AUDI CON LOS POLÍTICOS, REALEZA Y LÍDERES EMPRESARIALES

– Los modelos Audi llevan 20 años en las visitas oficiales
– Desde 1987, Audi ha estado presente en actos de la Unión Europea, cumbres económicas mundiales, visitas del Papa o el Festival de Salzburgo.
– La flota consta de 100 Audi A8 convencionales y 20 blindados

Fue con motivo de una recepción en palacio cuando un vehículo con los cuatro aros en el frontal entró a servir como coche de estado. Sucedió el 7 de noviembre de 1987, durante la visita oficial a Munich del heredero al trono británico. El vehículo que transportó en aquella ocasión al Príncipe de Gales en la capital bávara era un Audi 200 quattro blindado. Hasta entonces, ésta era una tarea reservada a otras marcas pero, desde ese momento, quedó claro que se trataba de un cometido muy propicio para una marca con las características técnicas y de imagen de Audi. De este modo, Audi ha llegado a convertirse en el actor común de la alta política internacional y acontecimientos sociales.

Jefes de gobierno, líderes religiosos, monarcas, hombres de Estado y de negocios, así como otras personalidades, confían en la seguridad y la comodidad del Audi A8 en sus visitas oficiales. Entre ellas destacan las cumbres de la Unión Europea, las visitas realizadas por el Papa, las reuniones del Foro Económico Mundial, las conferencias de la OTAN, las reuniones ministeriales o el Festival de Salzburgo.

Todo ello comenzó con la idea de dar a conocer el sistema de tracción a las cuatro ruedas de Audi, denominado quattro, y de mejorar la imagen de marca. Para hacer esto, se desarrolló el “escenario” para reclutar a personalidades VIP’s como “embajadores de la marca Audi”. Era 1986 y la misión subyacente era no sólo transportar personas, sino también comunicar la imagen Premium tanto de la marca como del modelo Audi A8. Principio que permanece actualmente.

Bajo la dirección del Dr. Ferdinand Piëch, se le confió a Audi la tarea de proporcionar el servicio de transporte – entonces conjuntamente con BMW y Mercedes Benz – en el Foro Económico Mundial de 1984 en Davos (Suiza). Una anécdota narra como el primer ministro bávaro de la época, Franz-Josef Strauss, viajaba a Davos en un coche de otra marca. Su vehículo se quedó bloqueado debido a las duras condiciones invernales y entonces fue recogido por un Audi con tracción quattro. El líder del partido CSU quedó muy impresionado y Audi había abierto la puerta del mundo de política. De este modo, a partir de 1987, Audi proporcionó este servicio en Davos de forma exclusiva.

Por este motivo, las reuniones anuales de expertos de economía de todo el mundo en Davos se han convertido ya en una tradición para el servicio de limusinas Audi. En estos eventos, los principales directivos de las grandes empresas mundiales como el Presidente de Microsoft, Bill Gates, el ex-Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, el ex-presidente estadounidense, Bill Clinton, así como reyes, jefes del gobierno y ministros de todo el mundo, han sido trasladados en la comodidad y exclusividad de un Audi A8. Alrededor de 100 modelos de A8 están de servicio cada año sobre las nevadas carreteras de Davos.

Volviendo a los comienzos, en 1986, Audi montó su primer blindado “un vehículo de protección especial” -como se conoce en el argot- y fue sometido a la aprobación oficial de la Oficina Estatal Bávara de Investigación Criminal. Sólo cuando se emitió la certificación oficial, Audi estuvo autorizada a proporcionar coches para visitas oficiales. La marca de los cuatro aros tuvo su bautismo de fuego ese año, cuando proporcionó transporte al Rey Carlos Gustavo de Suecia durante una visita informal a Alemania. El banderín, como requiere el protocolo para que los vehículos “vuelen” en una visita oficial, sirvió no sólo para dicha visita sino también al Audi 200 quattro durante la audiencia del heredero al trono británico, en noviembre de 1987.

Con el paso de los años, Audi se ha ganado una excelente reputación entre los departamentos de gobierno. La marca ha alcanzado este prestigio con productos de primera clase, una amplia gama de servicios, una flexibilidad suprema y una calidad y organización más que eficiente. El fabricante de Ingolstadt considera que este trabajo es mucho más que la asignación de un vehículo para hacer un transporte. Para Audi, el papel de compañero de confianza es de una importancia extrema.

Esto es claramente apreciado por cancillerías estatales, la Casa Real y la Presidencia del Gobierno español, el Departamento alemán de Asuntos Exteriores, la Unión Europea, así como por ministerios y gobiernos de todo el mundo. Audi proporciona los vehículos y asegura su mantenimiento para acontecimientos del más alto nivel, como las reuniones para la presidencia de la Unión Europea. Además se encarga de transportar los coches al lugar del acontecimiento y su posterior recogida. A cambio, Audi es el compañero exclusivo para el evento. Así, es fácil ver a los presidentes de dos primeras potencias mundiales llegar a un encuentro en un Audi.

La primera vez que Audi desplegó su flota en la Unión Europea fue durante la tenencia alemana de 1994. La lista de acontecimientos en los cuales Audi ha proporcionado un servicio de transporte es ahora tan larga como ilustre. Además de en numerosas visitas oficiales, Audi ha estado en activo en todos los eventos durante la presidencia de Unión Europea de Alemania, Portugal, España, Dinamarca, Grecia, Irlanda, Austria,… así como en varias conferencias ministeriales y OSCE, reuniones de la OTAN, G7/G8, Cumbres Económicas Mundiales y consultas bilaterales franco-alemanas.

La marca de Ingolstadt también proporcionó la movilidad durante las visitas por el Papa Benedicto XVI a la Convención Mundial Juvenil 2005 en Colonia y también en su visita a Polonia y a Baviera en 2006.

Además, el año pasado, Audi fue protagonista en España en dos eventos de máxima relevancia internacional como fueron la Cumbre de Jefes de Estado Iberoamericana, celebrada en Salamanca, y la Cumbre Euromeditarránea de Barcelona.

En 2007 también se incluye la designación de Audi para la presidencia de la Unión Europea de Alemania y Portugal. Ambos gobiernos confiarían, por segunda vez, la seguridad y confort de su transporte a la marca de los cuatro aros.

Otros acontecimientos ilustres en los cuales Audi ha participado fueron las bodas reales en España y Bélgica, el Festival de Salzburgo o conciertos ofrecidos por “Los Tres Tenores”, Phil Collins, Elton John, Seal o Lang Lang.

Por otro lado, las asignaciones más grandes para el servicio de limusinas Audi han sido la 58ª reunión del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, celebradas en el Emirato árabe de Dubai, así como la 6ª Cumbre Unión Europea-Latinoamérica-Caribeña celebrada en Viena, en mayo 2006.

Doscientos cincuenta Audi A8 proporcionaron transporte seguro y cómodo a los más altos representantes de ambas organizaciones, entre los que destacan los 184 bancos centrales que asistieron a esta reunión en el Golfo. Esta misión en Dubai dio a Audi un importante impulso de imagen en las regiones de Oriente Próximo y Oriente Medio.

Entre los 250 Audi A8 totalmente equipados de Dubai, había diez A8 blindados para proporcionar la máxima protección a los participantes, que cumplían con las más altas cotas de seguridad. Todos los A8 utilizados en este evento equipaban motores de 8 cilindros y la tracción permanente a las cuatro ruedas quattro. Esta flota fue enviada al Emirato árabe en un viaje en barco de 6.000 kilómetros y luego fue preparada para la asignación in situ. Esto supuso un enorme desafío logístico y de organización, porque, en este caso particular, Audi también era responsable del servicio técnico y mantenimiento durante la reunión del Banco Mundial, así como de entrenar a los chóferes y familiarizarles con el vehículo.

Sin embargo, en Viena, un total de 155 berlinas A8 participaron en el acontecimiento más grande durante la presidencia de Austria de la Unión Europea. En la capital austriaca, la Unión Europea-LAC fue considerado el acontecimiento político más grande desde el Congreso de Viena de 1815. Un total de 65 delegaciones, incluyendo 60 jefes de gobierno con sus Ministros de Asuntos Exteriores, así como los líderes superiores de OTAN y las Naciones Unidas, se reunieron para mantener conversaciones políticas.

Era la primera vez que en Viena se daban cita 30 modelos de Audi A8 de color plata con el motor diesel 4.2 TDI (8 cilindros y 325 CV) y que estaban de servicio en la flota. Esto muestra la buena aceptación del alto rendimiento de los Diesel de Audi en la sociedad más exigente. A estos vehículos se unieron 15 Audi A8 blindados.

Pueden transcurrir más de dos años entre los contactos iniciales de un departamento de gobierno y el acontecimiento en cuestión. El período de preparación está salpicado de negociaciones, consultas, coordinación y reuniones de planificación. Porque cuando llega el acontecimiento real, la organización tiene que ser perfecta, la seguridad no debe tener fisuras y todo ello combinado con un alto grado de flexibilidad. Todos los procedimientos han de estar escrupulosamente estudiados. Por eso la política de Audi no acepta más que diez acontecimientos de esta envergadura cada año, a pesar de que se reciben hasta 100 solicitudes anuales en este sentido. La flota de vehículos Audi disponibles para el Servicio de Limusina comprende 100 modelos Audi A8 de batalla larga y 20 unidades blindadas del Audi A8 en color plata.

En los grandes acontecimientos se utiliza la flota completa. Y si es necesario, Audi puede suministrar limusinas de lujo adicionales. El depósito central es un pasillo grande, de alta seguridad, en las proximidades de Ingolstadt. Los vehículos son transferidos desde allí al lugar de acontecimiento por camión o, si es necesario, por barco e incluso avión, si van destinados a ultramar. En cada país el importador local de Audi se encarga de la organización, siempre de la mano de la oficina central de Audi en Ingolstadt.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario