AUDI S3 Y S3 SPORTBACK CON CAMBIO S TRONIC

El S3 recibe una transmisión de doble embrague rápida y eficaz.
Acelera más rápido con un mejor aprovechamiento energético.
Una combinación particularmente deportiva en el segmento compacto.
Disponible con efecto inmediato.

Madrid-. Todo un hito en materia de tecnología de transmisiones ya se encuentra disponible en la gama del Audi A3 y el S3 Sportback. La transmisión de doble embrague S tronic transfiere el poder del propulsor TFSI de dos litros a la carretera de una forma tan deportiva como eficiente. El resultado es una aceleración más rápida y una mayor agilidad y confort de marcha, además de un grado de eficiencia superior.

Toda una maravilla de la tecnología, la revolucionaria transmisión de doble embrague S tronic causó sensación desde su primera aparición, en el Audi TT 3.2 quattro, en la primavera de 2003. Combina las ventajas de una transmisión manual de seis marchas con todas las ventajas de un cambio automático de última generación. De este modo, el conductor se beneficia de una sobresaliente agilidad y un mayor placer de conducción, con una aceleración que combina perfectamente la armonía y el dinamismo, sin interrupciones aparentes en la entrega de potencia. Ello va unido a una buena economía de utilización, gracias a un consumo contenido y una operatividad óptima.

El ultra compacto S tronic con doble embrague multidisco está capacitado para preseleccionar dos marchas a la vez. Gracias a su ingenioso sistema electrohidráulico, cambia de una marcha a la otra en una fracción de segundo. De ese modo, gestiona un par de hasta 350 Nm.

El motor del S3 es el complemento ideal en materia de eficacia. Y es que el 2.0 TFSI se ha ganado por derecho propio y en cuatro ocasiones el galardón de `Motor del Año`. Su rendimiento alcanza los 265 CV de potencia y un par máximo de 350 Nm, que permanece constante entre 2.500 y 5.000 rpm. Con un peso de sólo 152 kg, este motor turboalimentado de inyección directa eleva al Audi S3 y al S3 Sportback a la exclusiva categoría de los deportivos compactos.

El cambio automático S tronic convierte a la punta de lanza de la familia A3 en un automóvil aún más rápido. No en vano, reduce en dos décimas de segundo el tiempo que necesita para acelerar de 0 a 100 km/h. Así, el S3 sólo necesita 5,5 segundos para ello, mientras que el Sportback lo hace en 5,6 segundos. Al mismo tiempo, el consumo ha mejorado hasta situarse en la cota de los 8,3 l/100 km, con un índice de emisiones de sólo 193 g/km (en el caso del A3 Sportback, 8,4 l/100 km y 195 g/km).

Ambas variantes están disponibles ya en la red de concesionarios. El precio del Audi S3 S tronic es de 41.740 euros y el del S3 Sportback S tronic, de 42.420 euros.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario