AUDI HA REALIZADO UNA DE LAS CAMPAÑAS DE PUBLICIDAD MÁS ELABORADAS DE SU HISTORIA PARA EL NUEVO A8

La agencia de publicidad española Tandem DDB S.A. de Barcelona es la responsable tanto del concepto como de la realización del spot, que fue rodado en España y producido por Alamo Producciones, de Madrid. La película sintetiza los 103 años de historia de la empresa en 45 segundos. Este resumen se ha conseguido utilizando tecnología avanzada, hasta ahora sólo reservada para las superproducciones de Hollywood. El mismo presentador adopta nueve papeles diferentes, comenzando en 1899, y viaja a través de cinco épocas diferentes de la marca Audi, hasta que aparece en escena el nuevo A8 al final de la película, como último punto del desarrollo empresarial. Un total de 20.000 metros de viejo material y otros 10.000 de material inédito fueron seleccionado y editados para el corto comercial.

La producción requirió prácticamente un año. Fueron necesarias largas semanas de investigación previa en los archivos históricos “Audi Tradition”. Más de 600 personas, entre empleados de Audi, creativos de publicidad y producción, fotógrafos, una orquesta sinfónica, compositores, directores y actores, se vieron implicados en el trabajo.

El material finalmente editado se basó en más de 30.000 metros de película y animaciones digitales informáticas de las que se utilizan para las superproducciones de Hollywood, en fotos elaboradas y retoques publicitarios. “Es uno de los proyectos más elaborados de estas características en la historia de Audi AG, y se encuadra perfectamente en la tradición de la empresa de ofrecer campañas de publicidad innovadoras,” explica Hans-Chritian Schwingen, Director de Comunicación de Marketing de Audi.

Los principales desafíos fueron integrar al presentador realizando su viaje por la historia en el material original, de forma que resulte creíble a la audiencia, y rodar escenas nuevas que parecieran del archivo histórico. Gerhard Kiefer, el responsable dentro del Departamento de Comunicación de Marketing de todas las producciones de películas y fotos, lo explica: “Lo realizamos utilizando tecnología digital “Bluescreen”. Esta técnica fue utilizada y perfeccionada en la película ‘Forrest Gump’.” La digitalización “Bluescreen” permite que ciertas escenas parezcan engañosamente auténticas. En el caso del anuncio de Audi, el actor principal fue filmado en sus principales escenas delante de una pared azul y luego, éstas fueron insertadas dentro del material original.

Audi tuvo también que utilizar efectos especiales para una de las distintas escenas finales y para los motivos fotográficos de la campaña de publicidad impresa. En esa imagen el nuevo A8 recorre la curva con peralte del circuito Avus Ring de Berlín. El problema es que este afamado circuito ya no existe. Aún así, las fotos son tremendamente reales. El software informático especial ha permitido reconstruir las tomas en tres dimensiones, a través de un técnica que se utilizó en algunas de las escenas más dramáticas de “Titanic”.

Para que la escena del A8 rodando en la curva del circuito Avus fuera totalmente real, todos los datos CAD del A8, provenientes del Centro de Desarrollo de Ingolstadt fueron introducidos en el programa de 3D. De esta forma se creó una animación informatizada del vehículo. El equipo reconstruyó, posteriormente, una sección de 500 metros cuadrados de la curva con ladrillos en un criadero de caballos en la zona alemana de Eifel, y fotografió allí al A8. Estas fotos también fueron digitalizadas e introducidas en el programa de 3D. Con la ayuda de los antiguos datos sobre el diseño del circuito de competición, el ordenador calculó e l recorrido exacto de la curva y proyecto sobre éste al A8, como si las carreras se estuvieran realizando hoy.

En total fueron necesarias 340 horas de trabajo en el ordenador para obtener el corto de 45 segundos. Un contraste muy interesante a la tecnología informática fue que varios tramos de la película se rodaron utilizando dos viejas cámaras de manivela de 80 años de antigüedad, para que las escenas históricas agregadas parecieran totalmente auténticas.

Kiefer da otro ejemplo del tremendo esfuerzo que representó la realización del comercial: “Para la secuencia histórica de la competición de Grand Prix, por ejemplo, debimos reconstruir un box completo. El vestuario de los actores también se basó en el original.”

La película fue rodada en seis diferentes localizaciones: en Ingolstadt y Munich, en el estudio de Madrid y en otros lugares de España. Los responsables recorrieron más de 5.000 kilómetros hasta cubrir todos los objetivos. Se tuvieron que emplear casi 500 papeles menores. El intérprete principal fue elegido entre 500 aspirantes. El actor americano Donald Kimmel fue el encargado de desempeñar el papel del experto de Audi que viaja a través del tiempo.

También se aplicaron los estándares más avanzados para la música que se utilizó en la película. Katrin Schöneberg, Directora de Proyecto de la campaña del A8 explica que “la música de fondo para la película, una obra del compositor Zivot, fue grabada por la Orquesta Sinfónica de Bratislava. Los 50 músicos fueron visionando las escenas a lo largo del rodaje para poder introducir cada nota de forma absolutamente precisa con las imágenes”.

Otra característica especial de la campaña del A8 es su presentación mundial. Katrin Schöneberg: “Los cortos comerciales y la campaña impresa aparecerán en setenta países.” Éste es un paso más hacia la globalización de la marca y hacia la consolidación de la imagen en determinados mercados. De todas formas, los importadores podrán disponer del comercial de televisión histórico modificado para cubrir las necesidades individuales de cada país.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario