AUDI ASUME LA DIRECCIÓN DE LA FACTORÍA DE BRUSELAS

– Mayor capacidad productiva para un mayor crecimiento
– La producción del A3 alcanza un ritmo de 30.000 unidades anuales
– Desde finales de 2009 se fabricará el Audi A1

La historia de éxitos de Audi no se detiene y, tras la ceremonia celebrada en la factoría de Bruselas, la familia Audi cuenta con un nuevo miembro. Compuesta por una plantilla de unos 2.200 trabajadores, la planta belga va a integrarse en la red de producción de Audi.

La nueva fábrica es uno de los requisitos para que Audi alcance el objetivo estratégico de fabricar 1,5 millones de automóviles el año 2015. Y lo que es más, la cadena Ingolstadt-Bruselas aportará la posibilidad de que la flexibilidad productiva se incremente aún más.

En presencia del Primer Ministro belga, Guy Verhofstadt, del Presidente del Consejo de Supervisión de Volkswagen AG, Dr. Ferdinand K. Piëch, del Presidente del Consejo de Dirección de Volkswagen AG, Dr. Martin Winterkorn, del Presidente del Consejo de Dirección de Audi AG, Rupert Stadler y del Consejo Supervisor y la dirección de AUDI Bruselas S.A./N.V., se dio la orden de arranque para la producción del Audi A3 Sportback y los Cuatro Aros de Audi fueron descubiertos simbólicamente. Tres Audi A3, con los colores de la bandera belga (negro, amarillo y rojo) ocuparon un lugar destacado en el acto.

Cuando se complete la reestructuración de la planta, que va a acometerse ahora, el volumen de producción de Audi Bruselas alcanzará las 84.000 unidades este año. A partir de finales de 2009, el Audi A1 se fabricará exclusivamente en Bruselas. “Estamos encantados de incrementar nuestra capacidad en el Grupo gracias a la aportación de la fábrica de Bruselas y su motivado equipo. Nuestra intención es convertir a Audi Bruselas en una referencia en el Grupo Volkswagen en lo que a procesos de producción y productividad atañe”, explicó el Presidente de Audi, Rupert Stadler.

La adopción de la responsabilidad productiva de la planta de Bruselas supondrá también la introducción del exitoso Sistema de Producción Audi. Con él se harán realidad diferentes procesos de mejora continua, por ejemplo, que optimizarán la eficiencia económica de la fábrica. “La factoría de Bruselas vuelve a adquirir una trayectoria ascendente. Podemos confiar en las sensacionales capacidades de nuestra plantilla”, explicó Dr. Werner Widuckel, Miembro del Consejo para Recursos Humanos de AUDI AG y Presidente del Consejo de Supervisión de Audi Bruselas.

El marco de condiciones para un nuevo convenio colectivo figuran en una carta de intenciones firmada por la dirección de AUDI AG y los sindicatos belgas el pasado 12 de marzo en Ingolstadt. Junto con una reducción de costes laborales cifrada en un 20% para 2009, dichas condiciones incluyen la garantía de estabilidad laboral hasta el año 2010, flexibilidad de horarios laborales, garantía de ingresos fijos, participación en los beneficios de la compañía, una organización del trabajo innovadora, un puesto de trabajo atractivo, con prevención de riesgos laborales y un proceso de formación continua para la plantilla. Según Widuckel, “El acuerdo es válido sin ninguna reserva y será respetado en su totalidad”.

Las últimas negociaciones relativas al convenio colectivo deberían concluir a finales de junio. Más del 76% de la plantilla ya votó a su favor en un referéndum convocado en marzo. “Fue un veredicto muy claro”, según Alfons Dintner, portavoz de la dirección de Audi Bruselas. “La planta tiene la firme determinación de salir fortalecida del proceso de reestructuración y con un buen futuro por delante”. Otra de las ventajas es que Audi ya ha construido el Audi A3 con éxito en la planta de Bruselas entre el otoño de 2004 y el final de 2005 y, por tanto, “está preparada para la nueva era Audi”, afirma Dintner.

La planta de Bruselas encaja a la perfección en el proceso productivo de Audi. La producción de modelos de gran tirada en dos emplazamientos diferentes, como el Audi A3 Sportback en Ingolstadt y Bruselas, permite a la compañía responder de manera flexible a las fluctuaciones de la demanda. Ello garantiza un nivel constante de capacidad de aprovechamiento de las dos fábricas y permite que se protejan los empleos a largo plazo. “Tras la profunda reestructuración, esta planta de producción estará dotada de la capacidad para desempeñar un papel de líder en la industria del automóvil”, señala Frank Dreves, Miembro del Consejo de Audi para la Producción.

En el ejercicio 2006, Audi consiguió cifras récord en materia de producción, ventas, ingresos y beneficios antes de impuestos. Esta tendencia tuvo continuidad en el primer tercio de 2007. Las ventas de vehículos en todo el mundo se incrementaron en un 9,4%, alcanzando las 332.900 unidades entre enero y abril. Por primera vez, Audi acaba de presentar un informe cuatrimestral que refleja ingresos y beneficios. Comparado con el mismo período de 2006, los beneficios derivados de las ventas del Grupo Audi aumentaron en un 13,4%, alcanzando los 8.679 millones de euros (frente a los 7.654 millones del ejercicio anterior). El beneficio de explotación aumentó desde los 350 millones de euros hasta los 401 millones, lo que supone un incremento porcentual del 14,6%.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario