AUDI HACE HISTORIA AL VENCER CON UN TDI EN LE MANS

  • Primera victoria de un diesel en la carrera de 24 horas más famosa del mundo.
  • Histórico triunfo frente a un récord de asistencia de público.
  • Los dos Audi R10 consiguieron el podio final.

Audi ha escrito un importante capítulo en la historia de la competición automovilística con su histórico triunfo en las 24 Horas de Le Mans. El nuevo Audi R10 TDI se ha convertido en el primer diesel en ganar la carrera automovilística más dura y famosa del mundo. Frente a un récord de 235.000 espectadores, Frank Biela (Alemania), Emanuele Pirro (Italia) y Marco Werner (Alemania) lograron la sexta y la más importante victoria para Audi, hasta el momento. Dindo Capello (Italia) Tom Kristensen (Dinamarca) y Allan McNish (Escocia) también alcanzaron el podio siendo los terceros en la general.

Tanto el público allí presente, como los millones de espectadores de todo el mundo por televisión, pudieron presenciar la impresionante demostración de la tecnología TDI de Audi y con ello, el perfecto funcionamiento de sus modernos motores diesel. Los dos R10 TDI de Audi que compitieron en Le Mans estaban impulsados por un motor TDI de 12 válvulas y 650 CV, lo que convirtió a estos vehículos en los más rápidos y económicos de las 24 Horas.

Durante la carrera, uno de los nuevos coches deportivos diesel de Ingolstadt estuvo constantemente a la cabeza. De hecho, el piloto con récord de victorias en Le Mans, Tom Kristensen, realizó la vuelta más rápida de la carrera en 3m. 31.211s, siendo el primer piloto en completar 16 vueltas con un único depósito de combustible. Audi batió también un nuevo récord de distancia al completar 380 vueltas.

La ventaja en el consumo de combustible del motor del Audi R10 TDI durante las 24 Horas de Le Mans, también fue apreciada por los espectadores. Ya que por regla general, los pilotos de Audi únicamente entraron en boxes cada 14 vueltas para repostar 90 litros de Shell V. Al contrario que sus contrincantes, que confiaron en motores gasolina y tuvieron que repostar más a menudo. El público quedó impresionado de lo tranquilo y ecológico que puede llegar a ser un motor deportivo TDI de 650 CV.

Aunque el rodaje del nuevo Audi R10 TDI tuvo lugar solamente 200 días antes de la carrera, el exitoso diesel corrió de una manera fiable, al igual que su predecesor, el R8, que consiguió cinco victorias en Le Mans. La única parada en boxes no programada fue realizada a las 3:47 a.m., cuando el Audi Sport Team Joest decidió sustituir un engranaje de la caja de cambios tras un problema con la quinta marcha.

A pesar de que el cambio de la transmisión completa no está permitido por el reglamento de la carrera, dicha modificación fue realizada por el equipo de Audi Sport Team Joest en menos de 10 minutos, gracias al innovador diseño de la caja de cambios (ya incorporada en el R8). Más de un minuto perdieron Frank Biela, Emanuele Pirro y Marco Werner el domingo por la mañana cuando una de las luces delanteras de su R10 TDI se rompió y tuvo que ser sustituida toda la parte frontal de la carrocería. Aparte de esto, el Audi R10 tuvo una precisión digna de un mecanismo de relojería de precisión.

Biela y Pirro celebraron su cuarta victoria respectiva en Le Mans, después de 2000, 2001 y 2002. Así, se colocan en la cuarta posición dentro de la lista de récords históricos, detrás de Tom Kristensen, Jacky Ickx y Derek Bell. Para Audi, esta ha sido la sexta victoria en Le Mans y la tercera consecutiva. Incluido el éxito del Bentley Speed 8 en 2003, un coche impulsado por un motor FSI desarrollado por Audi Sport, la tecnología de Audi ha sido invencible en Le Mans durante 7 años.

El triunfo de Audi fue completado por Dindo Capello, Tom Kristensen y Allan McNish, que terminaron terceros. El R10 TDI estaba en cabeza al inicio de la carrera cuando los inyectores de los cilindros de la bancada derecha del motor TDI V12 tuvieron que ser sustituidos durante la cuarta hora. Habiendo dejado atrás la decimosexta posición. Capello, Kristensen y McNish volvieron a luchar por el tercer puesto con las vueltas más rápidas en la pista, a pesar de los inconvenientes que se produjeron por la noche y por la mañana del día siguiente. Después de una colisión con un coche GT1, hubo daños en los bajos del vehículo y también en el turbocompresor izquierdo que tuvo que ser cambiado. El número 7 estuvo parado casi una hora en los boxes. Sin embargo, gracias a los mecánicos que llevaron a cabo toda la reparación en tiempo récord, los pilotos pudieron subir al podio.

Después de sus victorias en las 12 Horas de Sebring y en las 24 Horas de Le Mans, el nuevo Audi R10 TDI permanece invicto. El siguiente desafío es esperar al nuevo y revolucionario vehículo TDI. Desde el 15 de julio en adelante, el Equipo de Audi Sport en Norteamérica luchará por el título del campeonato en la American Le Mans Series con dos R10 TDI.

Declaraciones después de la carrera

Profesor Doctor Martin Winterkorn (Presidente del Consejo de Audi AG): “Este histórico triunfo en Le Mans es, sin duda, lo más grande dentro de la exitosa historia del deporte del motor de Audi AG. Es una sensacional prueba de que estamos “A la vanguardia de la Técnica”. El objetivo de ganar las 24 Horas de Le Mans como el primer fabricante en el mundo con un motor diesel era extraordinariamente ambicioso. Tuvimos el coraje y lo hemos conseguido en la primera tentativa”.
“Hoy el diesel ha dejado su huella en la historia del deporte del motor. Esto ha sido posible porque, al ser los inventores del TDI, tenemos el know-how más exhaustivo a nuestra disposición, del cual también se benefician nuestros clientes. Cada segundo que pasa, Audi es más TDI. Gracias a esta magnífica exhibición en Le Mans, lograremos convencer a más clientes de las ventajas del motor TDI de Audi. Felicito al equipo de Audi Sport Joest, a los colegas del Departamento Técnico, a nuestros socios que nos dieron un excelente apoyo para este proyecto desde el principio y, desde luego, a nuestros seis conductores. Para Frank Biela y Emanuele Pirro, ha supuesto su cuarta victoria consecutiva, mientras que para Marco Werner, ha sido su segunda victoria consecutiva. Ellos han logrado todas estas victorias para Audi”.

Doctor Wolfgang Ullrich (Jefe Audi Motorsport): “Esta ha sido la sexta victoria de Audi en Le Mans, pero también, sin duda, la más difícil e importante. Sólo 200 días, los más intensos en la historia de Audi Sport, han separado el rodaje del R10 TDI y el principio de la carrera de Le Mans. Quiero dar las gracias a cada miembro de Audi Sport, al equipo de Audi Sport Joest, a los colegas del TE (Departamento de Desarrollo) y a nuestros compañeros técnicos. Comenzamos este proyecto con una hoja de papel en blanco e intentamos algo que nadie nunca había hecho de esta manera. Nosotros sabíamos que el desafío de ganar las 24 horas de Le Mans con un motor diesel de alto rendimiento era muy grande. Pero con la experiencia de las anteriores carreras aprendimos que en esta competición pueden pasar muchas cosas.
Le Mans siempre alberga algunas sorpresas que no pueden ser simuladas en un banco de pruebas o en pruebas de pista. Por ello, estamos aún más felices de haber escrito otro capítulo en la historia del deporte del motor. El equipo ha trabajado de manera intachable, reaccionando siempre correctamente a todo lo que ha ocurrido. El coche victorioso corrió impecablemente durante las 24 horas. Lamentablemente, el otro coche, tuvo que quedarse atrás debido a un accidente. Pero el hecho es que este equipo consiguió el podio final, que demuestra también el fantástico funcionamiento del equipo”.

Frank Biela (Audi R10 TDI Nº 8): “Estamos muy orgullosos de la primera victoria con un motor diesel, es decir, del Audi TDI. Para Audi, esta victoria tiene una importancia parti cular y, para nosotros, los pilotos, supone un éxito igual de importante. Hemos estado implicados en el desarrollo desde el principio. Traer este coche a Le Mans para ganar la carrera de coches más importante del mundo y ser, además, el primero en ganarla con un motor diesel es un sentimiento magnífico. Tuvimos mucha suerte de que nuestro coche terminase bien la carrera. Sólo encontramos un problema menor en la caja de cambios, pero todo lo demás funcionó perfectamente. Ésta es la única manera de ganar Le Mans”.

Emanuele Pirro (Audi R10 TDI Nº 8): “Hoy es un día Audi, es un día diesel y el día de “A la vanguardia de la técnica”. Con esta primera victoria de un motor diesel algo extraordinario, que todavía no comprendemos del todo, ha pasado. Es una gran recompensa para toda la gente que ha estado trabajando en este proyecto. Pienso que este fin de semana hemos asistido al principio de una nueva era en el deporte del motor. Y esto confirma que Audi es el líder de cualquier nueva tecnología en la industria de automóvil”.

Marco Werner (Audi R10 TDI Nº 8): “Desde luego, es apasionante saber que hemos hecho historia con un coche diesel en su primera participación en Le Mans. Para mí, supone la segunda victoria consecutiva, y me siento absolutamente abrumado. Hay que quitarse el sombrero ante Audi una y otra vez. La decisión de participar con el R10 TDI este año ha sido ambiciosa, pero correcta. Sin embargo, otros fabricantes continúan trabajando para poder acometer este proyecto. Audi ha hecho una labor enorme para conseguir que el automóvil estuviese listo para correr y ganar en un periodo muy corto de tiempo. Es simplemente increíble: hace 200 días el coche se situó sobre sus ruedas por primera vez y ahora ha ganado las 24 Horas de Le Mans. ¡Esto es más que historia, esto es una gran historia! ”

Dindo Capello (Audi R10 TDI Nº 7): “Es un gran resultado para Audi y todos somos parte de esta victoriosa marca. Nuestro coche sufrió algunos problemas en la carrera, pero cada vez que ocurrieron, mi ingeniero y los mecánicos trabajaron duramente sobre el número 7 e hicieron un buen trabajo para solucionarlos de modo que nosotros perdiéramos el menor tiempo posible. Ellos se merecen grandes agradecimientos. Soy muy feliz de formar parte de esta carrera que ahora comienza una nueva historia”.

Tom Kristensen (Audi R10 TDI Nº 7): “Me siento muy, muy emocionado. Ahora todo el mundo conocerá lo que significa el motor TDI. Este proyecto que comenzó no hace mucho en una hoja de papel en blanco, ya ha triunfado. El sueño de Audi se ha hecho realidad rápidamente, gracias a los esfuerzos que han hecho muchas personas para la realización de este intenso programa dentro del mundo del motor. Estoy orgulloso de ser parte de este éxito. Me habría gustado estar en lo alto del podio junto con Dindo y Allan, pero en esta ocasión, tuvimos que afrontar muchos desafíos en la carrera. A pesar de todo, terminamos en podio”.

Allan McNish (Audi R10 TDI *7): “El proyecto TDI fue siempre muy ambicioso. Audi nunca se toma estos asuntos a la ligera y vino perfectamente preparado a esta carrera. Pero compitiendo en Le Mans se tiene que esperar de todo, incluyendo problemas. Y esto es que le pasó a nuestro coche este fin de semana, al igual que le pasó al Audi R8 en su estreno en 2000. Pero de nuevo vencimos al estilo verdadero de Le Mans y Audi, y luchamos por nuestro camino al podio. Fue un esfuerzo fantástico para todo el equipo”.

Ralf Jüttner (Director Técnico de Audi Sport Team Joest): “Simplemente estoy feliz. Esta era una carrera difícil con mucho trabajo, pero de algún modo, era normal en un proyecto de estas características en el cual todo el mundo ha puesto mucho entusiasmo. Las últimas 24 Horas no era ninguna excepción. Nosotros también tuvimos nuestros problemas. De todos modos, esto es lo que se esperaría si se utiliza tanta tecnología innovadora

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario