AUDI CONSIGUE SU OCTAVA VICTORIA EN LAS 24 HORAS DE LE MANS

Capello/ Kristensen/McNish ganan una emocionante carrera.

Audi R10 TDI permanece invicto en la clásica de 24 horas.

Segundo “hat-trick” de Audi en diez participaciones.

Le Mans/Madrid – El Audi R10 TDI se mantiene invicto en la carrera de las 24 horas de Le Mans tras volver a ganar la clásica francesa de resistencia. Los pilotos Dindo Capello (Italia), Tom Kristensen (Dinamarca) y Allan McNish (Escocia) triunfaron al volante del Audi R10 TDI número 2 en la tercera participación del diésel de Audi tras una carrera vivida con emoción hasta el final.

El duelo ya anticipado entre Audi y Peugeot en esta 76ª edición de la carrera, cumplió las expectativas: Ante un record de 258.500 espectadores, los dos fabricantes de coches entraron en una batalla llena de suspense con sus prototipos diésel que finalmente ganó Audi con una distancia de 4″31″.

Durante toda la carrera el Audi R10 TDI ganador y el mejor Peugeot 908 nunca se separaron por más de una vuelta. Después de que Peugeot marcase el ritmo inicial, la fiabilidad y la eficiencia del Audi R10 TDI se hicieron con el control durante la noche. Cuando la lluvia se hizo presente en Le Mans, Dindo Capello, Tom Kristensen y Allan McNics tomaron el liderato a las 05:17 y lo mantuvieron hasta el final, a las 15:00.

En una pista empapada por la lluvia, los pilotos de Audi sacaron ventaja de la superior potencia del Audi TDI y lideraron con un margen de una vuelta. Además, tomaron ventaja del hecho de que el Audi Sport Team Joest entró en carrera con los mejores reglajes tanto para pista en seco, como en mojado. Mientras que el rival tuvo que cambiar sus coches durante la carrera por unos reglajes de lluvia, Audi sólo necesitó cambiar los neumáticos.

De cualquier modo, el cambio de neumáticos se practicó frecuentemente dado que las condiciones climatológicas fueron cambiando durante la segunda mitad de la carrera. Slicks, intermedios y neumáticos de lluvia – fue crucial elegir los neumáticos más adecuados en cada momento.

Audi Sport Team Joest y los pilotos de Audi aprovecharon su experiencia y trabajaron sin cometer errores. El único momento de temor se dio durante la dramática fase final cuando se produjo un choque entre el coche líder y un coche rezagado que implicó al inocente Tom Kristensen. En esa situación, la robustez del Audi R10 TDI también se hizo patente. El coche corrió sin el más mínimo problema técnico durante las 24 horas.

El escocés Allan McNish consiguió su segunda victoria en Le Mans tras su primer triunfo en 1998. El año 2008 supone su primera victoria con Audi. Tom Kristensen, de Dinamarca, aumentó su record en Le Mans hasta las ocho victorias actuales. El italiano Dindo Capello ganó por tercera vez tras las victorias de 2003 y 2004.

Para el Audi Sport Team Joest ha sido la tercera victoria consecutiva con el Audi R10 TDI. Así, se ha logrado un hat-trick por segunda vez tras 2000, 2001 y 2002: tres victorias en Le Mans conseguidas por un mismo equipo. El trofeo de ganadores de Le Mans que normalmente debe devolverse 12 meses después de cada victoria individual está, por tanto, en posesión de Audi AG.

Los otros dos Audi R10 TDI terminaron cuarto y sexto. Los jóvenes Lucas Luhr, Alexandre Prèmat y Mike Rockenfeller estuvieron en la disputa por el podio hasta poco antes del final e incluso llegaron a ocupar la tercera plaza pero en la penúltima hora de la carrera tuvieron que cambiar el filtro de aceite de su motor V12 TDI.

Frank Biela, Emanuele Pirro y Marco Werner también tuvieron mala suerte: el trío ganador de 2006 y 2007 perdió todas sus oportunidades de alcanzar un resultado mejor el domingo por la mañana cuando tuvieron que cambiar un embrague debido a un trompo y el consecuente reinicio en segunda marcha.

En su décima participación, Audi ha ganado las 24 horas de Le Mans por octava vez. Desde el año 2000 la tecnología Audi ha salido victoriosa en Le Mans. “Este ha sido un éxito de los pilotos, del equipo y de la eficiencia de la tecnología TDI de Audi “un triunfo de la fiabilidad”, dijo Rupert Stadler, Presidente del Consejo de Dirección de Audi AG, quien siguió la carrera en Le Mans desde el box de Audi. “Ha sido la carrera de Le Mans más tensa que recuerdo. Tuvimos un contrincante muy fuerte con un coche extremadamente rápido. Pero, una vez más, se hizo obvio que Le Mans recompensa especialmente la fiabilidad y la eficiencia. Estoy orgulloso de este equipo. Y cada empleado y cliente de Audi debe estar orgulloso también.”

Fotos e información en las websites de prensa de Audi http://prensa.audi.es y http://www.audi-motorsport.info

Esta entrada fue publicada en Audi, Competicion en circuitos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario