AUDI CONTINÚA POR LA SENDA DE LA VICTORIA EN LE MANS

– Séptimo triunfo de Audi en la mítica carrera de resistencia
– La tecnología TDI vuelve a marcar la diferencia
– Condiciones infernales en la 75ª edición de la prueba

La arrolladora racha de victorias de AUDI AG en las 24 Horas de Le Mans ha vivido su último capítulo este fin de semana en una edición 2007 marcada por unas condiciones climatológicas verdaderamente difíciles. Frank Biela (Alemania), Emanuele Pirro (Italia) y Marco Werner (Alemania) reeditaron su triunfo del año pasado, dándole de paso a Audi su séptima victoria en la mítica prueba francesa de resistencia. Por segunda vez consecutiva, el Audi R10 TDI fue la fuerza dominante. El revolucionario prototipo diesel de Ingolstadt permanece invicto en Le Mans.

En la 75ª edición de las 24 Horas de Le Mans, Audi volvió a hacer bueno el eslogan “A la vanguardia de la técnica”. El Audi R10 TDI no sólo fue el coche más rápido del plantel, sino que también fue el más fiable. Como muestra de su dominio, baste decir que desde la primera vuelta hasta la última el liderato de la carrera estuvo en manos de alguno de los tres prototipos diesel de Ingolstadt. Más de 260.000 espectadores asistieron en vivo a una de las ediciones más emocionantes de la historia de las 24 Horas de Le Mans. La inestabilidad climatológica que marcó la primera parte de la prueba se cobró, entre otras víctimas, al Audi R10 TDI número 3, cuando Mike Rockenfeller se salió de la encharcada pista en la tercera vuelta, chocando contra las barreras con su parte trasera.

La sólida actuación del récordman de Le Mans, Tom Kristensen, de Dindo Capello y de Allan McNish también tuvo un final inesperado. Después de mantener la carrera bajo control con un cómodo margen durante más de 16 horas, la rueda trasera izquierda de su Audi R10 TDI se salió con las primeras luces de la jornada del domingo. Dindo Capello, que celebraba ese día su 43º cumpleaños, estaba en esos momentos a los mandos del coche y no pudo evitar el accidente.

Todo ello hizo que en las últimas cinco horas y media de la competición todas las opciones de que un Audi conquistara el triunfo quedaran en manos del Audi R10 TDI número 1, pilotado por Frank Biela, Emanuele Pirro y Marco Werner. La intensa lluvia que caía en esa fase final de la carrera dejaba la pista en unas condiciones verdaderamente difíciles, aunque los experimentados pilotos de Audi marcaron la diferencia con verdadera maestría. No en vano, Marco Werner cruzaba la línea de meta con el contundente margen de diez vueltas sobre el Peugeot que ocupó la segunda plaza final.

La séptima victoria de Audi en la 75ª edición de las 24 Horas de Le Mans ha situado a Audi en la tercera posición del palmarés de la carrera, en el que sólo Porsche y Ferrari cuentan con más triunfos que Audi a día de hoy. “La de este año ha sido la edición más difícil de todas las que Audi ha conocido en Le Mans”, señaló Rupert Stadler, Presidente del Consejo de Dirección de AUDI AG nada más concluir la prueba. “Por eso, esta victoria tiene aún más valor. Hemos vuelto a dejar claro sobre la pista que contamos con la mejor tecnología, los mejores pilotos y el mejor equipo. Todos los miembros de Audi podemos estar orgullosos del éxito alcanzado este fin de semana”.

Declaraciones post carrera

Dr. Wolfgang Ullrich (Director de Audi Motorsport): “En mi opinión, esta ha sido la edición más difícil de Le Mans en la que hemos participado; más, incluso, que la del aguacero de 2001. Además, hemos conseguido superar a una fuerte competencia, a los muchos incidentes ocurridos durante la carrera y a la lluvia caída en su última parte. Conseguimos llevar uno de nuestros coches a la meta en estas complicadas condiciones e imponernos frente a una competencia muy fuerte. Ha sido un logro fantástico de todo el equipo. Queríamos demostrar que tenemos la mejor tecnología con nuestros motores TDI, los mejores pilotos y los mejores equipos. Y lo conseguimos. Este triunfo vuelve a poner de manifiesto que seguimos, como dice nuestro eslogan, “A la vanguardia de la técnica”.

Frank Biela (Audi R10 TDI nº1): “Cuando ganas en Le Mans, no terminas de ser consciente de lo que ello significa hasta dos días más tarde, porque durante la carrera la presión y el estrés son enormes. Por supuesto, tu deseo es que todo salga perfecto, pero no puedes planearlo. En cualquier momento puede ocurrir lo que menos te esperas. Disfrutar de la suerte de ocupar el peldaño más alto del podio por quinta vez es, sencillamente, increíble. La clave del triunfo ha sido esta vez atacar en el momento adecuado y conservar la ventaja también cuando las condiciones así lo aconsejaban. El equipo ha hecho un excelente trabajo en boxes y nuestro coche siempre tuvo montadas las cubiertas adecuadas. Este ha sido un triunfo de todos y cada uno de los miembros del equipo.”

Emanuele Pirro (Audi R10 TDI nº1): “Ha sido una edición increíble la de Le Mans este año. Los otros dos Audi han tenido verdadera mala suerte y no pudieron terminar la carrera. Después de sus abandonos, hemos soportado una presión enorme, ya que detrás de nosotros iban los Peugeot y tuvimos que emplearnos a fondo. Las últimas nueve horas han sido especialmente complicadas. Ha sido una carrera muy dura, con una elección de neumáticos complicada de partida, ante la lluvia intermitente de la fase inicial y el aguacero caído en la última fase. Quiero dedicarles la victoria a los mecánicos de nuestros tres coches. Ha sido una batalla muy intensa con los Peugeot. Batir a un rival de esa entidad hace que nuestra victoria sea aún más valiosa. Es la novena vez consecutiva que subo al podium con Audi en Le Mans, algo verdaderamente difícil de describir con palabras.”

Marco Werner (Audi R10 TDI nº1): “La sensación tras haber vencido es grandiosa, por supuesto, aunque estoy seguro de que mañana será aún mejor, ya que ahora estamos exhaustos por la enorme presión que hemos tenido que soportar hasta el final de la carrera. En los últimos compases, la lluvia convirtió a estas 24 Horas de Le Mans en una verdadera regata. Fue increíble que la carrera pudiera completarse bajo estas condiciones. Cuando cruzamos la meta, la sensación de liberación fue total.”

Ralf Jüttner (Director Técnico del Audi Sport Team Joest): “Ha sido una carrera infernal y, al mismo tiempo, verdaderamente electrizante. Las condiciones climatológicas del final de la última parte fueron similares a las que nos acompañaron en su arranque. Por suerte, hemos disfrutado de una larga fase sin lluvia en el medio. Un coche nos dio motivos para reir y otros dos para llorar, ya que a éstos los perdimos en sendos incidentes. El coche número 2, en particular, protagonizó una actuación sobresaliente. Pero está claro que lo más importante es que de nuevo ha vuelto a ganar un Audi. Hemos luchado con un rival muy fuerte y en ningún momento tuvimos una idea formada de cómo estarían las fuerzas de cada uno antes de la carrera. Sin embargo, se ha demostrado en pista que Audi y Joest son un binomio muy competitivo en Le Mans. Y hemos dejado claro que tenemos la capacidad de llevar la voz cantante en la carrera. Es algo que, sin duda, ha quedado más claro que nunca en la edición de este año. También hemos dejado claro que estamos preparados para luchar. Tengo que felicitar efusivamente a todo el equipo: todo ha funcionado a la perfección. Estoy sumamente orgulloso de todos ellos.”

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario