AUDI S3 Sportback Raíces

Escrito por autopasion

Aprovechando el ligero restyling del A3, Audi propone ahora el S3 con carrocería Sportback de 5 puertas. El modelo que Audi puso a nuestra disposición en Munich era de color azul RS, por lo que era imposible no recordar a su ancestro el RS2.

ImageEl S3 Sportback equipa el mismo 4 cilindros sobrealimentado de 265 CV y 350 Nm que la variante de 3 puertas. De una cilindrada de 2 litros y con inyección directa permite al S3 Sportback abatir el 0 a 100 km/h en 5,8 segundos.La tracción sigue siendo de tipo integral permanente y el cambio es manual de 6 relaciones. Más que una simple variante familiar, el S3 Sportback nos permite, por primera vez en el S3, disponer de una amortiguación variable.

En la carretera el coche puede llegar a ser muy rápido, tanto en rectas como en curvas. El S3 Sportback se muestra más ágil que el VW R32 y es una delicia la facilidad con la que se puede posicionar el S3 en curvas. Resulta difícil encontrar coche de este segmento que sea tan rápido y seguro, la tracción integral marca aquí la diferencia con posibles rivales.

La suspensión es un poco más firme con respecto al resto de la gama A3, pero no es inconfortable, más bien al contrario. Incluso con el sistema de amortiguación variable en modo Sport, el S3 Sortback acusa ligeros movimientos de carrocería en la Autobahn –a velocidades que no mencionaré por decencia- debido a una amortiguación no tan firme como uno podría esperar. A pesar de ser un motor turbo, el S3 se muestra civilizado en su entrega de potencia. El 2.0 litros empuja sin cesar desde 2.500 rpm hasta pasados los 5.000 rpm, y las reaceleraciones son muy eficientes. Vayas en sexta a 3.000 rpm o en tercera a 5.000 rpm, el S3 te catapultará hacia el horizonte.

Conducción: Seguro, ágil, rápido y confortable. La dirección es precisa y los frenos potentes. Quizá no sea tan divertido como un BMW Serie 1, pero ganamos en confort. El sonido de la válvula de descarga del turbo le da un toque aún más racing.

Vida a bordo: Las plazas delanteras son muy amplias, detrás non tanto, pero se acerca al espacio de un A4. Los bacquets Recaro son una preciosidad, pero es una opción.

Prestaciones y consumo: Los 350 Nm disponibles desde 2.500 rpm hasta 5.000 rpm aseguran unas recuperaciones al alcance de muy pocos coches de su segmento. El 2.0 litros empuja siempre, sea cual sea la marcha, y parece no tener fin. A ritmo suave, sabe mostrarse parco en sin plomo 98.

Relación valor/precio: Es más caro que el BMW 130i, pero el equipamiento es un poco más generoso. Además, ofrece una mayor habitabilidad. Su valor residual es elevado.

Desde 41.350 € – Ya a la venta.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario