AUDI LANZA LA VERSIÓN LARGA DEL A8 4.2 QUATTRO

Desde que se lanzó al mercado en 1994, el Audi A8 sorprendió al mundo por los vanguardistas conceptos que presentó. En este sentido, brillaron con luz propia su carrocería de aluminio (Audi Space Frame) así como los sofisticados motores V8 que incorporó desde el principio. Este elevado nivel tecnológico se complementó a la perfección con el moderno diseño del coche, cosa que permitió al A8 alcanzar una posición privilegiada en el segmento de los vehículos de representación.

Ahora, con el lanzamiento de la versión larga del A8, Audi acentúa aún más el carácter lujoso de su gran berlina. Con su avanzada tecnología, exclusivo interior, completísimo equipamiento y gran espacio en el área de los asientos traseros, el Audi A8 Largo se convierte así en la solución ideal para que los pasajeros viajen de la forma más cómoda posible.

Inicialmente, esta versión del A8 estará disponible con un poderoso motor V8 (5 válvulas por cilindro) de 4,2 litros y 310 CV de potencia. Por supuesto, montará de serie tracción permanente a las cuatro ruedas así como el conocido cambio tiptronic de cinco velocidades.

Diseño

La silueta del Audi A8 Largo conserva el aspecto proporcionado y poderoso del modelo del cual deriva. Tanto es así que, a pesar de que la longitud de la nueva versión alcanza unos considerables 5.164 milímetros (130 mm. más que la versión normal), este coche mantiene el estilo deportivo que siempre ha caracterizado al A8. Con sus formas ampliadas, el diseño de esta berlina de lujo enlaza las características tradicionalmente asociadas al A8: dinamismo y agilidad.

Los centímetros suplementarios de la nueva versión se han integrado elegantemente entre los pilares B y D. En consecuencia, las puertas traseras también han aumentado su tamaño. Este crecimiento no les ha impedido integrarse armoniosamente en el conjunto, aunque eso sí: su ampliación ha facilitado aún más la entrada y la salida de los pasajeros al habitáculo.

Equipamiento

Quienes más agradecerán la llegada de este coche serán sus ocupantes traseros. La zona posterior del A8 Largo dispone ahora de 70 milímetros suplementarios respecto a la versión inicial. Esta diferencia, obviamente, se percibe sobre todo a la hora de afrontar largos viajes. En el caso que se pretenda maximizar aún más el espacio posterior, tan sólo hay que empujar hacia adelante el asiento del acompañante delantero hasta su posición límite. Los pasajeros traseros dispondrán, de esta manera, de 350 milímetros de espacio para estirar las piernas.

Los asientos ergonómicos que el Audi A8 Largo equipa de serie están tapizados en cuero Valcona. Este tipo de piel destaca por su suavidad así como por su capacidad de transpiración. Además, todos los pasajeros disfrutan de asientos calefactables, dondequiera que se sienten, lo que vuelve a certificar el lujosísimo carácter del vehículo. Asimismo, los asientos delanteros gozan de un sistema eléctrico que les permite ajustar la posición deseada al milímetro. En el caso del asiento del conductor, esta función se completa con un sistema de memoria. Opcionalmente, Audi ofrece la posibilidad de incorporar el ajuste eléctrico en los asientos posteriores.

Por otro lado, el equipamiento de serie del coche también incluye faros delanteros de xenón que disponen de un sistema propio de lavado y de una función automática de ajuste.

A pesar del completo equipo de serie de la versión larga del A8, Audi está dispuesta a satisfacer las demandas de dotación opcional más exigentes. Por este motivo, la marca alemana está ultimando la preparación de un paquete de elementos que convertirán al A8 largo en una auténtica oficina rodante gracias básicamente, a la incorporación de una mesa plegable (manual, semiautomática o totalmente automática) que se ubicará en la parte trasera del asiento del acompañante de lantero. Ello se completará con un televisor, un vídeo VHS, una pequeña nevera y un minibar.

Aluminio y medioambiente

El Audi A8 es el único coche del segmento “Premium” que incorpora carrocería de aluminio (Audi Space Frame). Además, las suspensiones de todas las versiones del A8 están fabricadas en este material, característica que, naturalmente, también se cumple en la versión larga. El aluminio tiene grandes ventajas sobre otros materiales como, por ejemplo, el acero: en primer lugar, ayuda a preservar los recursos naturales de la Tierra gracias a su reciclabilidad; en segundo término, el aluminio contribuye a reducir el consumo de combustible debido a su ligereza. Si la carrocería del Audi A8 estuviera fabricada en acero, el peso del coche se incrementaría en más de 100 kilos, lo que significaría que su consumo aumentaría en 1 litro cada 100 kilómetros.

En resumen, el concepto de carrocería de aluminio del Audi A8 permite a sus propietarios conducir un coche de representación y, a la vez, demostrar su preocupación por la conservación del medioambiente.

Motor

Inicialmente, la versión larga del Audi A8 montará un poderoso motor V8 (5 válvulas por cilindro) de 4.2 litros de cilindrada y 310 CV. La transmisión tiptronic que el coche equipa de serie permitirá al conductor escoger entre cambiar de marcha manualmente o, en contrapartida, dejar que el cambio automático haga todo el trabajo.

A pesar de sus grandes dimensiones, los ocho cilindros en V del Audi A8 Largo le permiten acelerar de 0 a 100 km/h. en 7 segundos. Como resulta habitual en la marca, la velocidad máxima de este vehículo está autolimitada a 250 km/h. El motor cumple ampliamente la normativa vigente en materia de emisiones. Por su parte, el consumo medio de gasolina es de 13,0 litros a los 100 Km, según la normativa 93/116 EC.

El motor V8 tiene muchas características técnicas destacables, como cinco válvulas por cilindro, árbol de levas de tiempo variable, rodillos de leva de cilindro con compensación de la tolerancia de ajuste positiva de la válvula hidráulica y un sistema de toma de aire variable en tres tiempos. Para el conductor, esta tecnología avanzada se traduce en una mejor conducción, seguridad, superioridad y un consumo menor de gasolina. Una mayor energía, incluso a velocidades de motor muy bajas, permiten acelerar con facilidad, sea cual sea la situación, y a velocidades altas, el vehículo sigue respondiendo fácil y espontáneamente al pedal de aceleración.

Junto con esta motorización de primera categoría, la tracción permanente del quattro también garantiza una notable dinámica y seguridad. Su tecnología superior está basada en una ley física simple: en igualdad de condiciones (neumáticos, temperatura, superficie, etc.), cada rueda sólo puede transmitir una cierta fuerza total, proveniente de la tracción longitudinal y de las fuerzas laterales. En el quattro, la fuerza de tracción longitudinal queda distribuida entre las cuatro ruedas. En otras palabras, comparándolo con otros vehículos de eje trasero, cada rueda sólo tiene que transmitir la mitad de la fuerza de tracción usual, por tanto, pueden transferirse más fuerzas de curva a las ruedas. El manejo de un quattro es neutral por más tiempo en las curvas y el límite de estabilidad es más tardío comparado con un coche con solo un eje motriz. También mejoran las características relativas a rectitud y viento lateral.

Seguridad

Al igual que el resto de versiones del Audi A8, el equipamiento standard del modelo largo incluye el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP). La combinación del ESP con la tracción quattro ofrece la máxima seguridad, pues no debemos olvidar que el límite de estabilidad de un coche con transmisión integral siempre será más elevado que el de un automóvil con tracción en un solo eje. Por lo tanto, en el caso del A8, la necesidad de equipar un sistema como el ESP es menor. Lo que no impide que Audi lo incorpore de serie.

Por su parte, la seguridad pasiva del A8 Largo está basada en la rigidez de la carrocería de aluminio Audi Space Frame (ASF) y, más concretamente, en sus zonas de deformación delanteras y traseras y en sus efectivas medidas de protección contra el impacto lateral. Hay que recordar que la estructura ASF es capaz de absorber más energía que una estructura de acero de similar peso.

Por último, la presencia de ocho airbags -todos ellos de serie- demuestra que la versión larga del Audi A8 es uno de los coches más seguros del mundo. Estos airbags se encuentran repartidos por todo el habitáculo: en la parte delantera (“full size”), en los laterales de los asientos anteriores, en los laterales de los asientos traseros e, incluso, en la zona superior del coche (sistema denominado SIDEGUARD). El área de actuación de éstos últimos se extiende desde el techo hasta la parte inferior de las ventanas, y en caso de colisión frontal son capaces de impedir que las cabezas de los ocupantes del coche impacten contra los rígidos pilares del vehículo.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario