre dos programas de conducción dependiendo de si quiere conducir con un estilo muy deportivo, en cuyo caso el líquido magnetoreológico presenta una alta viscosidad – o con más énfasis en el confort de traducción.

Diseño del alumbrado y electrónica

Una innovación visible se esconde debajo de las cubiertas de los faros delanteros y traseros del Audi “Shooting Brake Concept”. Es aquí donde confluyen el estilo formal y fascinante y la tecnología revolucionaria. El diseño de los elementos de iluminación y la configuración nocturna otorgan conjuntamente una dimensión visual increíblemente novedosa a la apariencia general del último prototipo de Audi.

El diseño de los faros de tres dimensiones con tecnología LED es especialmente llamativo. La biónica, o diseño inspirado en la naturaleza, ha desempeñado un papel importante en este sentido. La unidad de luz tiene un diseño que recuerda a una piña abierta. Las cavidades reflectantes dispuestas concéntricamente una detrás de la otra concentran la luz desde un diodo, produciendo una luz de conducción uniforme y de alta luminosidad.

En comparación, las luces largas situadas en el interior tienen forma de flor. Los intermitentes, en forma de estrechas bandas de luz, perfilan el extremo inferior del alojamiento de los faros y los espejos exteriores, ofreciendo una señal prominente y detalles visuales originales. Las luces de día también usan tecnología LED, y entre sus cualidades destaca un consumo de energía particularmente reducido, por no hablar de su atractivo diseño.

Las luces traseras de este prototipo, profundamente integradas en la carrocería del coche, tienen igualmente un diseño muy innovador. Las cubiertas rojas transparentes de nuevo ofrecen una visión clara de la tecnología LED. Los diodos proyectan su luz hacia delante sobre el reflector, que a su vez la distribuye hacia la parte trasera mediante una máscara en forma de hoja de trébol.

Todo ello confiere al vehículo un aspecto inconfundible en las luces traseras y de freno. Los intermitentes vuelven a tomar la forma de estrechas bandas horizontales.

Nuevo sistema de navegación

También hay otras innovaciones electrónicas en otras zonas del vehículo. Una versión mejorada del sistema de navegación plus con pantalla de DVD ofrece unas funciones operativas especiales y una nueva presentación en pantalla. Audi utiliza tecnología de pantalla táctil por primera vez. El conductor puede activar la arquitectura básica de la pantalla MMI tocando directamente los paneles de función sobre el monitor.

Este sistema, en su nueva generación, permite operar el menú de navegación introduciendo datos directamente sobre el destino, a través del monitor. En vez de escribir letra por letra desde el menú, el conductor puede escribirlos simplemente sobre el monitor con los dedos. Alternativamente se puede utilizar un control remoto con superficie sensible a la presión para introducir datos, como en una PDA. El monitor de datos sale del interior de una ranura debajo de la pantalla central pulsando un botón.

Este novedoso sistema tiene de especial que no sólo es capaz de leer la escritura manual, sino también de identificar una gran variedad de caracteres. El ordenador puede incluso leer el alfabeto latino convencional y los caracteres en japonés.

Otra nueva aportación es la posibilidad de elegir entre dos modelos de navegación distintos. Los que prefieran la modalidad “Tour” pueden visualizar la ruta en el monitor desde una perspectiva “a vista de pájaro” notablemente ampliada y tridimensional. El conductor puede tomar fotos de destinos con una cámara en el frontal del coche y almacenarlas como marcadores de ruta visuales.

En la modalidad “Sport”, aparece una información óptica a través de la pantalla central en el panel de instrumentos. Además de las instrucciones de voz, aparecen flechas de dirección para indicar el camino. De nuevo en la modalidad “Tour”, el conductor puede activar una opción más que actúa como un copiloto de rally electrónico y hace que el viaje sea un fin en sí mismo; si el conductor siente la necesidad de conducir por un camino especialmente complicado e irregular, puede programar un itinerario apropiado en el ordenador. Al tiempo que sigue la ruta sugerida y recibe instrucciones, el sistema le avisa de cuál es la mejor marcha que debe engranar y la velocidad a la que debe tomar la siguiente curva.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario