AUDI CELEBRA EL 25º ANIVERSARIO DEL SPORT QUATTRO

El Audi Sport quattro acaba de cumplir 25 años. En 1983 el “Shorty”, como fue apodado cariñosamente, causó sensación al erigirse como el automóvil alemán más potente fabricado en serie. Por ello resulta lógico que Audi Tradition esté representada en la vigésima edición de la muestra Techno Classica de Essen, Alemania (del 26 al 30 de marzo) con el lema “25 Años de Audi Sport quattro”. Los cinco vehículos de serie expuestos en el pabellón número siete no serán las únicas atracciones. Audi Tradition llevará también un invitado especial, que no es sino la última incorporación a su colección histórica: el Audi Sport quattro Grupo B de rallyes. Sólo sobreviven cinco unidades de esta máquina tan especial en todo el mundo. Otra de las novedades de este año es que Audi Tradition ofrecerá en una edición limitada a 333 unidades de la Maqueta del Año a escala 1:43, la primera de las cuales podrá ser adquirida en Techno Classica. En 2008 será un Audi Sport quattro de color naranja.

El Audi Sport quattro tiene tras de sí una historia verdaderamente especial. Para mantenerse en el liderato de la competición se adoptó el “Ur-quattro”, se acortó la distancia entre ejes y se desarrolló un motor de doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro. Para que un coche de tales características fuera admitido en el Grupo B de los rallyes, el reglamento internacional por el que se regía esta modalidad imponía que como mínimo debían fabricarse en serie 200 unidades. En realidad, Audi produjo un total de 214 unidades en Ingolstadt y las vendió en todo el mundo al precio de casi 200.000 marcos alemanes cada uno. Durante mucho tiempo, el Audi Sport quattro se mantuvo como el vehículo más caro jamás comercializado por la marca. Pero, a cambio, el cliente se llevaba algo verdaderamente excepcional.

El coche rezumaba tecnología y altas prestaciones por los cuatro costados. Cuando se presentó en el Salón de Frankfurt de 1983, el “Shorty” de 306 CV llegaba con la tarjeta de presentación de ser el automóvil alemán más potente producido en serie. Los ingenieros realizaron un trabajo brillante a la hora de combinar en un sólo automóvil las cualidades de una auténtica bestia de competición de impresionante rendimiento con la fiabilidad necesaria para ser utilizado a diario en carreteras abiertas al tráfico. La carrocería del Sport quattro estaba fabricada en aramida y plástico reforzado con fibra de carbono. La versión de rallyes del coche mostró un excelente rendimiento en los campeonatos mundiales de 1984 y 1985, aunque no produjo la revolución que el equipo Audi había esperado. Por aquel entonces, Audi Sport fabricó 22 unidades, de las que hoy sobreviven únicamente cinco. A finales de 2007, Audi Tradition consiguió comprar uno de los pocos Audi Sport quattro supervivientes. Aún hay aproximadamente 140 de los 214 coches de serie originalmente fabricados. Su cotización actual se sitúa cerca del precio original al que fueron vendidos.

En el stand de Audi Tradition del pabellón 7 de Techno Classica, el coche de competición estará situado en el centro de un punto de asistencia típico de los rallyes de la década de los 80. No menos interesantes serán sus hermanos menores, los cinco Sport quattro de serie en los cuatro colores originales en los que se vendieron: rojo tornado, azul Copenhage, verde malaquita, blanco alpino y un negro muy especial.

También hay importantes novedades para los coleccionistas. En 2008 la sección de maquetas de Audi Tradition inaugurará el premio Maqueta del Año de Audi Tradition. Así, se encontrará disponible una edición limitada de sólo 333 unidades por primera vez en Techno Classica, reproduciendo el Sport quattro en color naranja. El Museum Mobile de Audi de Ingolstadt, el August Horch Museum de Zwickau y el Audi Club International (ACI), la organización bajo la que se agrupan todos los clubs de entusiastas de la marca y de las marcas predecesoras, también estarán representados en el stand de Audi Tradition.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario