Audi RS4 Cabriolet: Fiel expresión de la filosofía Quattro GmbH

Escrito por autoblog

ImageQuattro GmbH es la división interna de Audi, comparable con AMG de Mercedes-Benz y M Division de BMW. Entre sus responsabilidades se encuentra el desarrollar parte de la producción de automóviles Audi RS, actualmente concentrada en el RS4 Cabriolet y el nuevo RS6.

El primer RS4 tenía un motor de 2.7 litros biturbo que desarrollaba una potencia de 380 caballos, mientras que el modelo actual posee un motor V8 que desarrolla 420 caballos. El primer RS6 posee una potencia de 450 caballos, mientras que la versión actual general 580. ¿Qué podemos esperar para el futuro?

Una de las principales diferencias entre el primer RS4 y el modelo actual, más que el nivel de potencia, es el nivel de calidad de acabado, mayor comodidad, mejor precisión en cuanto a maniobrabilidad y manejo. El RS4 Cabriolet posee un nivel de calidad de marcha impresionante para un automóvil de sus capacidades, el cual se encuentra sobre uno neumáticos 255/35ZR19. El RS4 Cabriolet posee algunas de las vibraciones típicas de estos automóviles, aunque en su mínima expresión comparados con los convertibles de los ’80s y ’90s.
El motor es el mismo que impulsa al exótico Audi R8, el cual es un atmosférico de alta potencia, con 4.2 litros de cilindrada y 8 cilindros en V, que genera una agradable “música” en altas revoluciones. El interior del RS4 posee todo lo necesario y no carece de nada en términos de automóviles de lujo.

¿Cuál elegir: Audi RS4 sedán o RS4 Cabriolet? Estos se diferencian en que la versión Cabriolet, como es de esperar, posee un manejo más pesado y menos rígido que el sedán. Además el RS4 Cabriolet posee un consumo de combustible aproximado de 15 mpg en ciudad, nada espectacular. Pero en un automóvil de $85,000 y un nivel de potencia superior a los 400 caballos, el consumo no es una prioridad, como si lo es una aceleración de 0-60 mph en unos 4.5 segundos. Si buscas un máximo nivel de performance, con espacio para cuatro, el sedán es la mejor opción. Para aquellos que no les importe perder algo de maniobrabilidad y rendimiento, a favor de exclusividad y escuchar el imponente sonido del V8 al aire libre, el Cabriolet es la opción.

Esta entrada fue publicada en Coches de Alta Gama. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario