AUDI HACE HISTORIA EN EL AUTOMOVILISMO CON UN DIESEL

Triunfa con un motor V12 TDI en Sebring (EE.UU)

  • Primera victoria de un superdeportivo diésel en competición
  • Tom Kristensen conquista un nuevo récord

El nuevo Audi R10 TDI ha hecho historia en el automovilismo deportivo con la victoria de Dindo Capello (Italia), Tom Kristensen (Dinamarca) y Allan McNish (Escocia) en las 12 horas de Sebring (Estados Unidos), el primer triunfo de un prototipo con motor diésel. Tom Kristensen se ha convertido en el primer piloto en ganar una de las carreras de resistencia más famosas de América por cuarta vez, alcanzando otro récord a su extenso palmarés después de su séptima victoria en las 24 horas de Le Mans el año pasado.

Treinta grados Celsius a la sombra, alta humedad y temperaturas de asfalto que alcanzan los 43º, son las adversas condiciones que presentaba la pista de Florida, una de las más exigentes del mundo. Allan McNish ya mostró el potencial del motor V12 TDI de 650 CV al lograr en los entrenamientos la “pole position” con un tiempo record. Debido a que el intercambiador de calor tuvo que ser sustituido después del “warm-up” matinal, Dindo Capello se vio forzado a salir con el segundo R10 TDI desde la línea de boxes y comenzar una persecución desde el final de la parrilla.

Sólo fueron necesarios treinta minutos para que Capello pasara desde la 35 y última posición al segundo puesto, justo detrás del Audi gemelo de Frank Biela. Un poco antes del final de la segunda hora, el italiano tomó la delantera, posición que el R10 TDI número dos mantuvo hasta el final. Sólo el cambio del filtro de combustible y dos pérdidas de tuercas de rueda causaron paradas en boxes no programadas.

El Audi R10 TDI número uno, que claramente había liderado la carrera durante las dos primeras horas, no alcanzó la meta. El coche conducido por Frank Biela (Alemania), Emanuele Pirro (Italia) y Marco Werner (Alemania) se retiró justo antes de completarse un tercio de la carrera debido al recalentamiento del motor. La razón fue que un poco antes del comienzo de la carrera, el sistema telemétrico del coche número uno, que transmite los datos desde el coche a los boxes, había dejado de funcionar. Como consecuencia, los técnicos de motor de Audi Sport no tenían ningún dato durante el recorrido. Cuando Marco Werner informó por la radio de la alta temperatura del motor durante la cuarta hora de carrera, el R10 TDI que iba en la segunda posición fue llamado a los boxes. El equipo descubrió que los radiadores estaban completamente bloqueados por el caucho dejado en la pista por los neumáticos. Después de la limpieza de los radiadores, las temperaturas descendieron inmediatamente. Sin embargo, el equipo norteamericano de Audi Sport decidió por precaución, retirar de la carrera al R10 TDI que estaba en segunda posición, debido a que el motor había estado girando a temperaturas considerablemente altas durante bastante tiempo.

Opiniones después de la carrera de Sebring

Prof. Dr. Martin Winterkorn, Presidente del Consejo de Dirección de Audi AG: “Audi ha escrito de nuevo una página de la historia de las competiciones automovilísticas al ser el primer fabricante en ganar una carrera de resistencia con un prototipo diésel. Esto confirma de manera extraordinaria la eficiencia de la moderna tecnología TDI. Cabe destacar que este éxito se logró en la primera carrera del nuevo Audi R10 TDI. Todo el equipo de Audi Sport y de Desarrollo Técnico de Audi ha hecho una vez más un gran trabajo. Doy las gracias a todos y a cada uno de los que han participado en este ambicioso proyecto”

Dr. Wolfgang Ullrich (Director de Audi Motorsport): “Ésta ha sido una carrera de resistencia y, por tanto, una buena preparación para Le Mans. Conseguir la primera victoria con un motor diésel, después de nuestra pole position, es fantástico. Hemos mostrado cómo es nuestro nuevo superdeportivo con motor diésel. Gracias a todo el equipo de Audi Sport y al Equipo Joest. Por supuesto es una pena que los dos coches no hayan podido llegar a la meta. Pero hoy hemos aprendido mucho y sabemos que queda todavía un largo camino hasta Le Mans”.

Dindo Capello (Audi R10 TDI, nº 2): “Audi ha hecho otra vez algo extraordinario. Con su victoria, realmente hemos escrito un nuevo capítulo en la historia del deporte del motor. Esto me recuerda cuando Audi comenzó a correr con el quattro para mostrar que la tracción a las cuatro ruedas no era solo buena para coches en las granjas. Cuando Audi anunció que correría con un motor diésel, tal vez muchas personas no nos tomaron en serio pero ahora pienso que ya no se reirán más de nosotros”.

Tom Kristensen (Audi R10 TDI nº 2): “Audi ha tenido el coraje de colocar un coche tan nuevo en una carrera y en una etapa tan inicial de desarrollo y ha dado resultado. Sé que mucha gente ha estado trabajando muy duro para esto y me gustaría agradecérselo. Tengo que dar las gracias muy especialmente a los mecánicos. Lo que hicieron después del recalentamiento fue un trabajo que normalmente no se realiza en tan poco tiempo. Gracias también a mis colegas Allan y Dindo, que pilotaron muy bien. El momento en el que cruzamos la línea de meta se ha convertido en una fecha histórica para la tecnología diésel. Sé que Audi tiene una buena imagen en América y estoy seguro de que la imagen del Audi TDI pronto será igual de buena”.

Allan McNish (Audi R10 TDI nº 2): “Todo el equipo debería estar orgulloso. Hemos hecho un poco de historia. En poco tiempo la gente echará la vista atrás y se dará cuenta de que éste fue un momento importantísimo, no sólo en la historia de Audi Sport, sino también en el automovilismo donde, por primera vez, un motor diésel ha ganado una carrera internacional. Hemos trabajado muy duro para esto y ésta noche lo celebraremos todos juntos”.

Frank Biela (Audi R10 TDI nº 1): “La primera victoria con un motor diésel y con el R10 TDI es una gran historia. Sobre todo considerando que no hemos tenido mucho tiempo y que el rodaje se llevó a cabo recientemente. Ante este logro de Audi Sport, uno solamente puede quitarse el sombrero. Al principio de la carrera, teníamos un coche magnífico, pero estas cosas suelen pasar cuando se compite. Ahora tenemos que mantener nuestras cabezas altas y mirar hacia delante para mostrar el mismo nivel de competitividad en Le Mans y terminar la carrera”.

Emanuele Pirro (Audi R10 TDI nº 1): “En las competiciones de motor tienes a veces problemas mecánicos. Por supuesto es una pena que un pequeño problema nos impidiese luchar por la victoria. A pesar de esto, ha sido un fin de semana positivo, ya que uno de los dos coches ganó su primera carrera. Esto es una gran hazaña y una gran recompensa por todo el trabajo que hemos hecho en el desarrollo del R10 TDI. Tengo plena confianza para la gran carrera que es Le Mans”.

Marco Werner (Audi R10 TDI nº 1): “Nuestra velocidad de carrera era buena, y durante gran parte del tiempo, todo transcurrió sin problemas. Es una pena que tuviésemos que parar antes de tiempo. A pesar de esto, quiero dar las gracias a Audi y al Equipo Joest. Los muchachos han tenido mucho trabajo este fin de semana. Audi afrontó firmemente la competición después de un corto periodo de pruebas. Otros a menudo no tienen el coraje de hacer esto en público”.

Ralj Jüttner (Director Técnico del equipo Audi Sport de América del Norte): “Estamos muy felices del éxito alcanzado ya que hemos trabajado muy duro para conseguir esto. Pero lo que es aún más importante es que hemos aprendido muchas cosas y volvemos a casa con una larga lista de trabajos preparatorios para Le Mans. Lo haremos con mucho entusiasmo ya que hemos visto el potencial que tiene el R10 TDI y la perfección de su concepto. Perder un coche tan temprano no es nada agradable, y realmente me apena por los pilotos y mecánicos del coche número uno. Ellos también han trabajado duro y bien durante muchas noches”.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario